inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 24 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
29/04/2012 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   6 votos
"Las Comunidades autónomas son un tapón para la financiación de los municipios", Ángel Pérez
El Distrito habla con Ángel Pérez, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Madrid.

Ángel Pérez es un histórico de Izquierda Unida porque ha pasado por muchos cargos. Estuvo desde la fundación del partido ya que empezó como militante del Partido Comunista, fue uno de los expulsados de esa formación en el noveno congreso. Su inquietud social más activa fue en su etapa sindicalista como conductor del metro de Madrid a finales de los 70. Pérez ocupó un puesto de dirección en Izquierda Unida cuando Julio Anguita era coordinador general, y tras pasar por la Asamblea de Madrid y Parlamento, desde 2007 ocupa el cargo de portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid.

¿Qué opinión le merecen los últimos ajustes llevados a cabo por Ana Botella en Madrid?

Es fruto de la gestión exagerada e impropia en el sentido de una prioridad de gasto que no era la de los madrileños. Por ejemplo, la eliminación de alquileres de edificios. Es que se han estado alquilando mientras el Ayuntamiento de Madrid tiene viviendas infrautilizadas cuando no vacías. Por tanto, no tiene mucha explicación que ahora unos recortes se presenten como tal cuando se trata de medidas de austeridad básicas o de buenos usos de los recursos propios.

¿Y en cuando a los ajustes de empleo y tasas?

En el Ayuntamiento de Madrid se han amortizado 1.800 puestos de trabajo y una de las medidas es que no se van a cubrir las vacantes, por tanto eso genera pérdida de empleo. Además, la subida de tasas y precios públicos a los ciudadanos caen sobre la sufrida clase media urbana, que es en definitiva la que está pagando la crisis de una manera más considerable.

En concreto, ¿qué opina de la subida en el metro?

Existe un debate de cifras y porcentajes, y otro político de fondo. Lo que dice Esperanza Aguirre es que el ciudadano tiene que pagar más el coste efectivo del transporte. Hasta bajo la dictadura se entendía que el metro de Madrid debía tener una tarifa subvencionada, porque el metro se entiende como un medio más del aparato productivo. El metro no se hizo para que los domingos por la mañana lo cogiera la familia con los niños para pasear como si fuera un parque atracciones.

El metro es lo que lleva todo el día a cientos de miles de trabajadores a las empresas, centros financieros y comerciales. Incluso en los años 70, se habló de tasas de radicación en los grandes comercios porque el metro presta el servicio de acercarles a sus clientes. El concepto actual de transporte es que es un artículo de lujo, que uno lo coge porque quiere y por tanto tiene que pagar el coste efectivo, esta es la filosofía de Esperanza Aguirre.

Nuestra filosofía es otra, y desde luego incrementos próximos al 30% nos parece un atentado contra los bolsillos de los trabajadores, en un momento en el que están bajando los salarios, subiendo nuevos impuestos y posible incremento del IVA. Es una situación en la que hay 500.000 parados de la Comunidad de Madrid, plantearse esta subida es apretar el cuello de los mismos.

Entonces, ¿no son acertadas las medidas?

Creo que esta no es la forma, porque cuando lo que se castiga son las rentas salariales medias, se castiga a su vez la posibilidad del ahorro y consumo. Si no hay consumo, lo que produce es más paro y es una rueda que no tiene fin. Cuando se habla del final de la crisis creo que se refieren a la de algunos y no de todos.

¿El Estado ha dado muchas competencias a las autonomías y no está terminado el concepto como administración de los ayuntamientos?

Ha habido una descentralización a las Comunidades y el Estado, no las atendían en determinados tipos de servicios de la ciudadanía, el pueblo los ha reivindicado. Y los ayuntamientos han atendido competencias que no tenían y gastos que han sufragado con la venta de suelo en la etapa de actividad inmobiliaria.

Ahora se están prestando servicios que forman parte del estado del bienestar y los ayuntamientos no los pueden seguir financiando. Tienen unas deudas que proceden de gastos impropios que corresponden a las Comunidades. Defiendo que existan, pero las Comunidades autónomas son un tapón para la financiación y participación democrática de la ciudadanía.

Por tanto, hay que ir al segundo proceso de descentralización para que exista ese proceso coherente y un Estado más autónomo, al mismo tiempo manteniendo el Estado Central.

¿El copago sanitario solucionará el problema de deuda en la sanidad?

Hay servicios públicos que son rentables aunque tengan cuentas contables negativas. La sanidad siempre tendrá pérdidas y beneficio social, por eso son políticas que residen en el Estado, porque se sabe que tienen una rentabilidad social. ¿Cuánto vale la salud de la gente?, contar eso es difícil. Cerremos un día los hospitales y veremos lo que tenemos en capital, un ahorro de cientos de miles de millones de trabajadores durante generaciones pagando la seguridad social.

No se puede plantear el problema de la salud, educación y transporte que son derechos constitucionales. Pretender contabilizar en términos económicos lo que significan los derechos de las personas, es algo que no tiene que ver con una política que quiera presumir además de tener criterios humanistas.

¿Los consumidores madrileños estamos protegidos por las instituciones?

Un cierto grado de protección en los sectores comerciales de pequeños tamaño. Evidentemente frente a los grandes monopolios no, creo que existe un gran contraste, ellos tienen más mecanismos para evadir responsabilidades. Una gran compañía que te incluye en una lista de morosos aunque no tengan razón..., que el poder ejecutivo tenga capacidad de actuar y lo tengamos todos.

A día de hoy es desesperante enfrentarse a este tipo de empresas. He propuesto dos veces en campaña electoral que desde la Administración haya servicios de intermediación con este tipo de empresas, porque las personas mayores que viven solas y tienen una pelea con una compañía telefónica que se empeña en decirles que le deben 300 euros, puede ser angustioso y puede llevarles a situaciones de indefensión y desesperación.

También sufren indefensión los conductores con las multas que reciben del Ayuntamiento de Madrid.

Tiene un carácter recaudatorio. Soy partidario de la disciplina viaria, carga y descarga, doble fila, en esto creo que hay que ser más riguroso y menos con otro tipo de situaciones. El Ayuntamiento de Madrid, como otro tipo de administraciones, busca dinero por todos los sitios.

En el caso del Servicio de Estacionamiento Regulado ya se han anunciado subidas y a su vez bajada de los salarios de los trabajadores del SER. No se trata de un incremento por subida del coste de servicio, sino porque quieren recaudar.

¿Y en cuanto a la deuda que liquidará el Gobierno con proveedores?

Hemos vivido la etapa de las vacas gordas, donde todos los empresarios no tenían mayor problema en trabajar en las administraciones, porque aunque pagaban tarde se suponía dinero seguro. Con las vacas flacas, el gobierno del Partido Popular dispone de 40.000 millones para pagar las deudas, pero es que de ese dinero no dispone el Gobierno, lo tiene el Banco Central Europeo, que se lo deja a los bancos centrales al 1% y estos a su vez a los gobiernos al 5%. Esto es un negocio para los bancos, lo que es la deuda con los pequeños proveedores puede servir a alguno para sacarle de la angustia, en otros casos llegan tarde porque han cerrado muchas empresas.

¿Apoyarían propuestas como la del 15-M de elegir a sus políticos de forma directa?

Tengo bastantes discrepancias en muchas de sus propuestas. El artículo seis de la Constitución define como los mecanismos de participación política los partidos, y estos a su vez eligen a sus dirigentes en función de programas e ideas. No sé en función de qué se puede elegir de una manera abstracta entre todos a los candidatos.

Lo que ellos proponen es que sean de libre elección, como ocurre en el Senado con listas abiertas.

Me gustaría discutir con el 15-M las listas abiertas porque pueden dar lugar a distintas perversiones. La primera es que la gente que se mete en política normalmente no gusta. Hay una fórmula de ganar las votaciones, que he vivido en el movimiento sindical, el que no se mete en problemas y da la razón a todos, le votan. Cuando en política se toman decisiones que benefician a unos y perjudican a otros, se tienen enemigos y adversarios. Si esta es la recomendación, no estoy de acuerdo con eso porque la política es otra cosa.

En segundo lugar, las listas abiertas las ganan quienes tiene más recursos, un ejemplo son las primarias norteamericanas. En mi caso, con un 45% que me votara en contra, en listas abiertas tendría más posibilidades de ganar por ser más conocido.

Por lo tanto, listas abiertas sí, en caso de que existan medios de comunicación abiertos y procesos largos en los que todo el mundo pueda debatir y explicarse para que el votante tenga total conocimiento de los candidatos. De esa manera incluso ahorrarse dinero en campañas electorales. Es decir, en vez de un apretón de 15 días en las campañas electorales, periodos legislativos durante cuatro años donde todo el que quiera hacer política se explique, entonces estoy de acuerdo.

Además, existe un tercer factor perverso, porque un partido que tenga un millón de votos, con que desvié 10.000 votos de su partido a otro, le ordena la lista. Cuando hay propuestas democráticas hay que pensarlas bien porque se puede conseguir el efecto contrario.

Izquierda Unida cambia el sentido monárquico por republicano.

Pretendiéndolo. Los últimos hechos del rey son lamentables, no me gusta la caza y no entiendo el placer de matar a un animal. Matar para comer lo hace el género humano toda la vida, pero un elefante no lo entiendo. El hecho de que el rey pidiera perdón está bien, pero a partir de ahí, hay que regular cómo funciona Casa Real y cuál debe ser su función con el Gobierno. Los que estamos en el ámbito público debemos tener un control y el rey más porque es el primer representante del pueblo español.

En cuanto a la República…, me preocupan más los contenidos del Estado, que garantice políticas públicas, libertad y derechos. Lo otro es un problema de cultura y cambio social que seguramente traería la República, porque la República no traería ese cambio, por tanto mi debate no es entre Monarquía o República, sino entre un Estado cada vez más neoliberal o más negador de políticas públicas.

Comentarios: 1
miguel dijo el 02/05/2012 a las 14:10h.
Este señor tiene que ser el que lídere IU se parece mucho a Julio Anguita. A ver si se dan cuenta los de IU y sacan al del tractor amarillo    Avisar al moderador








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic