inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 16 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
17/12/2010 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Al teatro por los pelos
El Teatro Español acogerá esta muestra hasta el próximo 20 de febrero que permite descubrir la peluquería en el mundo del espectáculo.

Al teatro por los pelos es una exposición organizada por el Teatro Español, del 15 de diciembre al 20 de febrero, para dar a conocer el maravilloso oficio de la peluquería y la caracterización en espectáculos, a través de la intachable trayectoria de Antoñita, viuda de Ruiz, jefa de Peluquería del Teatro Español, y reciente Premio Segundo de Chomón de la Academia de Cine.

La muestra cuenta con la coordinación general de Andrés Peláez, Fernanda Andura y el escenógrafo Andrea D'Odorico, quien ha creado un espacio que reproduce un imaginario taller de peluquería y posticería para espectáculos de la década de los años cuarenta, cuando Antoñita comenzó su carrera en el legendario taller de los Ruiz, y conoció al que fue su marido y prestigioso profesional, Julián Ruiz.

Al teatro por los pelos, que podrá verse en la sala de exposiciones del Teatro Español,  desvela los entresijos de este oficio a través de fotografías de rodajes y de legendarios montajes teatrales, además de mostrar muchos útiles de trabajo de distintas épocas, pelucas y postizos, entre otras curiosidades.

Entre las fotografías que se han recopilado figuran las tomadas durante las producciones de Samuel Broston en las que trabajaron los Ruiz, como 55 días en Pekín, Doctor Zhivago, La caída del imperio romano o El Cid. Pero tampoco faltarán instantáneas de otros filmes españoles más actuales, en los que participó Antoñita, como Los santos inocentes, El perro del hortelano, Solas, Los lunes al sol, Los abrazos rotos, o Amador.

En teatro, se podrá rememorar el trabajo realizado por Antoñita desde su llegada al Español en la década de los ochenta, con montajes firmados por José Luis Gómez, Miguel Narros, Gustavo Pérez Puig y Mario Gas (todos ellos directores del centro), así como de José Carlos Plaza, Adolfo Marsillach o Lluis Pasqual. Al teatro por los pelos propone un viaje por espectáculos para la historia como El sueño de una noche de Verano, Cyrano de Bergerac, Luces de Bohemia, Las bicicletas son para el verano, El Misántropo y más recientemente Sweeney Todd.

También se exponen pelucas e instrumental de diferentes épocas como las tenacillas Marcel, bigudíes, aparatos antiguos para permanente, infernillos para calentar las pinzas de rizar.... Se mostrarán también los moldes en madera de cabezas sobre los que se elaboraban las pelucas y postizos.

Se trata de una oportunidad única para conocer la ingente tarea que hay detrás de un trabajo fundamental para la configuración de un personaje, y que, en muchas ocasiones, debe pasar inadvertido. La confección es totalmente manual, pues para elaborar las pelucas y postizos, el cabello se teje a mano en bases de tul, con nudos, y se tarda entre 10 y 15 días.

Con motivo de la exposición, se han elaborado una serie de interesantes documentos: un libro con su biografía, material gráfico y testimonios de artistas y compañeros de profesión; así como un glosario de unos 700 términos de peluquería y posticería, muchos de ellos históricos e incluso en desuso, entre los que figuran "calota" (calva postiza de látex), "posó" (moño Filipino) o "barboquejo" (parte del tocado).

Además, entre el 25 y el 28 de enero, se ha organizado una muestra-taller para estudiantes de peluquería y caracterización, que impartirán Antoñita y su equipo.

Texto de los coordinadores de la exposición
El teatro es el arte que tiene más intermediarios. Y cada uno de ellos es pieza fundamental para que la puesta en escena alcance los méritos necesarios para el éxito. Como en una orquesta, todos los instrumentos deben sonar en su momento adecuado, y perfectamente afinados. En el teatro, desde el texto, a la dirección, actores, luces, escenografía, vestuario...y peluquería, por citar los más evidentes, deben oírse perfectamente sincronizados.

Desde hace tiempo, proliferan afortunadamente las exposiciones dedicadas al teatro, visto desde la escenografía, el vestuario, autores o a algún actor notable, y ahora, por primera vez, se dedica a un aspecto que, aparentemente, pasa desapercibido: la peluquería teatral y sin embargo es éste un aspecto tan abrumador, a la hora de la creación de un ambiente dramático o cómico, que una mala peluquería, o una errónea interpretación de la misma, podría llevar al traste todo un espectáculo.

Entre el personal artístico con el que cuenta el Teatro Español, figura desde hace muchos años, al frente de la peluquería, Antoñita, viuda de Ruiz, a la que se puede calificar, sin temor al error, como la mejor en su género. No sólo en teatro, sino también en cine. En ambos campos, Antoñita ha realizado trabajos, que gracias a esta muestra son puestos en valor, al tiempo que se recupera un oficio que no puede ser calificado simplemente como artesanal, sino que, en sus manos, es elevado a la creación artística. Esto justifica sobradamente esta exposición.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic