inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 18 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
13/06/2011 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La exposición permanecerá en la Sala 3 del Conde Duque hasta el 16 de octubre.
La obra escultórica de Cornelis Zitman en el Conde Duque
Cornelis Zitman en Madrid es una retrospectiva que invita a recorrer la vida y la obra del escultor, a lo largo de su larga trayectoria artística, asistiendo a la evolución de su trabajo.

Del 9 de junio al 16 de octubre de 2011 se presenta en la Sala 3 del Conde Duque la exposición Zitman en Madrid, organizada por el Ayuntamiento de Madrid y que cuenta con la colaboración de la Embajada de los Países Bajos, la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela, el Museo Beelden Aan Zee de la Haya (Holanda) y el Museo Maillol de París.

Cornelis Zitman en Madrid es una retrospectiva que invita a recorrer la vida y la obra del escultor a lo largo de su larga trayectoria artística, asistiendo a la evolución de su trabajo. Esta muestra se inauguró en el Museo Beelden aan Zee, en 2006, donde se expusieron por vez primera la totalidad de las piezas que hoy visitan Conde Duque. En la muestra, comisariada por Carlo Armas Ponce, se exponen 103 esculturas, 25 dibujos y un óleo. Las obras proceden, además del propio Museo Beelden Aan Zee, del Museo Maillol, así como de colecciones particulares y la colección personal del artista.

La obra de Cornelis Zitman mitifica la escultura. Muchos críticos hablan de su obra como de escultura "a la vista", sin simulaciones, explícita y basada en el sólido deseo de representar lo visible y tangible. Su trabajo destaca por sus personajes, que reproducen y exageran la morfología de los indígenas de Venezuela, especialmente la figura femenina. En Zitman, el hecho de crear está tan estrechamente vinculado a la intimidad de su vida que su escultura parece estar fundada en esa complicidad entre la duda y el pensamiento, entre el hacer y lo desconocido.   

Cornelis Zitman (1926), hijo de una familia de constructores de Leiden, Holanda, asistió a la Academia de Bellas Artes de la Haya.  En 1947, en desacuerdo con las acciones políticas holandesas en Indonesia rehúsa hacer el servicio militar y abandona su país. Llega en septiembre a Venezuela como marino de un petrolero sueco. Allí montó una fábrica de muebles y siguió dibujando en sus ratos libres. Durante su estancia de tres años en la isla de Granada, Zitman comenzó a crear esculturas inspirándose en la población nativa.

A continuación vivió otros tres años en Holanda, aprendiendo las técnicas de fundición con el escultor Starreveld. En 1964, la familia Zitman se estableció en un antiguo molino de caña de azúcar ubicado en las colinas que rodean Caracas. El Trapiche se ha convertido en un lugar casi mítico donde sus esculturas -la raza zitmaniana- han evolucionado junto a la arquitectura y la voluptuosa naturaleza del entorno.

La primera obra escultórica de Zitman se exhibió en 1968 en el  Museo de Bellas Artes de Caracas. Poco después, el escultor recibió una visita de Dina Vierny, la famosa modelo de diversos artistas que había establecido una próspera galería de arte en el París de la posguerra y fundó el Musée Maillol en 1995. La visita de Vierny no sólo desembocó en la adquisición de muchas de sus obras, sino que marcó el comienzo de su carrera internacional, realizando exposiciones por todo el mundo.   

En 2008 inicia la gira española de su obra con la exposición Zitman y su tribu, realizada en la Casa Museo de Venezuela en Beas (Huelva). Ése mismo año se organiza la muestra Zitman en España, en el Museo de Huelva. En 2009 recaló en la Sala Santa Inés de Sevilla y en el Castillo de Santa Catalina, en Cádiz, y continuó, ya en 2010, en el Museo Casa de los Tiros de Granada y en la Sala Orive de Córdoba. En 2011 ha visitado el Museo de Jaén y el de Almería, antes de llegar en Madrid.

Ha obtenido diversos premios, entre los que se encuentran el Premio Nacional de Escultura del Salón de Artes Plásticas de Caracas (1951), el Primer Premio de la Bienal de Escultura de Budapest (1971), el Premio Adquisición del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas en la Bienal de Artes Visuales (1981) y el Premio Especial del Kotaro Takamura Grand Prize Exhibition del Museo Hakone, Tokio (1982). En 2005 es condecorado con la Orden del León Holandés por su aportación cultural a las relaciones entre Holanda y Venezuela.

Nuevas salas de exposiciones en Conde Duque
El nuevo Conde Duque presenta, como uno de sus rasgos más significativos, el importante crecimiento abordado por sus espacios expositivos hasta alcanzar los 5.929 m2. En torno al patio sur destacan cuatro nuevas salas, a las que se suma una preexistente, la de Bóvedas. Han sido concebidas y diseñadas para poder dar cabida a todas las disciplinas y lenguajes del mundo del arte. Además, su principal virtud reside en el hecho de poder funcionar de manera independiente, o conectadas entre sí, pudiendo extender incluso la zona expositiva hasta el propio patio.

La Sala 3, ubicada en el lado oeste del patio sur (bajo el nuevo teatro) cuenta con 978,68 m2 de superficie y se caracteriza por la plasticidad de sus muros de ladrillo y por una arquitectura en la que predominan los espacios abovedados. Por ello, y aunque atenderá a cualquier temática y disciplina, en líneas generales, dedicará una especial mirada a la obra de arte en tres dimensiones.

 

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic