inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 20 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
18/05/2010 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El parking de la Junta sólo puede ser usado por sus trabajadores.
Escándalo político por el presunto “uso indebido” de espacios públicos en el distrito
El PSOE ha denunciado que al menos cuatro militantes del PP llevan un año usando el parking de trabajadores de la Junta de Distrito.

 

El pasado Pleno del distrito, celebrado el 12 de mayo, pasará al recuerdo de los asistentes por el “espectáculo” que se produjo tras una intervención del Partido Socialista. “¿Qué criterios se siguen para la cesión de espacios públicos dependientes de la Junta Municipal a los partidos políticos?”; esta fue la pregunta que provocó la “guerra” entre los simpatizantes de uno y otro partido, y que terminó con gritos contra la concejal del distrito, Elena González Moñux, que pedían su dimisión y la de dos de sus vocales. 

Juan Segovia, portavoz adjunto del PSOE, denunció que la Junta del distrito acreditó hace un año a cuatro militantes del PP para poder utilizar el  aparcamiento reservado a los trabajadores de la propia Junta. En las tarjetas, supuestamente, aparecían como trabajadores de esta institución, “algo que hemos comprobado que no es cierto”, afirmó Segovia. Por tanto, y según esta denuncia, los cuatro afiliados “han hecho uso durante al menos un año, de una instalación pública de forma irregular”. 
 
Un vocal y el portavoz del PP 

Dos de los afiliados acusados de usar este parking han sido nombrados recientemente vocales. En el caso de uno de ellos, Francisco Galeote, es además desde hace poco el nuevo portavoz del PP en el Junta. 

Tras esta acusación, el grupo socialista exigió una explicación, y la cesión de estos dos representantes del PP. “No pueden representar a los vecinos después de haber estado un año aprovechándose de un bien municipal que no les corresponde”, concluyó Segovia. 

La concejal presidente, Elena González Moñux, le dio la palabra al secretario de la Junta, ya que, según explicó, es la Secretaría la que concede esas tarjetas. El secretario, por su parte, anunció que “se analizará lo que ha pasado y se retirarán las que sean necesarias”. 

A partir de ese momento, algunos de los vecinos presentes en el salón de plenos comenzaron a gritar pidiendo la dimisión de la concejal. Con frases como “yo también quiero una llave” y “Gürtel”, respondidas con “Zapatero dimisión”, se vivieron momentos de tensión, que han sido descritos por fuentes de la Junta Municipal como un “espectáculo absolutamente bochornoso”. “Es una maniobra orquestada y dirigida por algunos de los vocales del PSOE; trataron de manera totalmente antidemocrática de intimidar con gritos e insultos”, han explicado estas fuentes. Tras cerca de 10 minutos de gritos el Pleno continuó, “no se suspendió, como estaba claro que pretendían los alborotadores. Son unas acusaciones infundadas que únicamente persiguen enturbiar el clima de nuestras instituciones”. Por su parte, desde el PSOE, se ha afirmado que “exigimos responsabilidades y llegaremos hasta el final”.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic