inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
18/05/2015 - Alejandro Melgares de Aguilar Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,0 puntos0,0 puntos0,0 puntos0,0 puntos0,0 puntos   25 votos
Manuela Carmena durante el encuentro vecinal en Vicálvaro.
Manuela Carmena durante el encuentro vecinal en Vicálvaro.
Manuela Carmena durante el encuentro vecinal en Vicálvaro.
Manuela Carmena durante el encuentro vecinal en Vicálvaro.
Manuela Carmena durante el encuentro vecinal en Vicálvaro.
Entrevista a Manuela Carmena.
Manuela Carmena: "No me gusta la campaña electoral porque está demasiado mercantilizada"
La candidata a la Alcaldía de la capital por 'Ahora Madrid' responde a las preguntas de EL DISTRITO antes de las próximas elecciones del 24 de mayo

La exjueza, Manuela Carmena (Madrid, 1944), encabeza la lista apoyada por la dirección del partido ‘Ahora Madrid’, formado con Izquierda Unida, Ganemos y Equo, para alcanzar la Alcaldía de la capital. El pasado 16 de mayo visitó Vicálvaro, en uno de los múltiples encuentros vecinales que realiza de cara a las elecciones municipales del 24 de mayo.

¿Recuerda su última visita al distrito?

Hace 4 ó 5 años, iba con unos amigos en bicicleta. Pasamos por aquí, desayunamos y dimos una vuelta. Después cogimos el metro y fuimos hasta Arganda del Rey.

¿Cómo se siente? 

Bien. Una vez que tomé esta decisión no me preocupa, porque creo que soy una persona acostumbrada a trabajar. La campaña electoral no me gusta porque está demasiado mercantilizada, no se habla casi de política y se vive una especie de ola con una publicidad muy falsa, las caras puestas en las calles y anuncios con consignas tontas. Todo eso me desagrada mucho, me parece que es degradar una reflexión interesante y sobre cómo queremos mejorar nuestra sociedad y en última instancia el mundo. No me gustan los mítines ni todo lo que tiene que ver con una liturgia mercantil, falsa y de desprecio al ser humano, en mi opinión. Hay que trasladar a cada uno de los seres humanos la enorme importancia que tiene cada uno de ellos. Vivimos en una sociedad en la que desde pequeños nos hacen poco importantes. Siempre piensan en el dogma, el partido, el jefe y parece que cada uno de nosotros no podamos hacer nada, mi posición es todo lo contrario. Me gustaría una campaña electoral no tanto de hacer promesas, sino comentar cómo somos, qué es lo que pensamos y qué es lo que vamos a intentar hacer. Me parece que es un camino mejor que el que hacen los demás.

Hay una figura de la que casi no se habla en política que es de la ama de casa. 

Es muy importante porque en el fondo en esta sociedad se desprecia el trabajo de cuidados que hace la mujer y muy especialmente en la familia. Es curioso que se planteé en la Comunidad Europea que se incluya en la valoración del Producto Interior Bruto actividades que son irregulares como las ilícitas de la prostitución o los tráficos ilegales. Sin embargo, no se plantea el valor económico de las mujeres a través del cuidado. Se debe valorar ese trabajo de las mujeres y ser conscientes del papel económico que tiene, porque seguramente las personas de la familia no podrían trabajar si lo hacen o subsistir si no tienen empleo, si no hubiera una persona que estructurara los cuidados. Una labor de las amas de la casa y mujeres en general, que trabajan y también cuidan. Hay que reflexionar mucho de cómo valorar el cuidado como un elemento imprescindible para el desarrollo de la vida de las personas.

Hace unos días comentaba que prefiere una campaña “desde el sentimiento”. 
 
La verdad es que sí. Necesito mucho la cercanía, lo pequeño y cotidiano, porque no nos olvidemos que el protagonista es un individuo único y luego nos sumamos muchos. Es importante que uno se sienta protagonista de su propia vida. Me gusta más el contacto personal y una relación mucho más sentida que la simplemente estereotipada.
 
Recientemente mantuvo un encuentro con expresidente de Uruguay, Pepe Mújica, ¿qué tal? 
 
Extraordinario porque es una persona espectacular. Cuando tienes mucha experiencia adquieres moderación, como él decía, “quizá no podamos hacer mucho pero podemos mejorar un poco a muchos sectores sociales”.

De las propuestas o Iniciativas Ciudadanas Vinculantes, como ustedes denominan, ¿cuál le ha parecido la más emotiva? 

Muchas. Me llaman la atención las de personas que llegan incluso a diseñar un negocio. Por ejemplo, un señor de Vallecas que había pensado cómo recuperar los teléfonos móviles a través de una empresa de reciclaje, rentabilizar los materiales que los componen. Es un planteamiento para pensar por qué todo lo relativo a las basuras debe ser competencia del Ayuntamiento, a lo mejor una persona puede plantear una labor de reciclaje. Pueden haber incluso personas que recojan los botes de refrescos que se tiren a través de una pequeña empresa. Existen países europeos en los que ese reciclaje da lugar a enormes alternativas artísticas, por eso cuando esta persona de Vallecas me expuso su planteamiento, me pareció muy interesante. Además, es destacable trabajar en los bancos de trabajo e intercambio entre unas y otras personas, ya que solucionarían muchas cosas. Son iniciativas que surgen de las personas a las que escucho.
 
¿Qué hace Manuela en su tiempo libre?
 
Antes de meterme en esto organicé unas empresas sociales, tenía un blog, un programa de radio y escribía. Nunca he distinguido bien entre el tiempo libre y el que no lo es. El trabajo es una actividad que te produce mucho placer, nunca me ha divertido no hacer nada. Sigo leyendo mucho.
 
¿Qué libro está leyendo? 
 
‘De cómo me convertí en alcalde y cambié el mundo’, que ha escrito Jón Gnarr, alcalde en Reikiavik (Islandia) desde 2010 hasta 2014. Hace crítica a muchas cosas que estoy viviendo ahora.
 
Las últimas encuestas le son favorables, ¿el título del libro podría ser premonitorio para usted? 
 
Sí. La impresión que tenemos es que esas encuestas se van a mejorar.
 
¿Cuál es la medida estrella de ‘Ahora Madrid’? 
 
Probablemente la más importante es la de abordar la emergencia social. Hoy mismo hablaba con una persona que me decía que no comprende como siendo la Renta Mínima de Inserción tan pequeña, 375 euros, le descuentan una ayuda que de su madre, entre otras. Hay una tacañería tan enorme en esos pagos que creo que es un tema a reflexionar para solucionarlo. Que haya una clara actitud de subir los niveles en todos los colectivos de necesidad. Hay muchas personas que lo están pasando terriblemente mal y tienen que notar que esto ha cambiado. Que tengan esas prestaciones tan necesarias para poder vivir un poco mejor.
 








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic