inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 17 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
02/01/2016 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Claves para que los niños madrileños concilien el sueño
Es importante de cara a gestionar todo este nerviosismo saber cómo se le puede ayudar en casa, en su entorno más cercano y con sus seres queridos

Llega la Navidad, uno de los momentos de gran ilusión para los más pequeños de la casa. Ya desde los días previos a las vacaciones, la magia de estas fechas, junto con una mezcla de nervios e ilusión, comienza a impregnarse los hogares y la conciencia de los niños: la colocación del Portal de Belén, el árbol de Navidad, la decoración navideña, los festivales escolares, la iluminación de las calles, etc. Todo este entorno va generando en los más pequeños un sinfín de emociones que a veces no son capaces de gestionar ni de controlar.

Pese a que los padres puedan organizar magníficas actividades para distraer a los niños, existe un punto álgido inevitable en el nivel de nerviosismo de los niños. El acercamiento de una situación nueva, la llegada de personas que no conocen a su casa y por la noche, como es el caso de Papá Noel o los Reyes Magos, genera en gran ilusión pero también incertidumbre.

La excitación es tal que los niños tardan en conciliar el sueño uno y otro día, comenta la Dra. Milagros Hijosa, responsable de la Unidad del Sueño del Hospital La Milagrosa de Madrid,  perjudicando su descanso reparador debido al frenesí de actividades que se generan en torno a estos días, terminando agotados y pudiendo afectar a su salud.

Es importante de cara a gestionar todo este nerviosismo saber cómo se le puede ayudar en casa, en su entorno más cercano y con sus seres queridos.

Para saber si el pequeño está sufriendo ansiedad existen una serie de síntomas que aportan a los padres claros indicios de que el niño está siendo superado por los acontecimientos: Problemas para dormir, cambios en el apetito (comer poco o con profusión...), diarrea, incremento o disminución de la actividad física,cansancio o fatiga, apatía, pasividad, irritabilidad y risteza...









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic