inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 22 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
09/08/2011 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Este tren llevaba circulando más de 30 años por diferentes líneas.
Último viaje del tren más antiguo de la red de Metro, tras 37 años de servicio
La Comunidad despide al tren más antiguo de la red de Metro, tras 37 años de servicio y 4 millones de km recorridos

 

El consejero de Transportes, Antonio Beteta, realizó el último viaje en el modelo 5000 primera serie, una joya ferroviaria del suburbano. Estos coches, que se incorporaron en 1974, fueron los primeros de gálibo ancho y suspensión neumática. Ahora, Metro de Madrid está introduciendo el modelo 8.400 de los que 17 unidades ya circulan por la línea 6.
Metro de Madrid dice adiós al tren más antiguo de la red, un modelo 5000 primera serie de seis coches, que lleva circulando más de 30 años por diferentes líneas. Este tren supuso un avance muy importante en el mundo ferroviario cuando se introdujo en la red. Después de casi 4 millones de kilómetros, hoy hace su último recorrido por la Línea 9 por la que lleva circulando 31 años. La modernización del parque de materialmóvil y el plan de modernización de la línea 6 han supuesto la retirada deestos coches, tras 37 años de servicio.

El consejero de Transportes, Antonio Beteta, realizó hoy el último viaje en este clásico del suburbano, un recorrido entre las estaciones de Plaza de Castilla y Mirasierra, que ha servido para despedir a este coche 5000-primera serie que empezó a circular por la red de Metro de Madrid en el año 1974.

Beteta destacó lo importante que fue en su momento la incorporación de estos trenes al metro madrileño pues introdujo importantes avances. Además de ser los primeros de gálibo ancho, también fueron los primeros en estar dotados de electrónica de control o de suspensión neumática, elemento este último de confort que han tenido todos los trenes de Metro de Madrid desde entonces. Igualmente, fueron los primeros en tener equipos de protección de tren, de conducción automática, en tener radiotelefonía entre el tren y el Puesto de Mando, y los primeros que fueron operados mediante agente único.

Los coches 5000-1ª serie han circulado en las líneas para las que fueron concebidos: la 7, luego la 6, la 8 y la 9. Actualmente por la línea 9, en la cual hace su último viaje, han sido sustituidos por trenes también modelo 5.000 pero más modernos, (5000 2ª y 4ª), además de trenes modelo 6.000.
Renovación de la flota
Igualmente, el consejero destacó la importante renovación de la flota de trenes que la Comunidad de Madrid viene realizando en los últimos años y que continúa en 2011. Así, circulan ya 17 trenes del nuevo modelo 8.400 por la línea 6, aunque en total se incorporarán de forma progresiva 30 unidades, hasta conformar una flota de 180 coches. La línea 11 también cuenta con algunas de estas unidades.

Estos trenes 8.400 son, los que fueron los 5.000 1º en su día, vanguardia y tecnología punta, ya que, entre otras cosas, incorporan sistemas de protección y conducción automática de última generación CBTC (Communication-Based Train Control), que permiten una mayor capacidad de transporte y seguridad en los viajes. También cuentan con sistemas de videovigilancia con dos cámaras por coche; comunicación tren-tierra y control automático del tren por radio y por banda ancha sin cables y sistemas de emergencia, evacuación y detección y extinción de incendios. Son hasta ahora los más modernos de la red.

Madrid tuvo un fuerte crecimiento de su población desde mediados de los años 50 hasta mediados de los 60 debido a la emigración que se produjo del campo a la ciudad en esta época. Conjuntamente con el incremento que se produjo en este mismo tiempo del parque automovilístico, ambos fenómenos provocaron, a mediados de los años sesenta, los primeros síntomas de congestión circulatoria en el centro de la ciudad.

Pensándose en que el número de habitantes de Madrid iba a continuar incrementándose de la misma manera en los años sucesivos, en1967 se trazó un ambicioso Plan de Ampliación de la red del Metro, considerando que era esta la mejor solución para descongestionar el centro de la ciudad ofreciendo un método rápido y barato de desplazamiento.

Este Plan de Ampliación de 1967 introducía novedades importantes en la concepción de las líneas de Metro: trenes más anchos y más largos, por tanto de mayor capacidad, más confortables, interestaciones algo mayores para aumentar la velocidad comercial y otras mejoras en las estaciones e instalaciones. Se planearon así cinco líneas: la 6, la 7, la 8 (antigua, que corresponde al tramo norte de la actual 10), la 9 y la 10 (que no es la actual 10 y que no llegó a ser construida). Nacía de esta manera la red de gálibo ancho.

Para esta nueva red se adquirieron los trenes de la serie 5000-1ª, que fueron puestos en servicio entre los años 1974 y 1976. Fueron construidos por C.A.F. (parte mecánica) y Westinghouse Española, S.A. (parte eléctrica). En total se construyeron 130 coches, formando unidades de dos coches en composición motor-motor, pudiéndose formar trenes de dos, cuatro ó seis coches.

No obstante, algunos de los trenes 5000-1ª serie van a tener una segunda vida, pues se encuentra muy avanzado el proceso de venta de un total de 24 coches (cuatro trenes de seis coches cada uno) al Subte de Buenos Aires (Argentina), para ser utilizados en su línea B. De hecho, hace unos meses se envió una unidad de la serie a Buenos Aires para pruebas de validación, que resultaron totalmente satisfactorias.
 
 
 

 

El consejero de Transportes, Antonio Beteta, realizó el último viaje en el modelo 5000 primera serie, una joya ferroviaria del suburbano. Estos coches, que se incorporaron en 1974, fueron los primeros de gálibo ancho y suspensión neumática. Ahora, Metro de Madrid está introduciendo el modelo 8.400 de los que 17 unidades ya circulan por la línea 6.

Metro de Madrid dice adiós al tren más antiguo de la red, un modelo 5000 primera serie de seis coches, que lleva circulando más de 30 años por diferentes líneas. Este tren supuso un avance muy importante en el mundo ferroviario cuando se introdujo en la red. Después de casi 4 millones de kilómetros, hoy hace su último recorrido por la Línea 9 por la que lleva circulando 31 años. La modernización del parque de materialmóvil y el plan de modernización de la línea 6 han supuesto la retirada deestos coches, tras 37 años de servicio.

El consejero de Transportes, Antonio Beteta, realizó hoy el último viaje en este clásico del suburbano, un recorrido entre las estaciones de Plaza de Castilla y Mirasierra, que ha servido para despedir a este coche 5000-primera serie que empezó a circular por la red de Metro de Madrid en el año 1974.

Beteta destacó lo importante que fue en su momento la incorporación de estos trenes al metro madrileño pues introdujo importantes avances. Además de ser los primeros de gálibo ancho, también fueron los primeros en estar dotados de electrónica de control o de suspensión neumática, elemento este último de confort que han tenido todos los trenes de Metro de Madrid desde entonces. Igualmente, fueron los primeros en tener equipos de protección de tren, de conducción automática, en tener radiotelefonía entre el tren y el Puesto de Mando, y los primeros que fueron operados mediante agente único.

Los coches 5000-1ª serie han circulado en las líneas para las que fueron concebidos: la 7, luego la 6, la 8 y la 9. Actualmente por la línea 9, en la cual hace su último viaje, han sido sustituidos por trenes también modelo 5.000 pero más modernos, (5000 2ª y 4ª), además de trenes modelo 6.000.
Renovación de la flota
Igualmente, el consejero destacó la importante renovación de la flota de trenes que la Comunidad de Madrid viene realizando en los últimos años y que continúa en 2011. Así, circulan ya 17 trenes del nuevo modelo 8.400 por la línea 6, aunque en total se incorporarán de forma progresiva 30 unidades, hasta conformar una flota de 180 coches. La línea 11 también cuenta con algunas de estas unidades.

Estos trenes 8.400 son, los que fueron los 5.000 1º en su día, vanguardia y tecnología punta, ya que, entre otras cosas, incorporan sistemas de protección y conducción automática de última generación CBTC (Communication-Based Train Control), que permiten una mayor capacidad de transporte y seguridad en los viajes. También cuentan con sistemas de videovigilancia con dos cámaras por coche; comunicación tren-tierra y control automático del tren por radio y por banda ancha sin cables y sistemas de emergencia, evacuación y detección y extinción de incendios. Son hasta ahora los más modernos de la red.

Madrid tuvo un fuerte crecimiento de su población desde mediados de los años 50 hasta mediados de los 60 debido a la emigración que se produjo del campo a la ciudad en esta época. Conjuntamente con el incremento que se produjo en este mismo tiempo del parque automovilístico, ambos fenómenos provocaron, a mediados de los años sesenta, los primeros síntomas de congestión circulatoria en el centro de la ciudad.

Pensándose en que el número de habitantes de Madrid iba a continuar incrementándose de la misma manera en los años sucesivos, en1967 se trazó un ambicioso Plan de Ampliación de la red del Metro, considerando que era esta la mejor solución para descongestionar el centro de la ciudad ofreciendo un método rápido y barato de desplazamiento.

Este Plan de Ampliación de 1967 introducía novedades importantes en la concepción de las líneas de Metro: trenes más anchos y más largos, por tanto de mayor capacidad, más confortables, interestaciones algo mayores para aumentar la velocidad comercial y otras mejoras en las estaciones e instalaciones. Se planearon así cinco líneas: la 6, la 7, la 8 (antigua, que corresponde al tramo norte de la actual 10), la 9 y la 10 (que no es la actual 10 y que no llegó a ser construida). Nacía de esta manera la red de gálibo ancho.

Para esta nueva red se adquirieron los trenes de la serie 5000-1ª, que fueron puestos en servicio entre los años 1974 y 1976. Fueron construidos por C.A.F. (parte mecánica) y Westinghouse Española, S.A. (parte eléctrica). En total se construyeron 130 coches, formando unidades de dos coches en composición motor-motor, pudiéndose formar trenes de dos, cuatro ó seis coches.

No obstante, algunos de los trenes 5000-1ª serie van a tener una segunda vida, pues se encuentra muy avanzado el proceso de venta de un total de 24 coches (cuatro trenes de seis coches cada uno) al Subte de Buenos Aires (Argentina), para ser utilizados en su línea B. De hecho, hace unos meses se envió una unidad de la serie a Buenos Aires para pruebas de validación, que resultaron totalmente satisfactorias.








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic