inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 16 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
28/05/2015 - Alejandro Melgares de Aguilar Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,0 puntos0,0 puntos0,0 puntos0,0 puntos0,0 puntos   21 votos
Diego Martín durante la entrevista. /Alma Morote
Diego Martín durante la entrevista. /Alma Morote
Diego Martín: "Me gusta la historia que se está creando en Madrid"
EL DISTRITO se desplaza a Murcia para hablar con el cantante sobre sus últimos trabajos, trayectoria y conciertos que va a celebrar en la capital

Nuevo single con más de 20.000 visitas en Youtube y número tres en ventas en las dos primeras semanas. El éxito vuelve a sonreírle a Diego Martín (Murcia 1979) con la canción ‘Esta vez’ en la que “grito, me peleo y rompo todo”, define el artista. En la céntrica plaza del Teatro Romea de su tierra murciana nos recibe Diego, satisfecho por el reconocimiento del público a su último trabajo. Quizá no sea su mejor canción, porque como él mismo reconoce “la mejor es la que está por llegar” y posiblemente sea después del verano con la publicación de su nuevo álbum ‘Señales’, el quinto de su carrera desde 2005.

La comunión de Diego con sus seguidores se precisa con la verdad de sus letras, “no me invento cosas porque luego las canto y no las siento”, confiesa. No es de los que hace canciones en media hora, “que habrá gente que las componga y sea estupenda”, puntualiza el cantante, que opina que su público espera de él “seriedad, poesía y que diga cosas distintas como ha sido hasta ahora”. El solista se vuelca en su último LP, “mucho mejor músico y con una idea más abierta en la cabeza”, más de 20 canciones para volver a transmitir su esencia como artista.

El nombre de ‘Señales’ responde a la creencia de Diego de que existen circunstancias que se traducen en un sentimiento que marcan el camino. En este sentido, desmembró hace unas semanas su último single con palabras sueltas en las redes sociales. El objetivo era que el público explicara con imágenes las sensaciones que les transmitían esas palabras, algo que ha tenido mucho éxito, ya que en dos días se agotaron todas. Esto augura que ‘Señales’ podría ser el trabajo de Diego con más reconocimiento del público.

Actor murciano melillense

Murciano de nacimiento y criado en Melilla. Este es el origen de Diego Martín que tiene su residencia fijada en Murcia, por sus padres y multitud de amigos que allí le rodean. Su manager le está buscando casa en la capital y el cantante se resiste, porque el clima y su gente le tiran mucho. “No sé si me iré, si lo hago será para trabajar, no para dármelas de que vivo en Madrid”, manifiesta Diego, que relativiza la importancia de habitar en la gran ciudad, ya que a su modo de ver existen muchas formas de estar conectado desde cualquier sitio. “Hay que acudir allí para hacerle la pelota a más de uno con ciertas pleitesías”, confiesa en cantante, que apunta que de sus visitas a la capital “lo que más odio son los recuerdos y me gusta la historia que se está creando en Madrid”.

Un Diego más reflexivo que se toma las cosas con más calma, ahora debuta con una nueva faceta, la de actor. Recientemente concluyó la grabación de la enigmática serie de Antena 3El incidente’, de la que es protagonista con Marta Etura, Miquel Fernández y la también murciana, Pepa Aniorte, entre otros. “Reconozco que ahora tengo la cabeza más amueblada”, dice el artista, que antes cuando visitaba Madrid “era una fiesta de locura transitoria” y ahora “me apetece ir y respirar la ciudad, pero para vivir me gusta Murcia”.

10 años de trabajo

Diego ahora está centrado en concluir ‘Señales’ y también en sus conciertos acústicos, de hecho los días 12 y 13 de junio tocará en la sala madrileña ‘Fulanita de Tal. Además de tocar se mantiene muy activo en redes sociales, porque es fundamental para dar a conocer su trabajo como artista. Internet puede ser un alma de doble filo que le ha valido alguna crítica aislada en Twitter, en la que se le acusaba de imitar a Alejandro Sanz y le comparaban con Sergio Dalma y Antonio Orozco. ¿Cómo te puedes parecer a una Coca Cola y una Fanta?, se pregunta Diego, quien tras el ataque recibió el respaldo de muchos followers, entre ellos algún periodista de ‘El Chiringuito’. “Hay credibilidad, son 10 años de trabajo, puede saltar un loco en Twitter y meterse contigo, lo achaco a que soy una persona muy esponja e intento absorber lo mejor de cada uno e intento darlo”, zanja la historia Diego.

El vocalista murciano admira las canciones de Alejandro Sanz y con Antonio Orozco fue telonero de toda una gira al inicio de su profesión. Junto a él recuerda la anécdota de un concierto en El Grove, “antes de salir me dijo Antonio no tengas miedo porque aquí la gente es más parada, pero están disfrutando. Salí con miedo y aunque costó, la gente al final estaba como loca con mis canciones” recuerda Diego. Quizá la clave en sus actuaciones es que no sigue un guion establecido, lo puede modificar sobre la marcha y por encima de todo la clave como él expresa "está en uno mismo”.

Diego cumple 10 años de su carrera y de su mayor éxito, la canción ‘Déjame verte’, “y no la odio”, puntualiza el cantante, que se siente “súper agradecido, soy lo que soy por ella y luego vino todo lo demás”. Muchas canciones y cuatro discos a su espalda que le pedimos que los defina con un adjetivo: ‘Vivir no es solo respirar’ “impulso”, ‘Puntos suspensivos’ “difícil”, ‘Melicia’ “semilla” y ‘Siendo’ “revolución”, quizá este último por ser de los más vendidos en Amazon.

En definitiva, Diego dice posicionarse a favor de Internet con sus virtudes y defectos. Se siente molesto cuando entra en alguna página y observa que su trabajo está como libre descarga, “24.000 descargas se traducen en 240.000 euros y de ese dinero puedo ver unos 2.400. Pueden coexistir todas las cosas, pero no de esta forma”, entiende el intérprete. Por el contrario, no le molesta ver un disco suyo en el Top Manta, “no pasa nada porque alguien lo venda y coma”, expone Diego. En su caso confiesa que en alguna ocasión no ha podido comprarse un disco, “la vida de un artista es así, a veces estás arriba otras veces abajo o en medio”, por eso admite que “si alguien quiere escuchar mi música y no tiene dinero que le dé al botón y lo descargue pero si tiene dinero por favor que lo compre porque también necesito comer”.

Limpiar la conciencia haciendo el bien

La faceta más solidaria de Diego se ha visto en varios conciertos en los que ha colaborado desinteresadamente. “Casi todos los artistas tenemos la conciencia mala y nos gusta limpiarla, unos lo hacen de corazón y otros porque les gusta sin más, el caso es el mismo porque es hacer el bien”, declara el intérprete. Sin embargo, recientemente tuvo una mala experiencia, se presentó en el lugar citado con su hermano que toca el teclado y él con su guitarra. “15 días antes había pedido lo necesario dos cables y un asiento” y cuál es la sorpresa de Diego que cuando llegó, no había nada ni nadie. Tras esperar una hora y media y que nadie le hiciera caso, dijo que se marchaba “mola decir que un artista es un cabrón, pero debe haber más respeto por el artista”, afirma Diego. Por eso ahora se ha vuelto más selectivo y si vuelve a participar en una gala benéfica, se asegurará de que el dinero debe ir donde debe, que los músicos estarán bien cuidados, “simplemente que suene bien y tener una botellita de agua para beber de vez en cuando”, añade el compositor. Porque él también compone sus letras y dice no molestarle que las interpretan otros en orquestas, “hay que dejar el mundo correr”, admite, porque “puedo hacer canciones y otros pueden cantar las mías, no me afecta al revés  porque la gente las conoce”.

Además, en los orígenes musicales de Diego cabe destacar que trabajó durante un año y medio en una orquesta, al igual que entonces, ahora disfruta sin presiones de la música, “no he sido exigente en mi vida en nada, esa palabra conlleva que te apartes de cosas, sigo haciendo todo quizá con más medida”. Antes era más dicharachero con sus amigos y ahora vive una etapa más tranquila en la que vuelve a salir a correr y se toma con más calma su otra gran pasión, el fútbol. Reconoce que ya no juega partidos a causa de una ciática, aunque promete que volverá pronto a hacerlo. Por el momento, la aspiración del cantante es seguir trabajando en lo que le gusta, “que la gente disfrute, tener mi familia, hijos y disfrutar la vida”, en conclusión ‘Señales’ que marcarán el buen rumbo que le espera a Diego Martín.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic