inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 17 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
12/02/2008 - Verónica González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
“Las encuestas confirman que somos alternativa de Gobierno”
Soraya Sáenz de Santamaría, secretaria ejecutiva de Política Autonómica y Local del Partido Popular

Es una de las caras más conocidas del Partido Popular por su presencia en las tertulias políticas. Hasta el 9 de marzo, cambiará micrófonos, cámaras y “duros tertulianos” por plazas de toros, mítines y promesas electorales para convertirse en protagonista de la campaña electoral más igualada de los últimos años. Soraya Sáenz de Santamaría, a quien le va eso de ‘joven aunque suficientemente preparada’, asume con ilusión la responsabilidad de ascender hasta el quinto puesto en una candidatura que en su opinión aúna “experiencia y renovación”. La secretaria ejecutiva de Política Autonómica y Local repasa en EL DISTRITO la legislatura y avanza algunas propuestas electorales con las su partido espera reconquistar la confianza de los españoles.

La legislatura ha destacado por la confrontación entre los dos grandes partidos en temas de Estado, ¿por qué no hubo acuerdo?
Porque el Gobierno llegó a Mon-cloa con un pacto firmado con los nacionalistas, el Pacto del Tinell, donde se prohibía cualquier acuerdo con el Partido Popular. Zapatero, que apareció como el presidente del talante, ha sido un presidente incapaz de construir consensos en los grandes temas de Estado. Ha habido muchos ofrecimientos por nuestra parte, pero no ha sido posible. Por eso la primera obligación que se ha propuesto Mariano Rajoy cuando llegue a Moncloa es construir un nuevo consenso con quien en ese momento esté en la oposición. Y luego ya discutiremos de otras cosas. Pero en los temas importantes la pretensión del Partido Popular es que lo que ha pasado en esta legislatura no ocurra nunca más y se vuelva a los consensos que han existido siempre en este país.

¿Qué ejes marcarán la campaña electoral del Partido Popular?
Vivimos una sensación de incertidumbre y de inseguridad. Nosotros lo que proponemos es devolver la estabilidad y la confianza, centrarnos en lo importante, y hoy por hoy lo importante es el empleo, los precios, mejorar las pensiones, ponernos manos a la obra en la educación, hacer verdaderas medidas de conciliación de la vida laboral y familiar... Otros podrán discutir con los nacionalistas si somos una, dos o tres naciones o dieciocho, pero nosotros lo que queremos es que España mejore como país y que la gente se sienta más tranquila y más segura de la España en la que vive.

En esta legislatura hemos asistido a varias reformas de estatutos de autonomía. ¿Necesita una reforma la Constitución?
Hemos apoyado las reformas estatutarias que estaban dentro de la Constitución. Reformas de estatutos ha habido siempre pero deben hacerse dentro de la Constitución, re-servando algo esencial, la igualdad entre todos los españoles. Nosotros planteamos una reforma de la Constitución para poner a punto la España de las autonomías, no queremos dar marcha atrás, sino que este modelo, que ha llevado a las autonomías a prosperar, funcione bien, con eficacia y con mecanismos para garantizar la igualdad y para que cada administración se ocupe de las competencias que mejor pueda gestionar en interés de los españoles.

La inmigración o la seguridad ciudadana, ¿son los grandes retos de la próxima legislatura?
La Inmigración exige una política  con unos ejes simples pero muy importantes. A España, como país de integración, se puede venir a trabajar legalmente, con los papeles en la mano. Hay derechos pero también obligaciones, hay que respetar la Constitución y las normas de convivencia que todos los españoles tenemos en común. La seguridad ha si-do la gran olvidada del Partido Socialista, la gente demanda sentirse segura y está preocupada porque el número de mafias que actúa en nuestro país es cada vez mayor y son más violentas; demanda un control en las fronteras para evitar que entren mafias a delinquir; piden más policías y guardias civiles en la ca-le; y también hay que trabajar en la prevención del delito.

La educación también ha enfrentado a los dos principales partidos.
Hay que invertir en la calidad de la educación porque nos estamos jugando el futuro de nuestros hijos.  Es importante que los chavales terminen cualquier ciclo educativo conociendo inglés. Y ese bilingüismo ha de practicarse además con las lenguas cooficiales de las autonomías y garantizando la libertad de los padres para elegir la lengua en la que sus hijos se escolarizan, por encima de estrategias soberanistas. No tiene sentido postergar o erradicar de la educación una lengua como el castellano que compartimos con 500 millones de personas.

¿Cómo hay que afrontar el futuro económico?
El PSOE tiene la estrategia de negar algo que sentimos todos en nuestros bolsillos: el aumento de los precios, de las hipotecas, que ya hay personas que empiezan a quedarse sin empleo. En 2004 encontraban trabajo 2.500 personas al día y este mes lo han perdido 4.400 personas al día, con nombres y apellidos y con familias a su cargo. Cuando hay un problema, lo primero es asumirlo y después establecer medidas de dinamización de la economía. Proponemos bajar los impuestos con carácter estable y que las personas que cobren menos de 16.000 euros al año no paguen el IRPF; o que el impuesto de sociedades se sitúe en el 20% para que las pequeñas y medianas empresas puedan contratar a más gente. Hay que hacer un gran proyecto nacional para que nuestras empresas sean competitivas, para que puedan abaratar los costes y generar mucho más empleo. 

La Iglesia Católica se ha posicionado ante lo que han calificado como "ataques a la religión católica y a la familia". ¿Está el Partido Popular de acuerdo con este análisis?
Me sorprende que con la que está cayendo en la economía y en el empleo, la única tarea del Gobierno sea la de arremeter contra los obispos. Hay una cosa que se llama li-bertad de expresión y cualquiera en este país tiene derecho a opinar, a criticar y a decir lo que le parece bien. El Gobierno debe asumir que cualquiera puede criticarle, dar sus razones y exponer sus posiciones.

¿Cuál será la política exterior de España si llegan a gobernar?
Será la política de la fotografía de Mariano Rajoy con Angela Merkel y Nicolas Sarkozy. No nos van a en-contrar de la mano de dictadores o de quienes malean la democracia a su favor. Nos encontrarán de la ma-no de los países serios que creen en la democracia y la practican, que respetan los derechos humanos, que trabajan por sacar adelante proyectos en la Unión Europea...

Los primeros sondeos electorales se decantan por la igualdad. ¿Qué previsiones baraja su partido?
Confío muy poco en las encuestas. Hay que confiar en el trabajo, en el programa, en los equipos y trabajar hasta el final. Lo único que muestran las encuestas es la creciente fortaleza del Partido Popular, que es una alternativa consolidada de Gobierno y que todo apunta a que va a ganar las próximas elecciones.

En cualquier caso, la victoria no será por mayoría absoluta y habrá que hablar de alianzas; pero, en este juego, su partido no suele salir bien parado.
La primera alianza que debe tener clara un partido es con los ciudadanos. Dejar muy claros sus principios, que las personas confíen en ellos y darles la seguridad de que se van a respetar. Luego puedes pactar otras cosas pero sin renunciar a los principios esenciales como partido que son esa idea de España como nación de ciudadanos iguales o la unidad en la política antiterrorista para derrotar a ETA sin darle concesiones de ningún tipo.

Estas elecciones son esenciales para el futuro de su partido y para Mariano Rajoy. ¿Se piensa en una alternativa en caso de no lograr los resultados esperados?
Sólo tenemos una idea clara y es que Mariano Rajoy va a ganar las elecciones y hay que trabajar al 100% para ello. Pensar en otras cosas es perder el tiempo porque no va a ser necesario.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic