inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 22 de febrero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
18/01/2018 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Cruz Roja atendió a más de 7.000 personas solicitantes de asilo y refugio
Cruz Roja Comunidad de Madrid atendió en 2017 a más de 16.000 personas inmigrantes a través de distintos programas, como la acogida integral o la lucha contra la Trata de Seres Humanos.

Entre las personas migrantes, uno de los grupos más vulnerables lo componen aquellas que huyen de conflictos armados o de situaciones de violencia, personas refugiadas o solicitantes de asilo, entre las que la organización atendió a más de 7.000 personas durante el pasado año en nuestra región,

En cuanto a las nacionalidades de las personas atendidas, en los últimos meses se ha producido un importante repunte de solicitudes de hispanohablantes, principalmente de Venezuela, seguido por Colombia, Honduras o El Salvador. También destaca la incidencia de personas de otros países como Palestina, Camerún o Congo.

“Cruz Roja es una de las organizaciones que participan en la gestión del programa de acogida a personas solicitantes de protección internacional en España, financiado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. La intervención consta de varias fases que cubren desde la primera acogida hasta la integración y la autonomía de los participantes, con una duración de 18 meses”, indica Jose Zamora, Coordinador del Programa de Refugiados de Cruz Roja en la Comunidad de Madrid.

Para ello, Cruz Roja diseña itinerarios personalizados de inserción socio laboral que cubren todas las necesidades básicas de las personas refugiadas y solicitantes de Protección Internacional, ofreciéndoles, entre otros, servicios de apoyo jurídico, psicológico, traducción e interpretación, aprendizaje del idioma, ayudas económicas, formación, orientación e intermediación laboral.   

El incremento del número de solicitantes de asilo es uno de los retos, pero no el único. “Otra de las necesidades que tenemos actualmente es el de poder disponer de voluntariado capacitado para enseñar el idioma a las personas refugiadas y, también, poder contar con pisos de alquiler para estas personas que huyen de la guerra o de la persecución”, recalca Jose Zamora.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic