inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
02/11/2015 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Carlos Gereda y de Borbón durante la entrevista.
Entrevista a Carlos Gereda y de Borbón.
Carlos Gereda: "La fe cristiana está en persecución psicológica en países donde no es físicamente perseguida"
El Gran Maestre de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén responde a las preguntas de EL DISTRITO

El Gran Maestre de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén, Carlos Gereda y de Borbón (Montevideo (Uruguay), 1947), responde a todas las preguntas de EL DISTRITO, sobre el origen de la organización, evolución, inquietudes y objetivos.

¿Cuándo surgió la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén?

En Jerusalén durante las Cruzadas a finales del siglo XII como la mayoría de las otras Ordenes de esa ciudad. Como hospital de leprosos existía anteriormente y desde el siglo VI o VII con unos monjes armenios que regían el centro hospitalario. Las leyendas nos llevan a que obviamente la lepra en Jerusalén existía y probablemente el hospital estuviera allí desde tiempos del Rey David o Salomón.

¿Qué motivos les llevaron a fundar esa Orden?

Nos iniciamos en el cuidado de los leprosos, que eran además los caballeros cristianos que iban a las Cruzadas o en peregrinación a Tierra Santa. Entonces cuando caían en la enfermedad de la lepra tenían que ingresar en el hospital de San Lázaro y los caballeros de ahí se iniciaron en hacer una Orden de caballería, todos leprosos incluido el Gran Maestre. Eso durante los siglos ha ido cambiando, ya que en Europa había lepra, la hay todavía pero no es una enfermedad fundamental. La Orden atiende a otras necesidades del prójimo, actualmente ayudamos a los leprosos en la clínica de Fontilles (Alicante), en la India y países donde está más extendida. Además, atendemos otras carencias de alimentación, educación o cualquier otra índole. Otro de nuestros objetivos es la defensa de la fe cristiana con nuestros escritos, ejemplo y palabra. Transmitimos que la fe cristiana está en persecución psicológica en países donde no es físicamente perseguida, donde a lo mejor no hay la crueldad que estamos viendo de Oriente Medio pero si existe un ataque a nuestros valores.

¿Qué opina de la persecución de los cristianos en Oriente Medio?

No quiero pecar de ser políticamente incorrecto, pero creo que ha habido una metedura de pata de Occidente muy grande. Nuestro protector espiritual, patriarca de Jerusalén, Antioquía y todo Oriente, Gregorio III, ha recorrido toda Europa pidiendo que por favor no ayuden solo a los grupos contra Assad en Siria. Son casi 2.000 grupos que desconocen a que van y segundo porque Assad protege al cristianismo igual que lo protegía Saddam Hussein. Su idea es que si Assad caía, el cristianismo en Oriente Medio desaparecería. Era un furibundo defensor, no del dictador Assad en el sentido que él no defendía que fuera una buena persona que cuidar, sino que no metiesen la pata de meterse en un mal peor, que es lo que está pasando. De hecho ha pasado recientemente por París el Arzobispo de Alepo, Monseñor Jean Clément Jeanbart, y en sus declaraciones agradeció a Putin lo que está haciendo en Siria porque da esperanza a los cristianos de que puedan sobrevivir. Hay todo un panorama muy complicado, Occidente se está dando cuenta de que no era tan fácil empezar a ayudar con dinero y la CIA a entrenar a grupos sediciosos contra Assad, porque no sabían el avispero que se metían. Ahora tiene difícil solución.

¿Qué origen tiene la Orden de San Lázaro?

Su origen fue en Jerusalén y luego tuvo la protección de los reyes de Francia, Gran Bretaña y España. De hecho, Alfonso X El Sabio nos dio un hospital en Sevilla, recientemente alguien observó los documentos muy interesantes. En España que no había Cruzada había menos Órdenes contra el moro, la Cruzada de Tierra Santa la teníamos en casa. Los reyes británicos nos dieron una sede en la ciudad de Burton igual que el Rey de Francia nos dio otra en Boigny, donde todavía existen restos de la sala capitular original. Enrique VIII liquidó nuestra Orden y lo que se asemejase en Inglaterra, nos quedamos sin nada al igual que la Iglesia católica. En Francia seguimos entonces bajo la protección de sus monarcas, por eso hablan de la Orden como francesa, hasta que no sirvió ni para ellos que les cortaron la cabeza. A pesar de idas y venidas seguimos con la protección de ese país y tras la caída definitiva de la monarquía pedimos la protección del patriarcado de Jerusalén, de la iglesia greco-católica mezquita que era soberana en ese momento y nos dio su protección espiritual y temporal. Ahora mismo seguimos con su protección espiritual.

¿Cómo contempla la Orden el pensamiento de la sociedad actual?

En nuestros escritos hablamos del relativismo y la lucha contra él así como intentar llegar al fondo de nuestros valores. Hemos escrito sobre el tema de qué hace una Orden medieval todavía en esta época y si tiene función. Creemos que sí, somos militares porque militamos en la defensa de la fe cristiana y somos hospitalarios, del concepto de hospitalidad. Ayudamos al prójimo desde el punto de vista distinto al de una mera ONG o un sistema de altruismo que es positivo, pero vamos más allá porque lo hacemos por caridad, amor a Dios y al prójimo. Ese es el punto que nos puede diferenciar, no solo de las Órdenes religiosas que lo hacen también, pero sí de la mayoría de ONGs que lo hacen por ser buenos con los demás.

¿Qué ayudas ofrece esta organización a la sociedad?

Hasta ahora hemos hecho campañas de recogida de alimentos, normalmente no queremos darlos nosotros. Los entregamos a instituciones, la mayoría de las veces religiosas, que ya tienen sus comedores. Nos ponemos en contacto con ellos, les preguntamos y en función de sus necesidades les intentamos ayudar. No queremos meternos en el campo de hacerlo directamente, ya que no disponemos de los medios y las licencias para comedores, hacemos esa recogida y si alguien viene a pedirlos les indicamos los comedores con los que colaboramos o que estén a su alcance.
También hemos hecho campañas de educación para ofrecer material a centros y hace años disponíamos de un centro de acogida. Nos acoplamos a cada momento, después de la Guerra Civil éramos una fundación de especial interés porque estábamos dedicados a atender la mucha lepra que había en España. Teníamos un día dedicado a la enfermedad, lotería y el mandato de ayudar en asuntos sociales referidos al daño que hacía la enfermedad. Los tiempos han cambiado, existen más de 400 casos de lepra en España, ha habido años de 20 casos nuevos, con la inmigración llega a haber más casos. No es ya un problema acuciante, porque la lepra aunque no se curan los daños ya sufridos, si se frena en 48 horas con la medicina moderna.

¿Qué tienen previsto para los próximos años?

Soy el Gran Maestre a nivel mundial y tenemos 40 jurisdicciones nacionales de Japón, Nueva Zelanda, Australia, Zimbabwe, Canadá, México, EEUU y por toda Europa hasta los sitios más remotos. Cada jurisdicción hace de forma autónoma sus obras hospitalarias a medida de las necesidades del país. En Finlandia recorren las calles con ambulancias recogiendo a borrachos o drogadictos. En Australia tenemos clínicas rodantes, autobuses adaptados para ir a zonas de aborígenes para ayudarles en sus necesidades. Hay cierta independencia y además hacemos programas conjuntos de toda la Orden.

¿Y en España?

Debería hablarlo el Gran Prior de España y no yo, aunque sé lo que se va a hacer porque también soy miembro del Gran Priorato de nuestro país. Como siempre ayudaremos a la clínica de Fontilles, damos becas para el estudio de la lepra y enfermedades de la piel. Fontilles sigue siendo uno de los centros de mayor importancia de Europa sobre la lepra (enfermedad de Hanssen) y otorgamos esas becas a médicos y enfermeros para que la estudien. Haremos campañas de alimentos, recogida de ropa y algunas cenas o almuerzos benéficos. También recolectamos dinero para ayudar a Cáritas o las Hermanitas de los Pobres, como otras necesidades. No somos una Orden de mucho dinero, no recibimos ayudas públicas ahora, quizá algún día sí. Pero todo lo que recibimos, salvo gastos de luz y teléfono, es destinado al 100% a metas hospitalarias de caridad o de nuestros fines. 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic