inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 12 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/04/2010 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
David Lucas contestó a las preguntas de EL DISTRITO en su despacho de la calle Mayor.
David Lucas contestó a las preguntas de EL DISTRITO en su despacho de la calle Mayor.
“Nuestra primera medida será eliminar la tasa de basuras”
A menos de un año para la celebración de elecciones, David Lucas perfila las claves del programa socialista desde su despacho de la calle Mayor.

Pese a que aún no está claro que vaya a ser el candidato que se enfrente a Gallardón, este madrileño de 42 años lleva dos y medio al frente del Grupo Municipal convencido de que es posible mejorar la calidad de vida de los madrileños recortando el gasto del Gobierno. Cercano, dialogante y municipalista convencido asegura que las disputas internas del PP están dilatando la solución a problemas importantes que sufre esta ciudad y sostiene que un buen alcalde debe trabajar sobre el terreno y preocuparse por los ciudadanos. De llegar a la alcaldía, Lucas se compromete además a eliminar la tasa de basuras y como madridista declarado, espera poder cantar el alirón al final de la temporada.

Llegó al cargo en un momento difícil para su partido. ¿Cuáles fueron sus primeros planteamientos para crear una oposición sólida?
En ese momento, lo que se pasa por la cabeza de este portavoz es sacar a flote el Grupo Municipal. Habían pasado muchísimos avatares y era importante recobrar el rigor, el trabajo y la credibilidad. Después de dos años y medio ese objetivo se ha cumplido. Ahora es un grupo sólido que se encamina hacia el futuro con mucha fuerza y con muchas ganas.

En su opinión, ¿cómo debe ser un buen alcalde de Madrid?
Debe estar más preocupado de los ciudadanos que de sí mismo. En estos momentos creo que el alcalde está preocupado, sobre todo, de su proyección política y no de lo que pasa en la ciudad, y son muchos los problemas: movilidad, medio ambiente (es una de las más contaminadas de Europa), problemas sociales, etc.

Ha hablado de un proyecto de cambio para la ciudad. ¿Cuáles son las premisas de ese proyecto?
Hay un compromiso adquirido con los ciudadanos de Madrid y creo que la primera medida que debemos adoptar es eliminar la tasa de basuras. Pero hay algo aparte muy lacerante que es el problema de la Cañada Real. 

¿Cree que la crisis y la forma de gestionarla han perjudicado al Gobierno socialista?
El Gobierno está haciendo esfuerzos muy importantes para intentar salir de la crisis, aplicando medidas que creo que van a dar sus frutos y que, lamentablemente, no encuentran corresponsabilidad en otras administraciones, como el Ayuntamiento de Madrid o la Comunidad. Quizás si se encontrase esa colaboración, las medidas serían más efectivas. Pero, a pesar de todo, estoy seguro de que eso no va a ser un lastre para el PSOE.

¿Cómo están afectando las supuestas divisiones internas del PP de Madrid a la ciudad?
El enfrentamiento entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón lastra la solución de problemas importantes para los madrileños. Es el caso del Eje Prado-Recoletos, que está paralizado, la calle Serrano,… 

¿Cuándo tendremos un sistema de listas abiertas que nos permita elegir a nuestros representantes?
Para eso haría falta una modificación legal y mientras eso ocurre, si ocurriera, se pueden hacer muchas cosas para que la Administración sea cercana. Se debería atender más a una descentralización que creo necesaria en el Ayuntamiento de Madrid. Yo, que soy un municipalista convencido, creo que deben prestar los servicios aquellos que están más cerca de los problemas, porque eso debe ser el Ayuntamiento, algo cercano a los ciudadanos que posibilite solventar realidades cotidianas. Lejos de hacer esto, el alcalde ha ido centralizando cada vez más la Administración en un proceso de desconfianza que tampoco tiene mucho sentido.

¿Fue un error presentar una candidatura olímpica dos veces consecutivas?
Si fue un error o no ya fue. Tampoco hay que pensar en el pasado, sino mantener la vocación olímpica y analizarlo todo muy bien de cara a una futura candidatura.

¿Qué significa para usted ser madrileño?
Vivir en una de las ciudades más bonitas del mundo, por sus monumentos y sobre todo por sus gentes. Me siento muy orgulloso de ser de Madrid.

¿Con qué rincón de Madrid se quedaría?
Ciudad Universitaria. Me trae recuerdos de juventud, felices.

Es una zona que precisamente ahora está muy convulsa…
Lamentablemente. Creo que desde el PP han fijado como objetivo ir a por el rector. Ese acoso y derribo no tiene parangón. Carlos Berzosa está ha-ciendo un excelente trabajo. Segura-mente, si la Comunidad de Madrid no hubiera hecho tantos recortes presupuestarios en las universidades podrían haber solventado problemas y ca-rencias que están sufriendo día a día.

Austeridad frente al “despilfarro”
La deuda del Ayuntamiento de Madrid, cifrada en 7.000 millones de euros, es una de las cuestiones que más preocupa al líder de la oposición local. Para Lucas, la actual situación económica del Consistorio, no se debe a un problema de financiación, sino a la mala gestión de las cuentas públicas. Un “despilfarro”, tal y como él mismo califica, cuyo germen se encuentra no tanto en las infraestructuras, como en los 500 millones de euros que ha costado el Palacio de Cibeles, asegura. “Son más de 80.000 millones de las antiguas pesetas con los cuales hubiéramos hecho todos los equipamientos previstos en el programa electoral del PSOE para esta legislatura”. Al gasto que ha supuesto el traslado del Consistorio, Lucas le añade los 1.525 altos cargos y cargos de confianza del Ayuntamiento “que cobran una cantidad muy importante de dinero de las arcas municipales”, la publicidad y la propaganda, “y la mala gestión y mala administración de la contratación”. Asuntos estos que se han traducido para los ciudadanos, según afirma el portavoz, en un “asedio impositivo -en los últimos 6 años los impuestos se han incrementado en un 300%-, así como en la reducción de servicios y de las inversiones”. Para paliar esta situación, Lucas aboga por la austeridad y las inversiones territorializadas, “que devuelvan al ciudadano el protagonismo que nunca debió perder”.
 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic