inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 19 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
25/06/2014 - Alejandro Melgares de Aguilar Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,0 puntos0,0 puntos0,0 puntos0,0 puntos0,0 puntos   66 votos
Sara Escudero durante la entrevista.
Sara Escudero durante la entrevista.
Sara Escudero durante la entrevista.
Ver además...
Presentación del libro 'En ocasiones veo frikis' de Sara Escudero
Sara Escudero: "Me siento una modelo de payasismo"
EL DISTRITO habla con la autora del libro 'En ocasiones veo frikis: ¡49 monólogos para conservar la salud mental!'

"Me quiero desintegrar y además he llegado tarde". De esta forma se presenta Sara Escudero (Arenas de San Pedro (Ávila), 1981), quien tras presentar en FNAC su libro 'En ocasiones veo frikis: ¡49 monólogos para conservar la salud mental!', llega al pub Kube para compartirlo con amigos y compañeros. Tras la vorágine de atender a los medios de comunicación se sienta con nosotros y se relaja. Lleva un vestido blanco, muy fino, en el que luce su cuerpo de 1.70 aproximadamente de estatura y no pierde la sonrisa.

Sara se vino a Madrid dejando Medicina en tercer curso para estudiar teatro. Hoy es conocida por el gran público porque forma parte del equipo del programa 'Zapeando' que se emite de lunes a viernes en La Sexta. Al ver a tantos personajes de televisión es su programa Sara nos confiesa que recomendaría su libro, para que les surtiera efecto, "a más de uno de las cadenas autonómicas", porque en su opinión " no se puede ir así a trabajar, hay que ir con ganas, creo que cualquier persona que desempeñe su labor en un canal público necesitaría terapia de risa mental". Antes de dedicarse a esto de la interpretación Sara fue camarera para pagarse la carrera, y es a ellos a quienes "en lugar de una napolitana que acompaña al café, les daría un librito para que lean y se relajen ", porque según ella, más que quienes trabajan en televisión, "hace más daño un camarero que te tira un café al que le has pagado un euro con ganas".
Para todas las edades
El público que puede leer el libro de Escudero es de todas las edades, aunque "quizá a partir de 15 años porque la ESO está chunga, el humor está en el cerebro y quien tenga ganas se lo va a pasar bien con 50, 60 o 120 años", afirma con rotundidad Sara. Además, la recopilación de monólogos viene avalada por una gran editorial, Anaya, algo que califica la humorista como "una responsabilidad, porque leía sus libros de pequeña, fue una ilusión tremenda al ser un encargo de ellos y no plantearlo yo. Les apetecía sacar un libro de humor y por mi perfil me escogieron, de hecho no pretendo ofender a nadie".
Los monólogos se Sara se caracterizan por un lenguaje muy blanco, siempre con críticas veladas o directas, ejemplo es una de sus últimas actuaciones en la que decía no entender el arte moderno, "me critico a mí misma, que lo hagan menos abstracto, esa palabra hasta se pronuncia raro", dice entre risas. Lo que sí tiene claro, es que no compara su libro con una escultura o un cuadro, lo define como "arte cómico". La autora del libro entiende que "quienes escriben comedia lo hacen de forma innata, nacemos payasos y lo llevamos en la sangre, no me cuesta ponerme a escribir. Esfuerzo, constancia, paciencia y técnica, pero cuando la voluntad te mueve todo es poco".
Discriminación de mujeres monologuistas
Tras ser preguntada Sara Escudero en qué faceta se siente más cómoda: presentadora de TV, monologuista, actriz, modelo..."¿modelo de pies? ni eso, porque los tengo chungos", replica sin perder la sonrisa y gesticulando mucho, es de las que les gusta transmitir lo que siente. Físicamente ha sido comparada con Eva Hache, aunque demuestra durante toda la conversación que tiene una personalidad propia y singular. Entre todas las definiciones se siente "cómico, porque todavía hay que decirlo con 'o'" y reniega del término show woman porque lo a su modo de ver es "viejuno". Asume distintas disciplinas en torno al humor, por eso "me siento una modelo de payasismo", manifiesta con voz en alto, porque Sara no es de las que hablan bajito, sino todo lo contrario, se le escucha y entiende en un perfecto castellano.
Sara dice llamarse "cómico" y sigue entendiendo que hay discriminación entre los monologuistas. De hecho nos recuerda una mala experiencia con uno de los socios de 'Mamaluna' un bar de La Manga (Murcia), que no quería mujeres en su local por una desastrosa actuación de una chica. "Un cómico importante les dijo de hacer un bolo gratis si me llevaban, me dieron la oportunidad y se abrió la veda. Hay un prejuicio muy inconsciente en el público, al que incluyo a las mujeres, por suerte cuesta cada vez menos de juzgar más a una chica", expone Sara. Sobre todo se refiere al asunto del vestuario, "es un elemento que tenemos que controlar, porque Goyo Jiménez puede actuar con vaqueros rotos y chaqueta de smoking y no se fijan, en cambio una Patricia Conde que defiende bien los monólogos estoy convencida que si lo hace con zapato plano gana el triple".
Nos interrumpe la entrevista su compañera de 'Zapeando', Cristina Pedroche, quien entre risas se disculpa y nos deja seguir la entrevista. El futuro inmediato de Sara es el teatro, está preparando un montaje bajo el título 'Te elegiría otra vez'. Se trata de una comedia romántica cuyo preestreno está previsto en Ávila, "lo traeremos a Gran Vía en Madrid y hasta aquí puedo leer", concluye Sara Escudero, quien sin perder la sonrisa, sigue atendiendo a sus amigos que no son pocos y será por algo, su buen humor.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic