inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 11 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
15/07/2010 - Guillermo Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Primer paso para que exista un parque Nacional madrileño
Estará situado en la Sierra de Guadarrama

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha decidido aprobar hoy la propuesta inicial para la creación del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, con el que da el último paso para la creación de un área que contará con 19.775 hectáreas de la vertiente madrileña de la Sierra.

El Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama discurrirá por 12 municipios de la Sierra madrileña: Alameda del Valle (652 hectáreas), Becerril de la Sierra (407 ha), El Boalo (524 ha), Cercedilla (1.199 ha), Lozoya (185 ha), Manzanares el Real (6.649 ha), Miraflores de la Sierra (416 ha), Los Molinos (79 ha), Navacerrada (909 ha), Pinilla del Valle (701 ha), Rascafría (7.896 ha) y Soto del Real (152 ha), todos ellos territorios que en la actualidad integran el Parque Natural de Peñalara, gran parte del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, espacios de la Red Natura y Montes de Utilidad Pública de las zonas altas de la Sierra de Guadarrama.

Las 19.775 hectáreas propuestas como Parque Nacional por la Comunidad de Madrid se unirán a las aproximadamente 12.500 hectáreas aportadas por Castilla y León, dando forma a una propuesta definitiva y conjunta, que será remitida al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, que podría alcanzar las 32.000 hectáreas de territorio de máxima protección en ambas vertientes de la Sierra de Guadarrama.

La declaración como Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama se justifica por la presencia en la zona de nueve sistemas naturales asociados a la vegetación de alta montaña, a bosques de coníferas, a humedales de alta montaña y a sistemas singulares de origen glaciar y periglaciar.
Asimismo, las condiciones ambientales de la Sierra de Guadarrama han propiciado la convivencia de más de 30 tipos diferentes de vegetación, ocupando las mayores superficies los pinares naturales de montaña, los matorrales de cumbre, los robledales, abedulares, fresnedas adehesadas y los bosques de ribera.

Además, en la zona se han identificado 21 hábitats de interés comunitario y se han contabilizado 112 especies de flora de interés y otras 74 especies de fauna. Destaca la presencia en la zona de especies emblemáticas y en peligro de extinción como la cigüeña negra, el buitre negro, el águila imperial ibérica y una amplia gama de rapaces, nutrias, corzos, cabra montesa y diversos anfibios como el tritón jaspeado y el sapo partero.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic