inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 15 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
26/02/2010 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La torre eléctrica a pocos metros de las ventanas de una vivienda de la calle Sambara.
Los vecinos de Quintana contra las torres eléctricas
El distrito, y en concreto este barrio, cuenta todavía con numerosas torres eléctricas distribuidas en diferentes puntos. Algunas de ellas pueden resultar peligrosas.

Varios representantes de la Asociación de Vecinos La Merced de Quintana han solicitado al equipo de Gobierno la eliminación de los obstáculos en las aceras del distrito. Se refieren, sobre todo, a las torretas eléctricas que, en algunos casos como en la calle Virgen de Lluc a la altura del parque Calero, ocupan casi el 50% del ancho de la acera.

La razón, según ha explicado el portavoz de la entidad vecinal, no es solamente mirar por el espacio que “quita al peatón” en su camino; sino velar por la seguridad del mismo. Estas torretas encierran en sí una gran carga eléctrica y suponen un problema de inseguridad para los transeúntes. En algunos casos, algunas de estas enormes torres metálicas, están a muy pocos metros de las ventanas de las casas, como es el caso de la que se encuentra en la calle Sambara, esquina con Doctor Vallejo. Acerca de la que hay en medio de la Plaza de la Reverencia, en pleno barrio de Quintana, ya se debatió en el año 2007, cuando estos mismos vecinos solicitaron al Ejecutivo la retirada de la misma. Parece ser que, aunque este prometió que en 2008 lo haría, “lo cierto es que a día de hoy, la torre sigue en el mismo sitio”.

Actualmente, sólo en el barrio de Quintana, encontramos: 11 torres metálicas, 21 postes de hormigón, 16 casetas de hormigón y 4 casetas metálicas.

Por un nuevo modelo de ciudad
Ante la petición, el equipo de Gobierno quiso recordar que “este Ayuntamiento ha sido el primero en impulsar un nuevo modelo de ciudad” en cuanto a la distribución del servicio eléctrico. Refiriéndose a que, aunque ahora se tiende a soterrar las líneas de electricidad, el Madrid de antes estaba compuesto por estas torretas y, por eso, todavía hoy quedan en pie algunas de ellas. Los vecinos, mientras tanto, insisten en que la Administración debería obligar a las compañías privadas que suministran la electricidad, a mejorar el espacio público.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic