inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 16 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
19/02/2007 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
“Hortaleza es un distrito de gran tradición histórica”
Sandra de Lorite, Concejala Presidenta del distrito de Hortaleza

Trabajo e ilusión. Estas son las  palabras con las que Sandra de Lorite describe sus cuatro años como concejala de Hortaleza. Desde que tomara las riendas del distrito, asegura no haber dejado de mirar por el bien de los barrios que conforman este rincón de Madrid. Fiel a sus raíces, pues ella es de Hortaleza, su mandato se ha caracterizado por su entrega a los vecinos, tanto en los grandes como en los pequeños proyectos. Define el diálogo como la herramienta básica para trabajar y presume de tener a su lado un gran equipo. Satisfecha, pero consciente de que aún queda mucho por hacer, nos abrió las puertas de su despacho para hablarnos de algunos de los asuntos más importantes del distrito.

¿Cuáles han sido los grandes proyectos llevados a cabo por el equipo de Gobierno, en el distrito,  durante estos 4 años?
Hortaleza es un distrito que nació de dos pueblos antiguos, tiene una gran tradición histórica; y en los últimos años ha experimentado una expansión importante. No sólo por el nuevo barrio de San Chinarro, en el que ya hay más de 6.000 personas empadronadas, o el futuro desarrollo de Valdebebas, sino por numerosas pequeñas actuaciones que se han llevado a cabo. Ejemplo de ello son el Parque Juan Pablo II, las rehabilitaciones integrales de tres colegios, el nuevo centro de mayores en el barrio de la UVA..., etc. Con los mayores se ha trabajado mucho porque nuestro objetivo fundamental es que no estén solos, que tengan un punto de referencia, en este caso los centros. En cuanto al deporte hemos hecho mejoras en los polideportivos, estamos a punto  de inaugurar para el mes que viene el complejo deportivo de Los Prunos con las 12 pistas de padel... También se han creado instalaciones deportivas nuevas como la de la calle Bacares, muy demandada por los vecinos de Manoteras... El balance de estos años es muy postivo.

¿Qué se tiene pensado para el distrito de cara a la próxima legislatura en el caso de que vuelvan a ganar las elecciones?
Aún nos quedan cuatro meses, por lo tanto ahora mismo la responsabilidad es finalizar todos estos proyectos que estaban iniciados, dar cumplimiento a nuestro programa electoral...Y eso que me preguntas, lo veremos en el programa electoral de las próximas elecciones.

Hortaleza tiene un movimiento vecinal muy fuerte y consolidado ¿cómo es su relación con las asociaciones de vecinos?
Desde el principio ha sido muy buena. Son asociaciones bien organizadas, con una antigüedad importante, llevan muchos años trabajando en Hortaleza y tienen un profundo conocimiento de los problemas de cada barrio. Evidentemente en estos años hemos tenido diferencias, es normal, pero siempre apoyándonos en el diálogo, en sentarnos y hablar de los problemas, llegar a acuerdos… En definitiva, es una relación buena y fluida.

La implantación de los parquímetros en el distrito ha suscitado importantes protestas vecinales...
La medida de los parquímetros nace como fruto de los problemas de aparcamiento que tenía el casco antiguo: los autobuses no podían pasar, el aparcamiento era complicado de controlar por la Policía, molestias con la doble fila, la carga y descarga... Entendiendo que era una medida que iba a solucionar estos problemas se decidió instalarlos. De las 180.000 plazas, aproximadamente,  reguladas por el SER en Madrid, nosotros tenemos aquí alrededor de 470. Es un porcentaje muy pequeño, nosotros contamos con tan solo 11 parquímetros. Se celebraron varias reuniones con la plataforma antiparquímetros, que se creó espontáneamente por la llegada de esta medida. Yo respeto que se creara esta plataforma, respeto también que las decisiones legítimas tomadas por mi equipo de gobierno no tienen por qué ser compartidas por todos... La asociación se ha reunido con el Alcalde de Madrid, con el concejal de Seguri-dad, y de las 600 plazas reguladas que había al principio, al final nos hemos quedado con 470. Pero enseguida comenzaron las movilizaciones, las manifestaciones, y ahora han tomado como dinámica venir a los plenos municipales a suspenderlos. Creo que el Pleno de la Junta Municipal es un órgano de expresión democrática, y que con lo que hacen están impidiendo al resto de vecinos que puedan exponer sus problemas. En esta situación concreta de los parquímetros, lo que veo es un trasfondo político importante. Hay que tener en cuenta que la presidenta de esta plataforma es vocal vecina del Grupo Socialista.

Una de las dos cementaras que había en Virgen del Cortijo por fin ha cesado su actividad ¿qué se tiene pensado hacer con la otra fábrica?
Se trata de dos cementeras, que tanto en un caso como en otro son legales, tienen sus licencias, sus inspecciones contínuas de Área de Medio Ambiente… es decir, su funcionamiento era correcto. La anterior corporación, dirigida por Álvarez del Manzano, en marzo o abril del año 2003, firma un convenio con Homicemex, en base al cual se acuerda trasladar la hormigonera a una parcela en el Camino de la Dehesa, con una serie de trámites a seguir. Hay que aprobar una serie de planeamientos, tiene que haber un informe de la Comunidad de Madrid..., con lo cual, entre unas cosas y otras, se ha ido demorando el traslado. Y finalmente se ha llegado al acuerdo de trasladarla a Vicálvaro. Con la otra cementera, TARMAC,  hemos tenido diversos contactos, para llegar a firmar un convenio como en el caso anterior. De momento, ese convenio no ha sido posible, pero por parte de la Junta Municipal no se tira la toalla. La voluntad es que esa cementera desaparezca o minimice las molestias que produce a los vecinos. Pero también es cierto que la que más molestaba era Hormicemex.

¿Qué se entiende por el Plan Parcial de Transformación del Barrio de la UVA?
La Uva es un barrio al que desde la Junta se le ha prestado mucha atención. Si ha habido algo importante y a destacar ha sido el diálogo con los vecinos. Ellos están en contínuo contacto no sólo con la Junta Mu-nicipal, sino también con el IVIMA. Y por fin se ha conseguido sacar adelante la redacción definitiva del Plan Parcial para la Transformación de la Uva, con una premisa fundamental: no se va a hacer nada que los vecinos no quieran. Es un barrio que nació provisionalmente, y esa provisionalidad ya llega a 50 años, por lo tanto presenta unas condiciones que hay que mejorar con la mayor urgencia posible. De momento en estos tres últimos años se han arreglado tres bloques, se han derribado otros, van a comenzar las obras de uno nuevo... Yo creo que de aquí a pocos años el barrio de la Uva cambiará totalmente su fisonomía.

¿Qué ha supuesto para el distrito la creación del barrio de Sanchinarro?
Ha supuesto un cambio importante en nuestro distrito. No sólo por el número de vecinos que aumenta la cifra -Hortaleza tiene ahora cerca de 160.000 vecinos-, sino también por todo el trabajo que allí se está realizando. Cuando en el año 2003 asumí la responsabilidad de la Junta Municipal tuvimos que empezar casi desde cero: colocando los cubos de basura, poniendo las placas de los nombres de las calles, los buzones de correo, coordinando la red de autobuses -a lo mejor llegan tres líneas de autobús-. Por parte del Ayuntamiento se ha creado el nuevo centro cultural, el nuevo polideportivo, la oficina de atención al ciudadano... Y por parte de la Comunidad de Madrid se está ejecutando el metro. Se ha construido el Colegio Público Adolfo Suárez y se está construyendo también un centro de salud y una residencia a-sistida para la tercera edad. Estamos intentando atender a estos nuevos vecinos, y que Sanchinarro sea un barrio completo lo más pronto posible. Con él ha llegado mucha población joven,  muchos niños. Le ha dado mucha vida a nuestro distrito, aunque ya la había porque Hortaleza es un distrito muy vivo.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic