inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 21 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
26/04/2012 - Alejandro Melgares de Aguilar Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Más de 35.000 comercios constituyen el Foro de Empresarios de Comercio Urbano contra la liberalización del comercio

Más 35.000 comercios de Madrid han constituido el Foro de Empresarios de Comercio Urbano, FECUR, para "plantarse" ante el Gobierno regional ante la "previsible inminente" aprobación de la ley de liberalización de horarios comerciales, han informado los responsables.

Este foro reúne a las asociaciones y organizaciones de este sector en la región entre las que se encuentran COCAM, ADEPESCA, COPYME, FEDECARNE, FECOSUR, Asociación de Comerciantes de Calzado, entre otras. Su objetivo es colaborar de forma activa en la protección y revitalización del sector.

El Foro solicita a la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid que demuestre documentalmente los análisis que ha realizado para asegurar que la medida para liberalizar los horarios comerciales va a crear, "como afirma el Gobierno regional, 20.500 puestos de trabajo".

Para los comerciantes, desde 2006, en las que se encadenan ampliaciones de los horarios de apertura el Comercio urbano minorista "sólo ha registrado pérdida de empleo, descenso del número de establecimientos y una importante reducción de las ventas", han apuntado.

Esta organización se opone a esta medida "improvisada, que sólo beneficiará a un parte de los establecimientos y que acaba con un tejido productivo esencial para la sostenibilidad de las ciudades". No entiende que esta reforma que "supone un cambio estructural profundo en el sector, no haya sido consensuada con anterioridad, con los principales afectados: los comerciantes".

Más allá, FECUR cree que liberalizar horarios sólo ocasionará más gastos para un sector "muy afectado por el parón del consumo, y que no aportará nuevos ingresos ni nuevas demandas, ya que los consumidores no necesitan más horas para comprar sino recuperar la confianza".

Medida no demandada por los consumidores

Además, considera que el actual marco de horarios comerciales permite que los consumidores tengan bien atendidas sus necesidades, "un hecho que lo constata el barómetro del CIS del mes de abril de 2011, en el que se afirma que el 87 por ciento de los españoles se siente poco o nada perjudicado con los horarios comerciales actuales".

En este sentido, hace referencia a diferentes informes que explican que, desde que en 2006 los sucesivos gobiernos de la Comunidad de Madrid comenzarán a aprobar medidas de liberalización de los horarios, la región ha perdido 4.458, locales pasando de 75.505 en 2006 a 71.047 en 2010.

En cuanto a la evolución del empleo, durante el periodo 2007-2010 en Madrid se ha descendido un 4,27 por ciento, mientras que en regiones con una política de horarios comerciales más restrictiva como Castilla-León ha aumentado un 15,37 por ciento; en Baleares, un 3,67 por ciento y en Navarra, un 12,83 por ciento, ha asegurado FECUR.

FECUR recuerda que en los diferentes programas de dinamización del sector, el Gobierno regional siempre ha hablado de la creación de 20.000 puestos de trabajo, "cifra que se repite en este nuevo proyecto de ley". Este foro se siente alarmado por "las prisas con las que el Ejecutivo de Aguirre ha comenzado a tramitar la ley, sin responder a las grandes dudas y los fuertes temores que está causando en una parte del sector", ha criticado.

Los comerciantes minoristas creen que la norma "bloquea el emprendimiento, un elemento esencial para dinamizar el consumo y afrontar la crisis". En este sector en la Comunidad de Madrid, hay 8,20 autónomos por cada mil habitantes, mientras la media nacional es de 11,30.

"Si ya era baja la cifra, sobre todo respecto a otras comunidades, es difícil ver cuáles pueden ser las ventajas que arrastra la nueva. Si ya teníamos los horarios más amplios y nos ha ido peor, es difícil saber porque una liberalización total, puede ayudarnos a mejorar", ha considerado.

Otra de las razones por las que FECUR se opone de forma tajante al proyecto de ley es la "discriminación que impone la norma y los peligros que supone para el reequilibrio territorial". "Se trata de una apuesta única por parte del Gobierno hacia los grandes establecimientos comerciales y centros comerciales, situados, principalmente en la afueras", ha dicho.

Según ha señalado, serán los únicos que podrán afrontar los nuevos horarios y mantener los comercios abiertos a cualquier hora. "Para los comerciantes minoristas de barrio resulta imposible mantener este ritmo laboral. Una apertura total hará cambiar los hábitos de la demanda hacia los grandes y abandonar los pequeños establecimientos", ha lamentado.

Para FECUR, "el Gobierno de la Comunidad de Madrid "se olvida de que el comercio urbano o de proximidad es esencial para mantener la sostenibilidad de las ciudades, que es esencial en la cultura del emprendimiento y que ofrece el empleo más estable". Por lo cual, la ley sólo puede ahondar "en la discriminación y destrucción de empleo y de un sector, que por cuyos beneficios debería gozar de especial protección".

Por este motivo entiende que el Gobierno regional debería centrar su trabajo en la elaboración de medidas que permitan el mantenimiento del sector, que incentiven la creación de nuevas empresas y que contribuyan a aumentar el consumo y la demanda.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic