inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 28 de julio de 2014
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/12/2009 - Marina Osuna Preparar para imprimir Enviar por correo 
Votar:  
Resultado: 4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos   4 votos
Ambos leones -Daoíz y Velarde- ocupan su privilegiada posición desde 1872.
Los leones de Las Cortes

En el emplazamiento del antiguo Convento del Espíritu Santo se levanta hoy el Congreso de los Diputados. Fue la Reina Isabel II quien puso la primera piedra, en 1843, de este foro en el que los políticos democráticamente elegidos proponen leyes y, sobre todo, discuten mucho. Sus lujosas paredes han sido testigo de algunas de las frases más difundidas por los medios de comunicación, pero es en el exterior del recinto donde se ubican dos de las figuras más emblemáticas del edificio. Se trata de los leones Daoíz y Velarde, fieros guardianes de la ley y el orden. Ubicados a ambos lados de la puerta principal -que sólo se abre cuando acude el Rey-, los felinos no siempre ocuparon esta privilegiada posición. De hecho, el arquitecto responsable de las obras del edificio incluyó como elemento decorativo para la entrada dos farolas. Estas no eran del gusto de los parlamentarios, que las consideraban demasiado ‘simples’ para tan magno edificio, por lo que se requirieron los servicios del escultor Ponciano Ponzano para revestir la fachada con mayor lustre. Ideó él entonces dos leones, a imagen y semejanza de un edificio ya existente en Zaragoza, pero el yeso del que estaban hechos no aguantó las inclemencias del tiempo. Corría el año 1851 y el artista José Bellver (estatua del Ángel Caído) fue el elegido para esculpir los leones en piedra. Poco impactante fue la valoración. Llegados a este punto, se decidió solicitar la ayuda del Ejército y fundir en bronce las esculturas de yeso creadas por Ponzano en la fábrica de artillería de Sevilla. Tras las dudas iniciales por el elevado coste que iba a suponer, Isabel II ordenó que se utilizaran los cañones incautados durante la batalla de Ward-Rass, en la guerra contra Marruecos, pero tras llevar a cabo la fundición volvieron a surgir problemas, en esta ocasión, técnicos. Finalmente fue Ponzano quien esculpió de nuevo los leones incluyendo, esta vez una esfera bajo una de sus patas. En 1865 las estatuas se presentaron a la prensa, pero no sería hasta 1872 cuando los felinos -de 2.219 kg. y 2.668 kg.- fueron ubicados en su actual emplazamiento. Reciben el nombre de Daoíz y Velarde en honor a los héroes del Dos de Mayo.

Compartir
BlinkList del.icio.us Digg Facebook Google Meneame MSNReporter Technorati Twitter Wikio Yahoo! Bookmarks
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2012 ®