inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 17 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
10/10/2007 - Jorge Bustos Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
“En Retiro se vive muy bien, hay que mantener la calidad de vida de nuestros residentes”
Luis Asúa, concejal presidente del distrito de Retiro

No puede decirse que Luis Asúa sea precisamente un novato de la gestión municipal. Ha presidido Tetuán, Chamberí y Centro. Ahora afronta la Concejalía de Retiro con una idea muy clara:  mantener la alta calidad de vida de sus residentes, y no ‘experimentar’. 

Viene usted de presidir Centro, un distrito pequeño pero intenso. ¿Cuáles son sus primeras impresiones desde que llegó aquí?
He pasado cuatro años en Centro apasionantes, es el distrito número uno en cuanto a actividad municipal -no en calidad de vida-, porque es donde ocurre gran parte de la vida de la ciudad, es el primer centro político, turístico y comercial de España, y lógicamente los retos son muy amplios. Pero en Retiro estoy encantado; ya he llevado algún distrito muy residencial como Chamberí. Estoy aquí muy cómodo, me gusta mucho y hay una serie de cosas que hay que poner en marcha. Lo que yo pretendo es primar el aspecto residencial de este distrito, que el vecino viva lo mejor posible.

Retiro es un distrito consolidado, céntrico, con una renta media-alta, población envejecida y poca edificabilidad. ¿De qué forma condicionan estas premisas la gestión del distrito?
Efectivamente, este no es un distrito de gran desarrollo, como puede ser San Blas o Vallecas Villa. En estos distritos consolidados lo que tiene uno que ser es responsable y tener claro que hay que hacer pocos experimentos y mantener la grandísima calidad de vida que tienen nuestros residentes.

Su predecesora, Elena González, dejó en marcha algunas obras como la Escuela de Música y Danza o el Centro de Salud de Adelfas. ¿Qué otras dotaciones destacaría entre las que le tocará a usted emprender?
Estamos muy empeñados en sacar el Mercado de Ibiza, por ejemplo. Y es muy importante el cierre sur del distrito, con el eje Prado-Recoletos. Y alguna dotación más en el área de la calle Ibiza. También es muy importante acabar el centro de salud, y el centro del Insalud, además. Y luego existe una vieja ilusión que es intentar traer la comisaría de Policía Nacional a Retiro, aunque está complicado, porque depende del Ministerio del Interior. En cuanto a la biblioteca pública en la antigua Casa de Fieras, que depende de la Concejalía de las Artes, me han dicho que está el proyecto ya en marcha, lo seguirán y haremos una presentación.

El Parque del Retiro es el mejor patrimonio del distrito. Pero algunas voces piden restringir la organización de determinados eventos -la Pasarela Cibeles, sobre todo- que pudieran dañar el parque y obstaculizar su disfrute al común de los madrileños...
Es el mejor patrimonio de la ciudad, no sólo del distrito. Yo no tengo competencias sobre el Parque del Retiro, porque son exclusivas del Área de Medio Ambiente. Ahora, tengo un criterio, porque tenemos una cierta ‘co-gestión’, y yo creo que los parques ubicados en los centros de las ciudades modernas no pueden ser simples parques. El ciudadano demanda actividades, y actividades que mejoren el propio parque. La filosofía que seguíamos con la Plaza Mayor era que las actividades tenían que nutrir la Plaza Mayor y la Plaza Mayor nutrir esas actividades; es decir, que tiene que existir una bilateralidad. Y yo creo, por poner un caso clarísimo, que la Pasarela Cibeles tiene que estar en el centro de la ciudad. Es absurdo que estemos potenciando la moda española y que sea un elemento importantísimo de nuestra economía, y en cambio tengamos la Pasarela Cibeles en el IFEMA, con todos mis respetos para el IFEMA, cuando todas las pasarelas de moda que se hay en Europa y en el mundo se hacen en el centro de la ciudad, por razones obvias: porque es más bonito, la gente está más cómoda, porque el colectivo de gente que va allí -que es muy pequeño, unos centenares, porque son gente muy especializada- prefiere estar en el centro y antes se pasaban el día protestando porque estaban en el IFEMA. Igual que no se entiende que la Feria del Libro no esté en el Parque del Retiro, porque la feria nutre el parque y el parque la feria. Es un momento cívico, de paseo, en el que la gente hace lo más importante que se puede hacer en esta vida, que es comprar un libro. Ese tipo de cosas yo soy absolutamente partidario de que se hagan en los parques y en zonas céntricas y emblemáticas de la ciudad, porque así le estás dando importancia a dos cosas que son en verdad muy importantes: en un caso el aspecto económico que tiene la moda -sin entrar en el fenómeno en sí-, y en el otro, y ahí sí que entro, la riqueza cultural que supone la Feria del Libro, que jamás debe irse de El Retiro porque simplemente nos cargaríamos la Feria del Libro.

¿De qué mecanismos dispondrán los vecinos para participar en la gestión municipal?
Hay un debate con el tema de la participación ciudadana, pero al final el problema que tenemos los gestores públicos es la gran frustración que produce que no haya participación ciudadana. Existe una gran cantidad de mecanismos a estos efectos: la comisión de Agenda 21, los consejos territoriales, los consejos de participación ciudadana, los consejos de seguridad, los plenos de la Junta, asambleas por barrios… Y la gente… está en otra onda. Quizá la informática llegue más. Se produce mucha más participación ciudadana si al ciudadano de base le ofreces una dirección de Internet o de correo electrónico, que si tiene que venir aquí a las ocho de la tarde, dejar a su familia e involucrarse en unos temas que le llevan muchísimas horas y que están muy reglados. Yo creo que la gran asignatura pendiente es lanzar sistemas telemáticos para que podamos nutrirnos de la opinión de los vecinos, que es importantísima. En el programa electoral hicimos un trabajo de recabar aportaciones ciudadanas y funcionó fantásticamente bien, porque era cómodo y fácil, y ahora mismo tenemos la tecnología como para hacerlo. El sistema ‘antiguo’, digamos, que es pedir hora, venir aquí, presentarse al consejo territorial…, salvo en temas muy puntuales de seguridad, en 9 años de experiencia municipal no he visto que funcionara mucho. Es una vieja cuestión en la que hay que seguir profundizando, pero yo creo que hay que darle un vuelco completamente y cambiar el procedimiento, que ha de pasar por Internet; es lo que a la gente le parece cómodo y lo que puede generar verdaderamente interrelaciones con los vecinos.

¿Qué espera usted de la relación de su equipo de gobierno con las asociaciones y con la oposición?
Yo soy muy ‘escandinavo’ en mi labor municipal. Yo creo que la política, cuando trata problemas cercanos como son los municipales, es un barco en el que tenemos que remar todos. Mi experiencia es que siempre he tenido una buena relación -dependiendo del talante de cada uno, pero en general- con la oposición, y si me ayudan en mi labor municipal yo no politizo, desde luego. Soy partidario de que cada uno tenga su espacio, y el espacio de la oposición se irá definiendo por su propio trabajo. No hay que politizar problemas tan claros como los municipales. Y respecto a las asociaciones, ya he visto a todas -deportivas, vecinales, etc.- y al final es lo mismo: hablamos de problemas muy de barrio, y lo que hay que hacer es poner a trabajar en ellos a mi equipo para paliarlos.

Ha estado visitando los colegios reformados durante el verano. ¿Cómo van? Y en el programa electoral figura la construcción de una nueva escuela infantil. ¿Ya se sabe dónde podría estar ubicada?
He visitado los 6 colegios públicos del distrito y están en una situación bastante buena: existen problemas estructurales, sobre todo con los patios, que no tienen espacio porque cuando se diseñaron esos centros, en la República, esta zona era periférica y no existía esa idea de la necesidad de un patio amplio. Es un problema difícil de resolver, habría que tirar las casas de alrededor, y eso no se puede hacer. Respecto a la escuela infantil, seguimos estudiándolo, mi sueño es hacer una escuela pública en el centro, lo conseguí a medias con unos pabellones en Lavapiés. La competencia es regional, pero vamos a intentarlo.

¿Qué colectivo priorizaría en su gestión? Niños, mayores...
Los residentes. Aquí lo que hay que hacer es asegurar que la calidad residencial se mantenga.

¿Qué espera usted de su paso por Retiro?
Pues que la gente me recuerde como alguien que ha hecho algo. Y sobre todo que no les empeore la calidad de vida. En todos los sitios donde he estado he procurado dejar algún ‘logro’. En Retiro se vive excepcionalmente bien: con que el gestor no se cargue lo bueno, es suficiente. Experimentos, pocos.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic