inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 19 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
29/11/2010 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Imagen de la cárcel de Valdemoro.
Presos de la cárcel de Valdemoro denuncian una plaga de chinches
Al parecer se trata de una histórica reivindicación y no es la primera vez que ocurre.

Familiares de presos internos en la prisión madrileña de Valdemoro llevan meses denunciando una plaga de chinches que provoca que los reclusos tengan que ser trasladados de forma constante a la enfermería del Centro Penitenciaria Madrid III. La Ley Orgánica General Penitenciaria establece que los establecimientos penitenciarios deben satisfacer las necesidades de la higiene y estar acondicionadas de manera que el volumen de espacio, ventilación, agua, alumbrado y calefacción se ajuste a las necesidades de internos.

Pese a este precepto penitenciario, las quejas de la deficiente limpieza en los centros penitencias suelen ser comunes entre los familiares de los internos. Una de las consecuencias de esta falta de higiene es la proliferación de chinches de cama, garrapatas y cucarachas. Desde Instituciones Penitencias que "hay inspecciones sanitarias" de forma rutinaria en todas las prisiones de España.

Las mismas fuentes han indicado que hace dos semanas un funcionario de Valdemoro dio parte de que había chinches en unas de las celdas. "La celda se clausuró y se desinfectó. Hace ocho días, se volvió a utilizar", han indicado. "Mi hermano baja de forma constante a la enfermería por picaduras de chinches en su colchón", ha denunciado a Europa Press una familiar de un preso interno en Valdemoro por un delito de homicidio. "Desde que ingresó, las picaduras son constantes", ha denunciado. Además, ha indicado que la cocina de la prisión está plagada de cucarachas, según comentan los propios internos a sus allegados.

Situación histórica
La aparición de chinches en sedes de la Administración pública relacionadas con el ámbito judicial no es nueva. El pasado agosto, los funcionarios del Juzgado de Instrucción número 48 de Madrid de Plaza de Castilla denunciaron la presencia de chinches y garrapatas con motivo de las "pésimas condiciones de salubridad e higiene" en las que se encuentra el Juzgado de Guardia de Diligencias de Madrid. De hecho, un funcionario tuvo que ser hospitalizado por una picadura de ácaros, mientras que un médico forense sufrió picaduras de garrapatas, por lo que ha necesitado tratamiento médico. Además, el magistrado Marcelino Sexmero, del Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid, también sufrió la picadura de un chinche durante la realización de una reciente guardia de diligencias.

Asimismo, los sindicatos denunciaron hace meses la aparición de ratas en dependencias judiciales en esta sede, concretamente en el Juzgado de Instrucción número 2.
 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic