inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 24 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
19/06/2014 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Las ventas de coches usados en la Comunidad de Madrid suben un 8,3% hasta mayo
El auge del coche mileurista y el cierre del crédito explican que el 72% de los pagos sea al contado

Las ventas de vehículos de ocasión en la Comunidad de Madrid subieron un 8,3% hasta mayo, hasta las 4.581 unidades, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM). En España, las ventas crecieron un 5,5%, alcanzando las 690.349 unidades.

Según explicó hoy el presidente de (GANVAM), Juan Antonio Sánchez Torres, en rueda de prensa con motivo del XVIII Salón del VO que tendrá lugar en Madrid del 13 al 22 de junio, las ventas de vehículos de ocasión se situarán este año en el entorno de las 1.740.000 unidades, lo que supone un crecimiento del 5,2% con respecto al ejercicio anterior.

El responsable de la asociación, que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas, indicó que la relación de ventas VO/VN descenderá este año hasta niveles 2,1 a 1, debido no a la pérdida de fuelle del mercado de segunda mano, sino al incremento de la demanda de nuevos que cerrará previsiblemente en las 830.000 unidades (+14,8%) gracias al apoyo continuado de las distintas ediciones del Plan PIVE.

En estos últimos ejercicios el mercado del vehículo de ocasión ha ido consolidándose como un mercado con entidad e identidad propia, con su feudo de clientes y una estructura comercial similar al de nuevos, al igual que sucede en otros países con mayor madurez en el VO como Francia o Alemania. Tal es así que los usados se han convertido en la primera y única opción para cuatro de cada diez compradores en nuestro país.

Los vendedores estiman que si bien el mercado de ocasión en España va siendo cuantitativamente cada vez más fuerte, lo cierto es que todavía tiene mucho camino por recorrer hasta alcanzar el volumen de normalidad de 2,2/2,3 millones de unidades que le correspondería por población, renta per cápita y nivel de motorización; algo a lo que, sin duda, contribuirá la apertura gradual del grifo de la financiación siempre y cuando se “normalicen” las garantías exigidas.

Sin embargo, cualitativamente el mercado español arroja claros síntomas de debilidad puesto que los particulares concentran todavía el 61% del total de operaciones de VO, la mayoría de las cuales –siete de cada diez- tienen como protagonistas a vehículos de más de diez años; estamos hablando en muchos casos de ‘chatarra’ peligrosa para los automovilistas pues son vehículos que, a diferencia de los adquiridos a profesionales, carecen de contrato, garantías, ITV y un historial de mantenimiento que respalde su rodaje en carretera.

Al contado mejor

El hecho de que la mitad de las compras realizadas en el mercado de usados se corresponda precisamente con vehículos mileuristas explica, según los datos del Libro Blanco del VO de Ganvam, que el pago al contado sea la forma más usual, con un 71,8% de los encuestados, frente a un 18,8% que lo hace mediante financiación. Hay que destacar que más de un 84% de los que realizan su compra a un particular hacen su pago ‘a tocateja’, lo cual tiene mucha lógica puesto que la mayoría se sitúan por debajo de los 3.000 euros de importe.

Un mercado de extremos

De esta forma, el análisis de las ventas de usados muestra un mercado de extremos donde las operaciones con vehículos de más de diez años continúan creciendo y acaparan ya la mitad del mercado hasta mayo, casi un 9% más; al mismo tiempo que los vehículos de menos de tres años recuperan posiciones y aunque sólo suponen el 17% de las ventas, protagonizaron un llamativo crecimiento de casi el 7% en el acumulado del año.

Los precios se recuperan

Sin duda, uno de los factores que ha contribuido al crecimiento del mercado de VO es el ‘factor precio’ a pesar de que en el último año esté recuperando gradualmente posiciones después de que en 2008 se desplomaran drásticamente, obligando a los operadores de renting a reformular sus políticas de stocks y prorrogar sus contratos. Esta dinámica ha provocado una falta de oferta de vehículos entre tres y seis años procedentes de flotas que está presionando los precios al alza en un segmento de edades que resulta especialmente atractivo para el comprador de usado.

El ‘efecto renting’

Además, los operadores de renting también han influido sobre la oferta de vehículos de ocasión a través de sus políticas globales de gestión del stock de vehículos de remarketing, exportando buena parte de su flota de usados a otros países donde “cotizan a mejor precio”, conscientes de la importancia que unos buenos valores residuales juegan en sus cuentas de resultados. Valga como ejemplo cómo Alemania se ha convertido en estos últimos años en destino preferente para vehículos pequeños de baja cilindrada mientras que Francia lo es para vehículos comerciales.

Los pequeños rent a car buscan su ocasión

También es llamativo el papel que los pequeños operadores de rent a car vienen teniendo en estos últimos años como compradores directos de vehículos de ocasión con el fin de renovar sus flotas de una manera más asequible que si acudieran al mercado de nuevos. Esta tendencia, provocada por la falta de financiación, se localiza con mayor intensidad en zonas del litoral y con una elevada rotación de turistas extranjeros. No obstante, su cuota de mercado es muy pequeña con sólo un 2,1% de las compras totales.

Adiós a las automatrículas

Las matriculaciones tácticas que tan frecuentes fueron en los años de bonanza como fórmula lícita para alcanzar los objetivos de ventas, forman parte del pasado y la razón hay que buscarla en el Plan PIVE. Este programa de incentivos que subvenciona con al menos 2.000 euros de ayuda la compra de un vehículo nuevo ha desposicionado en precio a los usados más jóvenes restándoles uno de sus grandes atractivos, lo que ha frenado la práctica de las automatrículas y reducido, por tanto, el stock de kilómetros cero y seminuevos. A pesar de ello, el 17% de las ventas de profesionales a particulares son con vehículos de menos de  año de antigüedad, procedentes de kilómetro cero y rent a car.

Un largo recorrido para el VO

Ganvam considera que el mercado de VO tiene todavía un gran potencial de crecimiento en los segmentos de vehículos de más corta edad y en las compras a profesionales que repuntaron un 8,2% hasta mayo. Según sus estimaciones, los concesionarios y compraventas podrían ganar al menos a los particulares el 25% del mercado que actualmente mueven, lo que supondría engrosar su cifra de ventas en 250.000 unidades, es decir, casi un 40% más.

La asociación considera que esta afirmación ‘no es un brindis al sol’ sino que concesionarios y compraventas podrían incrementar su cuota de mercado de VO en diecisiete puntos, del 34% actual al 51%, trasladando al negocio de vehículo de ocasión las mismas políticas de seguimiento y fidelización de clientes que actualmente se están haciendo en el área de venta de vehículo nuevo y poniendo en valor las ventajas –contrato de compraventa, garantía, etc.- de adquirir un VO a un profesional.

Según el presidente de Ganvam, “la comercialización de un VO no acaba con la venta sino que comienza con ella y tiene continuidad con la posventa donde es necesario aplicar los mismos criterios de tratamiento, seguimiento y fidelización del cliente que se aplican en los programas de nuevos. La venta de un vehículo de ocasión tiene que ser sostenible en el tiempo; sólo así conseguiremos hacer de esta área una fuente real de ingresos y rentabilidad”.

Rentabilidad asegurada

Ganvam reconoce que las marcas están haciendo un gran esfuerzo por concienciar a las redes oficiales de distribución del peso que puede representar el vehículo usado en sus cuentas de resultados, quienes actualmente venden sólo 0,5 vehículos de ocasión por cada vehículo nuevo, a pesar de que la relación del mercado está casi cuatro veces por encima.

El vehículo usado se ha convertido en estos últimos años en un área de negocio crucial en las cuentas de resultados de los concesionarios, hasta el punto de aportar casi el 9% del margen de beneficio en el primer trimestre de 2014, un punto más que al cierre de 2013, según datos de Snap On Business Solutions para Ganvam. Sólo el mercado de segunda mano movió unos 3.760 millones de euros hasta mayo, un 6,5% más.

Erradicar la venta callejera

Sin embargo, prácticas ilícitas que han proliferado al calor de la crisis como el aumento de la venta callejera de vehículos por parte de "pseudo-profesionales" que se hacen pasar por particulares no benefician en absoluto al sector legalmente establecido. Esta práctica supone una competencia desleal hacia los vendedores que cumplen con todas sus obligaciones fiscales y administrativas, y representa un peligro para la seguridad de los conductores, ya que en ningún momento se garantiza que estos vehículos hayan pasado los mantenimientos y controles obligatorios por ley.

La erradicación de esta práctica pirata, que supone unas pérdidas de más de 300 millones de euros para el sector profesional, es una demanda histórica de Ganvam que el Proyecto del nuevo Reglamento General de Circulación recogía en su borrador inicial pero que desafortunadamente se ha retirado por razones incomprensibles y ante lo cual la asociación ya ha formulado sus alegaciones correspondientes, solicitando también, conjuntamente con ANFAC, una entrevista con el ministro del Interior.

Rebajar las transmisiones y un PIVE de VO

Entre las reivindicaciones también históricas, Ganvam viene solicitando a las comunidades autónomas que rebajen los tipos actuales del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) o, en su defecto, dilaten el periodo de exención de su pago de uno a dos años, ya que la crisis impide vender los vehículos usados sujetos a este impuesto antes del año desde su adquisición que es precisamente el plazo fijado para poder acogerse a la exención del tributo.

Finalmente, la patronal recuerda que el verdadero impulso al mercado de usados debería llegar de la extensión de las nuevas ediciones del Plan PIVE a los vehículos de ocasión, tal y como recogía el primer programa, lo cual no sólo dinamizaría la demanda sino que además favorecería el rejuvenecimiento del parque con vehículos más jóvenes y más seguros, contribuyendo a los ambiciosos objetivos de reducción de edad y siniestralidad marcados por la DGT para 2016.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic