inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 14 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
26/02/2007 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
“Un buen alcalde tiene que ser cercano a la gente”
Miguel Sebastián, candidato socialista a la Alcaldía de Madrid

Calidad de vida, convivencia y oportunidades. Estas son las bases con las que Miguel Sebastián afronta su candidatura a la Alcaldía de la ciudad. Ilusionado y comprometido con el nuevo cargo que ocupa desde hace unos meses, este licenciado en Ciencias Económicas se muestra convencido de poder liderar el cambio en Madrid. Con humildad y entusiasmo asegura que las críticas que envolvieron su elección han quedado atrás y manifiesta que si el 27 de mayo los madrileños le muestran su confianza, se convertirá en el alcalde cercano y comprometido que necesita la capital de España. Acerca de estas y otras cuestiones, el candidato habló para EL DISTRITO.

Tras 16 años de Gobierno popular en Madrid, ¿cuál es su balance acerca de la situación de la ciudad?
Creo que Madrid no ha acompañado al resto de España en crecimiento económico ni en mejora del bienestar y de calidad de vida y se ha convertido en una ciudad con fuertes desequilibrios, tanto personales como territoriales. Se ha convertido en una ciudad donde la calidad de vida se ha deteriorado mucho, con problemas de movilidad y de tráfico muy superiores a los de otras ciudades. Se ha convertido en una ciudad que no ha ganado espacios verdes y en una ciudad donde hay múltiples problemas de convivencia y falta de oportunidades de futuro.

¿Cuáles son las líneas principales de su programa electoral?
Nosotros queremos situar a Madrid donde le corresponde en el mapa de las ciudades de Europa. Ahora mismo, según los índices internacionales, ocupa el puesto número 23 y creemos que, dado que España es el país número 4 ó 5 de Europa, su capital, debería ocupar el puesto 4 ó 5 de las ciudades europeas.
Nuestro modelo de ciudad se basa en la convivencia, en la calidad de vida y en las oportunidades. Cuando hablamos de convivencia hablamos de seguridad, de integración de gente que ha venido de fuera y hablamos de resolver muchos problemas que surgen en el conflicto que hay por el espacio, que es limitado.
Cuando hablamos de calidad de vida nos referimos a la movilidad, la atención social, la cultura, el deporte, etc. Y cuando hablamos de oportunidades nos referimos fundamentalmente a todo lo que tiene que ver con el futuro, y de manera destacada con los jóvenes: escuelas infantiles, viviendas, empleo de calidad, educación, formación. Sobre todo queremos abrir esas ganas que tienen muchos jóvenes de participar en actividades culturales y creativas y que no lo pueden hacer porque no hay oportunidades.

Entre sus principales críticas hacia el Gobierno encabezado por Gallardón, se encuentra el problema de la seguridad, ¿cómo piensa mejorarlo?
Gallardón es un alcalde al que no-sotros llamamos "alcalde sin", porque es el alcalde de la deuda sin control, el alcalde de las promesas sin cumplir y el alcalde de las obras sin explicar.
En materia de seguridad, Madrid es una ciudad muy compleja. Tenemos un número de Policías Municipales que parece que es suficiente en relación a la población, porque contamos con más de 7.000. Sin embargo, muchos de ellos se dedican a tareas administrativas. Mejorando la gestión de la Policía Municipal podemos conseguir que buena parte de esos policías estén atendiendo la seguridad de la ciudad y además con una mayor presencia en las calles. Pero el concepto de seguridad es mucho más amplio. Abarca desde nuestro punto de vista, un concepto integral, es decir, política social, políticas de integración, políticas de educación, y también hechos concretos como que el entorno esté limpio y no degradado, pues muchas veces la falta de limpieza, la falta de alumbrado y sobre todo espacios tenebrosos invitan a la delincuencia. En cualquier caso si hace falta más Policía Municipal, habrá más Policía Municipal.

Se ha comprometido a retirar los parquímetros de todo Madrid, ¿cómo llevará a cabo este proyecto?
No, todos no. Los propios ciudadanos, que yo creo que son los que saben más de esto, dicen muy claramente lo que hay que hacer: en aquellas zonas, calles, donde los parquímetros ayuden a la movilidad, ayuden al aparcamiento, sean una mejora para un espacio que es donde hay conflicto por su uso,.., esos parquímetros se quedarán, como son los del centro. Sin embargo, en toda la ampliación del SER, buena parte de los distritos como Hortaleza, Villaverde, Carabanchel, Tetuán, estos parquímetros solamente tienen un fin recaudatorio. Se han puesto en calles donde no hay problemas de aparcamiento y para lo único que sirven es para sacarle dinero a la gente. Esos parquímetros ya hemos prometido que los vamos a quitar.

Algunas voces comentan que sus propuestas son las propias de alguien que sabe que no va a gobernar, ¿qué opinión le merecen estos comentarios?
Nuestro programa electoral no va a ser un programa de promesas electorales, va a ser un programa de Gobierno. Es decir, va a ser un programa donde vamos a dejar bien claro lo que vamos a hacer los cuatro primeros años y abriremos un horizonte de cara a una segunda legislatura. Todas las promesas del programa se van a cumplir y además las vamos a empezar a realizar en cuanto lleguemos a la Alcaldía en el mes de junio.

En su opinión, ¿cómo debe ser un buen alcalde de Madrid y qué es lo que le falta a Gallardón para conseguirlo?
Yo creo que un buen alcalde de Madrid tiene que ser cercano a la gente, y este es el principal problema de Gallardón, que no le interesa la gente. A Gallardón le interesan las obras y sobre todo las obras faraónicas, pasar a la historia como el alcalde que soterró la M-30, que enterró miles de millones de euros no se sabe muy bien para qué. Yo creo que un alcalde, siguiendo el modelo de otras ciudades, tiene además que rendir cuentas de lo que está haciendo continuamente y este alcalde que tenemos no sólo está a espaldas de la gente sino que no sale a explicar su gestión, y eso yo creo que es muy malo.

Dentro de su propio partido existen opiniones muy críticas acerca de su elección como candidato a la Alcaldía de la ciudad. ¿Se considera la apuesta personal de Zapatero para recuperar el go-bierno de la capital?
Hubo un proceso que es verdad,  que no ha sido el mejor posible, y así lo manifestamos, pero eso ya pertenece al pasado y ahora hay un entusiasmo por parte de los militantes y estoy recibiendo una gran cantidad de cariño que quiero agradecer públicamente. Ahora nuestro trabajo tiene que consistir en que esa ilusión que ya tienen los militantes se extienda al resto de los madrileños.

Como economista, ¿cuál es su propuesta para hacerle frente a la deuda adquirida tras las obras de la M-30?, ¿será inevitable el aumento de los impuestos que tanto han criticado del Gobierno actual?
En absoluto. Aquí hay un problema de un mal uso de los recursos, un despilfarro. Nos dijeron que la obra de la M-30 iba a costar 1.500 millones. Ya va por encima de los 5.300. Nadie sabe dónde ha ido a parar ese dinero y nadie sabe por qué se ha multiplicado casi por tres el presupuesto inicial. Lo cierto es que con una buena gestión de los recursos se puede simultáneamente bajar la deuda y bajar los impuestos porque ahora mismo la deuda de Madrid es mayor que la suma de todas las deudas de todas las ciudades de España y la subida de los impuestos en la capital ha sido la mayor subida de impuestos del país.
Yo creo que el Gobierno de Zapatero es un buen modelo. Ha habido más atención social, se han bajado los impuestos, tanto el Impuesto de Sociedades como el IRPF y sin embargo se ha reducido la deuda. Y ese es el modelo que  nos proponemos aplicar para la gestión de la ciudad de Madrid.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic