inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 20 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/05/2011 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El humanismo de Marañón en un libro
Alberto Ruiz-Gallardón presenta el libro de Antonio López Vega “Radiografía de un liberal”.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha presentado hoy, junto al presidente de Congreso de los Diputados, José Bono, el libro de Antonio López Vega, Radiografía de un liberal, sobre Gregorio Marañón. Este trabajo, considerado por Gallardón como un ejercicio de honestidad en la investigación histórica, retrata  "un carácter y un modelo de extraordinaria vigencia en un momento como el actual, en el que se insiste en la necesidad de afrontar el futuro de nuestro país utilizando las herramientas de la investigación, el europeísmo y la política liberal".

"Creo que aún es precisa una tarea de esclarecimiento histórico que limpie esa actitud, e incluso la escuela de pensamiento a la que da pie, de todas las adherencias que han desfigurado esta línea", sentenció el alcalde quien recordó la definición que Marañón hace del liberalismo  en el prólogo de sus Ensayos liberales, donde leemos: "Lo importante de ser liberal es lo que no figura en sus anatemas. Ser liberal significa estas dos cosas: estar dispuesto a entenderse con el que piensa de otro modo; y no admitir jamás que el fin justifica los medios, sino que, por el contrario, son los medios los que justifican el fin." "El liberalismo es una conducta y, por lo tanto, es mucho más que una política". "Se debe ser liberal sin darse cuenta, como se es limpio, o como, por instinto, nos resistimos a mentir".

"Esta empresa de restitución de lo liberal, continuó Gallardón, que ha tenido ilustres impulsores en el mundo anglosajón, como Isaiah Berlin o Amartya Sen, está aún pendiente en el mundo hispánico, aunque seamos el país que inventó el término. ¿Razones? Si como afirma Dahrendorf el liberalismo nace del erasmismo, esa puede ser una, dada la difícil relación de nuestro país con esa corriente".

"Aun reconociendo la hegemonía de la tradición española más conservadora sobre el liberalismo, al que pronto fagocita y distorsiona, creo que sigue siendo necesario el reto que López Vega se ha impuesto: rescatar un perfil liberal de nuestra Historia, o de una parte de ella, a través de Marañón", afirmó el alcalde.

"Existe un debate acerca de si España estaba preparada para alguien como Marañón", reflexionó Gallardón. "De la evolución de esa República que él ayudó a alumbrar junto a Machado, Ortega y Pérez de Ayala, y del baño de sangre posterior, cabe deducir que no. Pero tal vez el error consista en pensar que ese era un designio inapelable.. Que lo peor de cada casa se hiciera luego con el control de las instituciones y organizaciones políticas no significa que esa fuera la única realidad ni la más significativa. Marañón es la prueba".

Luz en la oscuridad
Gallardón recordó el retrato que Fusi hace de Marañón: "Un hombre de porte señorial, generoso, cordial, ejemplar, carente de vanidad y arrogancia y dotado de un extraordinario sentido de la amistad, y un médico de excepcional capacidad de influencia sobre los enfermos, para quien la notoriedad representaba la responsabilidad cívica de quien se siente obligado a promover el progreso de su país".

El alcalde, se ha referido al perfil humanista de este médico, historiador, científico, escritor y pensador español. "El humanista ha conservado una mirada amplia que relaciona saberes y proporciona indicios acerca del sentido o el sinsentido del mundo y de la Historia, en una actitud que desemboca en el compromiso. Ese fue el caso de Marañón y de muchos otros de la Generación del 14, que no quisieron hacer de su conocimiento una torre de marfil, sino un servicio a los demás". Y ha destacado que sus desvelos por dignificar las condiciones de vida durante el reinado de Alfonso XIII  y su  posterior empeño en traer la República, cuando pensó que no quedaba ya otra opción, "dan la medida de esa relación estrecha con la realidad de España".

"Refugiado en su cigarral toledano durante el franquismo, fue útil a lo que creía manteniendo su carrera y su presencia. Sin dejar de comprender y valorar la elección de otros españoles, me pregunto si hubiera sido más eficaz en un exilio permanente. Y llego a la conclusión de que, aun con todo el dolor que éste comporta, a veces no hay contribución más valiosa -y difícil- que la de quedarse a ser luz en la oscuridad". "Hombres como Marañón, conocer su vida y su obra es, pues, más que un acto de agradecimiento. Es casi una obligación", finalizó.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic