inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 24 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
31/01/2007 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Vecinos indignados porque grupos de inmigrantes cobran a los niños españoles por jugar en las canchas
Este problema, que nació hace aproximadamente cinco años, se acentúa con el aumento de la formación de bandas latinas en el distrito.

Desde hace ya varios años viene siendo habitual que los grupos latinos que se concentran en las canchas del distrito cobren a los niños españoles por jugar en ellas. Una práctica que, además de ilícita, despierta el enfado de los vecinos madrileños que se sienten ofendidos en su propia casa, en su barrio de toda la vida.

Muchos de los afectados por este hecho, tan indignante como injusto, aseguran que todo comienza el día en que el cura de la Parroquia de San Romualdo, situada en el barrio de Ascao, emprende un proyecto para ayudar a venir al barrio a numerosos feligreses de Iberoamérica. “No todos los extranjeros respondieron bien, y fue cuando comenzaron los problemas: muchos exigían dinero por el uso de las pistas deportivas del barrio, al igual que con la zona de juegos de numerosos parques del distrito”, asegura un vecino de la zona. Esta historia se puede escuchar de la boca de muchos de los madrileños que habitan en Ciudad Lineal; no hay que olvidar que se trata de uno de los distritos con mayor índice de población inmigrante, y la convivencia no siempre es fácil. La situación comenzó a irse de las manos, los problemas y enfrentamientos entre ambas culturas se sucedían irremediablemente en el día a día; tanto fue así que el párroco intentó poner freno a la situación y luchó por erradicar dichas prácticas. Y aunque en cierta medida lo consiguió, ayudado también por el gran control policial y las constantes patrullas que vigilan el distrito, a día de hoy todavía se siguen sufriendo altercados de este tipo.

A todo ello se suma el resultado de un estudio que asegura que la cifra de pandilleros latinos violentos se ha triplicado en los últimos tres años. Dato que empieza a alarmar a la población madrileña.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic