inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 22 de enero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
03/07/2012 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos   7 votos
Jaime Lissavetzky: "No me habría lanzado a la piscina de hacer una M-30"
EL DISTRITO habla con Jaime Lissavetzky, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid

A sus 60 años, Jaime Lissavetzky, nacido en Chamberí, se ha dedicado toda su vida a lo público. Funcionario, investigador del CSIC y con una plaza en el Instituto de Medicina Química. Ha pasado de ser secretario de Estado para el Deporte a la oposición, actualmente como portavoz del grupo municipal socialista en el consistorio madrileño.

¿Cómo ha sido su trayectoria?

Tengo una parte de mi vida de carácter profesional, soy investigador del CSIC, allí hice el doctorado. Pertenezco al Instituto de Química Médica, obtuve una plaza por oposición, estuve dando clases de doctorado. Lo que siempre me ha atraído ha sido la investigación pero se cruzó una presión de Joaquín Leguina cuando era presidente de la Comunidad de Madrid y fui consejero de Educación, Juventud, Cultura y Deportes.

Pero mi afiliación al PSOE venía de 1974 en un grupo de la Universidad Complutense que nos llamábamos Convergencia Socialista de Madrid, e ingresamos en el partido un grupo importante: Rubalcaba, Leguina, Barranco, entre otros. A partir del año 85 empecé la gestión pública como consejero, estuve hasta el año 95 cuando perdimos las elecciones, pero entonces fui elegido secretario general de lo que era FSM y ahora es PSM. Ahí estuve hasta el año 2000 haciendo oposición en la Asamblea de Madrid y pasé al Congreso de los Diputados hasta 2004 como portavoz en I+D y cuando Zapatero ganó las elecciones fui secretario del Estado para el Deporte.Estuve 7 años, batiendo el record de permanencia en ese cargo. Posteriormente, me presenté como alcalde de mi ciudad, a pesar de mi apellido soy de Chamberí y ahora como portavoz de la oposición en el consistorio.

¿Fue un cambio difícil de formar parte del Gobierno a enfrentarse a Gallardón por la alcaldía?

De vez en cuando hay que cambiar. Me hicieron esta propuesta para el Ayuntamiento de Madrid y me parece una puesta muy bonita. Sabía las dificultades de intentar ser alcalde en Madrid, una ciudad y comunidad en la que gobierna la derecha desde hace muchos años. Ese reto tenía su importancia y cuesta, no porque no me apeteciera, sino por el cambio que hay que sufrir dejando de ser secretario de Estado para el Deporte y convertirte en portavoz del PSOE en la oposición, que no es lo mismo que gestionar.

Me he adaptado bien, la pregunta que me hacían era ¿si usted pierde se va a ir?, no, yo vengo para quedarme. No suelo faltar a mi palabra y allá donde he estado, he permanecido bastante tiempo. Me van a tener que ver los madrileños un cierto tiempo.

El cambio de Ana Botella por Gallardón, ¿se nota en la forma de hacer política?

Había mucha esperanza de que el PSOE perdiera las elecciones generales. Una vez que gana Rajoy, estaba cantado que Gallardón iba a pasar al Gobierno. Le sustituye Ana Botella y este asunto es legal, intachable pero a Botella le falta legitimidad. Ella no se ha presentado a estas elecciones.

Era una candidatura más personalista la de Gallardón que de Botella.

Sí, porque en muchas ocasiones en las elecciones locales se vota al cabeza de lista. La política continuista es porque aquí la política que hay es la no política.

¿Cómo contempla la deuda del Ayuntamiento de Madrid?

El 21% del presupuesto que tiene el Ayuntamiento es para pagar deudas, los madrileños pagamos 120.000 euros a la hora, que son 2,88 millones de euros al día. Esta deuda atenaza al consistorio desde el punto de vista financiero, ya no se puede endeudar más, ha tenido facturas en los cajones por más de 1.000 millones de euros que ahora se van a poder pagar con un crédito que ha aumentado la deuda.

La gestión durante estos años ha sido de déficit, se ha gastado más de lo que se ha ingresado. Estamos en una situación en la que debe haber austeridad y nos ponen otro plan de ajuste que afecta a las prestaciones sociales, actividad económica y políticas activas de empleo. Ha habido una mala gestión del PP, no se le puede echar toda la culpa a Gallardón, hay que sumarle a Botella, ella es corresponsable.

Estamos con una alcaldesa que no ejerce ningún liderazgo, cuando va a ver a Rajoy, según ella no quiere crear problemas al presidente del Gobierno. Yo tampoco, pero es que ella está representando a los madrileños. No es una política continuista, es una política de parálisis administrativa. Hay una falta tremenda de dinamismo en la ciudad y una alcaldesa que tiene un liderazgo nulo, personalmente pienso que es un truco lo que ha habido.

¿De lo hecho por Gallardón, qué no habría hecho como alcalde?

Soy de la fábula de ‘La Cigarra y la Hormiga’, creo que el buen gestor es el que sabe que en aquellos momentos de vacas gordas hay que invertir y gastar pero también hay que tener un pequeño granero porque lo lógico es que vengan tiempos que no sean tan buenos.

Por ejemplo, la M-30, tiene unas partes positivas y otras negativas. Es una infraestructura que afecta a la Comunidad de Madrid, con una importancia de tal calibre que afecta al Gobierno de la Nación, no me habría lanzado a la piscina de hacer una M-30 solamente con dinero del Ayuntamiento.

Gallardón, por las prisas electorales en su primer mandato y para tenerlo acabado en 2007, lo que hizo fue hacer él solo la M-30. Lo de menos para él era que no hubiera la declaración de impacto medioambiental, condenado por los tribunales, lo de menos era que pudieran hacer alegaciones los vecinos, lo que quería era terminar la M-30 y eso nos ha costado mucho a los madrileños. Tiene su parte positiva, la recuperación de la parte de Madrid Río. Sin embargo, en la M-30 ahora se va a más velocidad, pasan más coches, entran más en la ciudad de Madrid, con lo cual aumenta la contaminación.

¿Qué opina del traslado del Palacio de Cibeles?

¿Botella y Gallardón buscaban un sitio lujoso donde estar?, más de 500 millones de euros gastados, el metro cuadrado más caro de todo Madrid. Ahora están llevando allí algunos trabajadores municipales, me parece sensato, porque el nivel de alquileres de edificios privados es elevadísimo.

¿Y sobre las obras de los Juegos Olímpicos?

Como secretario de Estado apoyé a Gallardón, aunque la responsabilidad de las obras que se hicieron era suya, todas fueron pagadas por el Ayuntamiento de Madrid. Algunas obras están bien dimensionadas, por ejemplo La Peineta, cuando la inauguramos yo era consejero de deportes en el 94, en ese momento ya pensamos que fuese sede olímpica. La Caja Mágica es muy cara, y más me preocupa si se utiliza suficientemente. Ha quedado para aparcar una escudería. El Centro Acuático se ha quedado a medio hacer y si nos dan los juegos en el 2020 estará bien cuando se termine pero si no nos lo dan habrá que tirar incluso una parte de él para poder convertirlo en piscina para los ciudadanos.

A la hora de hacer esas obras no se ha caído en el reequilibrio territorial y social. Me presenté con el eslogan ‘El alcalde de todos los barrios’, creo mucho en ello, Madrid puede tener grandes obras pero no puede olvidarse de la situación de muchos sitios, manifiestamente mejorable.

Existen nueve distritos donde se concentra el mayor paro, unas infraestructuras más precarias y a lo mejor no habría que haber hecho tantas grandes obras y haber dedicado más dinero al reequilibrio territorial y social. Se está produciendo una fractura en Madrid: norte y sur, centro y periferia muy complicada. Lo cual no quiere decir que en el centro se hayan tenido en cuenta muchos aspectos que en otras ciudades si se tienen en cuenta. Porque en el centro en ocasiones hay un chabolismo vertical o problemas no resueltos, tiene una parte muy bonita Madrid pero existen otros aspectos que no se han tenido en cuenta como el mercado de la Cebada, lo que era el polideportivo. Son tantas cosas que se han dejado por el camino y solo se ocupaban de los grandes proyectos que le gustaban a Gallardón y Botella, porque Botella es corresponsable de esto y me da la sensación de que la alcaldesa se quiere apartar un poco de esa gestión, no sé si lo dirá o no pero es lo que se oye por ahí. Le dio la medalla de oro a Gallardón muy rápido, pensé que tardaría un poco más pero ella no puede borrar el tema de Gallardón porque es corresponsable.

¿De qué manera afectan los recortes a los madrileños?

Muy negativamente, Madrid es cada vez más cara y tiene menos servicios. Se han reducido las prestaciones sociales, se han perjudicado las políticas de creación de empleo. La improvisación se ha impuesto y tiene una ligereza de manos doña Ana Botella para usar la tijera que asusta. Esto es solo el principio, no me ha negado que vaya a haber más ajustes, incluso este año.

¿Qué recortes no habría hecho?

Recortes sociales. Hay un alto número de personas nombradas a dedo y altos cargos, sigue habiendo muchos sitios de alquiler, hay seguridad privada…, solo el mantenimiento del lujoso Palacio de Cibeles ya es un dato. No habría tocado las políticas sociales, ni reducido el tema educativo en las escuelas infantiles. En cuanto a la drogodependencia tampoco, ya que el Instituto de Adicciones ha tenido una rebaja tremenda y Madrid Salud se ha rebajado también.

Su grupo propone que la Iglesia Católica pague el IBI, ¿qué beneficio tendría en los ciudadanos?

Esto lo debatimos a iniciativa de Izquierda Unida en octubre de 2011. En Madrid se deja de ingresar 100 millones de euros por no pagar IBI, entre ellos la Iglesia Católica u otras confesiones, embajadas y ONGs, entre otros. El hecho real es que dejas de ingresar un dinero y en el caso de Madrid es que es la capital de España.

Cualquier entidad, ya sea la Iglesia Católica, que no tiene que ser un tabú, por mucho que España sea mayoritariamente católica, tendrá que pagar aquellos sitios donde haya negocios, sea la Iglesia, la embajada rusa o de EEUU. En caso contrario, nos tendrán que compensar a los madrileños por ese dinero.

Se habla del concordato, lo primero es que nada es inmutable en esta vida, pero aparte hay muchos sitios que no son de culto y creo que jurídicamente no están contemplados de esta manera en el concordato. Si tienen un garaje o una vivienda por qué no van a pagar el IBI o la tasa de basuras, creo que es de sentido común. No es un ataque por lo menos en lo que a mí respecta a la Iglesia Católica, simplemente es que todos tenemos que hacer un esfuerzo.

¿Cómo ha podido Bankia a llegar a adquirir la deuda que tiene?

El Partido Popular no quiere que lo sepamos, porque se opone a cualquier tipo de Comisión de Investigación. Que comparezcan todos, del PSOE, PP, que lo hagan todos y que se sepa. Es inexplicable. Es verdad que existió el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y activos tóxicos puede haber sido una de las causas, otra la fusión con otras cajas como Bancaja. Que quede claro, no entiendo por qué se niegan a una Comisión de Investigación, ¿tienen algo que ocultar?

El señor que dirigía esa entidad es Rato y no es un hombre vulgar ni poco conocido en el mundo de las finanzas ya que fue presidente del FMI. Si es la cuarta entidad de España y encima la lleva una persona que en el mundo de la economía tiene cierto prestigio y esto se ha ido al garete pues pensarán, que mal andan estos.

Tengo ahorros en Bankia y no he pensado sacarlos, creo que además con su nacionalización, los que tienen el dinero depositado tienen que estar tranquilos de que el dinero está seguro ahí. El hecho real es que no se ha dicho la verdad.

¿Y si la Justicia investigara?

La lentitud de la Justicia en este país es exasperante. Lo importante no es tanto buscar al culpable como buscar las soluciones. El ciudadano quiere saber cuál ha sido el error y el fallo y entonces se quedará mucho más tranquilo. Los socialistas hemos pedido esa Comisión de investigación en la Asamblea de Madrid y Congreso de los Diputados. Lo que ocurre es que ellos no quieren ni comparecer, no entiendo la situación del Partido Popular, de hecho en unos momentos muy difíciles hay que intentar no generar más alarma de la real, no ocultar nada a los ciudadano.

Cuando el PSOE quiere arrimar el hombro, hay una cerrazón por parte del PP que me preocupa, hay que tener una mayor altura de miras. Ojalá el tema de Bankia se arregle y el conjunto del sistema financiero español, porque con este peso del aumento de los intereses, eso que llamamos prima de riesgo, el país lo va a pasar muy mal. Esto puede acabar en recortes y más recortes.

¿Habría que hacer algún recorte en la estructura de la Administración?

Todo lo que sea evitar duplicidades o racionalizar la Administración bienvenido sea, pero hay que hacerlo con cabeza. No soy partidario de las ideas geniales que algunos partidos predican, no soy partidario de quitar competencias a las Comunidades Autónomas, quizá si haya diputaciones que hay que eliminar y en determinados sitios habría que buscar una fórmula.

El problema es el del modelo, las pautas quien las ha marcado han sido los mercados y no han dejado a los políticos tomar decisiones. Hemos tenido una democracia secuestrada en función de los mercados y de ese sistema financiero porque no fuimos capaces de regularlo a nivel mundial empezando por EEUU. Ahí es donde se ha producido el gran agujero, porque aquí el problema es la deuda de las familias.

¿Cómo se puede reestructurar el tráfico de Madrid?

Lo que hay que hacer es un Plan de Movilidad Sostenible y tendría que jugar un papel importante la bicicleta, no es solo para hacer deporte sino también un transporte muy útil. Hay que dar seguridad al que va en bici, en coche y al peatón. Todo esto lleva a decir, mire usted, la bici puede ser un transporte seguro. Vamos a cumplir lo que decimos los partidos políticos en los programas y vamos a hacer una apuesta por un Plan de Movilidad Sostenible donde la bici juegue un papel importante.

Recientemente recibió el Premio Portada El Distrito, ¿qué significa para usted estos reconocimientos?

Cuando eres secretario de Estado para el Deporte y ganas muchas cosas te suelen dar premios y distinciones. En la oposición la gente se acuerda menos de ti y me ha hecho mucha ilusión, lo digo de corazón. A lo mejor es inmerecido pero no puedo decirlo, sobre todo por la causa del premio: “una persona dedicada al servicio público”, y de eso me presto. No solo en política, sino como investigador, soy funcionario público, creo en lo público, es una manera de servir a los ciudadanos y evidentemente me gusta mucho este premio y la razón por la que se me concede.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic