inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 23 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/12/2009 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Sin esta vivienda de Timoteo Domingo se abriría el eje totalmente.
Mejorar la circulación en el distrito sería posible
La desaparición de la infravivienda del barrio de Pueblo Nuevo mejoraría la circulación. Sin embargo, la expropiación de los terrenos no parece sencilla.

 

Durante décadas se han mantenido ahí, erguidas. Como los últimos rescoldos de una época que se niega a decir adiós. Situadas, una en la calle Los Collados, entre Lago Constanza y José María Pereda; y la otra en la calle Timoteo Domingo, esquina con Gómez de Avellaneda, estas dos casas, que hoy pasan como infravivienda, empiezan a sobrar en el barrio. Y es que, a pesar de que en ellas habitan varias familias, lo cierto es que presentan formas de vida poco normales, tal y como ha presentado el PSOE ante el Ejecu-tivo.

Un futuro mejor para todos
La desaparición de estos edificios, no sólo podría mejorar el estilo de vida de sus propietarios, que están padeciendo desde hace años unas condiciones de insalubridad e inseguridad importantes; sino que también ayudaría en buena medida a mejorar la circulación del tráfico rodado.

En el pasado Pleno de Distrito, el Grupo Municipal Socialista proponía la expropiación de dichas parcelas, y así utilizar esos espacios para abrir la calle a los vehículos circulando de este a oeste. Además, esta nueva vía, que quedaría paralela a la calle  Alcalá, serviría de alternativa cuando esta se encuentre colapsada, descongestionando así su circulación.

Vieja reivindicación
Por su parte, el equipo de Gobierno que se postula a favor de la apertura de ese eje, explica que “la expropiación no depende únicamente del Ayuntamiento”, y está sujeta a plazos administrativos. Además, parece ser que los inquilinos están intentando alargar el proceso todo lo que pueden para ganar tiempo, y retrasar la expropiación. Ya en enero de 2009, este periódico publicaba un artículo acerca del estilo de vida llevado por las familias que habitaban en una de estas infraviviendas. Entonces EL DISTRITO pudo saber que sus inquilinos no desean abandonar su hogar, aunque sí aceptarían algunas mejoras.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic