inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 20 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
19/01/2007 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La Iglesia de Nuestra Señora de las Fuentes en proceso de demolición

Bancos, imágenes, el sagrario, los reclinatorios, los confesionarios... Como era de esperar después de que el Tribunal Supremo de Justicia de Madrid (TSJM) desestimase el último recurso de súplica interpuesto por el Ayuntamiento y el Arzobispado, las labores de demolición de parte de la Iglesia de Nues-tra Señora de las Fuentes se están llevando a cabo. “Comenzaron el día 8 de enero. Están desalojando el edificio, quitando cables y estudiando cómo demolerlo para que no perjudique a la parte que se debe quedar intacta”, explican desde el Arzobispado de Madrid. “De momento se siguen celebrando las misas en el salón de actos pero no sabemos qué pasará cuando empiecen con la demolición”, continúan.

Dolor, dignidad y resignación
El párroco de esta iglesia, Eusebio Ocaña, ha asegurado que es posible que una vez que finalicen las labores de derribo el Arzobispado de Madrid edifique en el espacio no afectado por la sentencia un nuevo templo “más pequeño” y “se levantará y diseñará toda la cubierta, de forma que sea lo más parecida a la actual”. Desde el Arzobispado no aseguran todavía nada “tenemos que ver cómo queda todo cuando tiren la parte que corresponde a la sentencia y que pertenece al altar”, explican.

Ocaña también quiso recalcar el dolor de los feligreses que el pasado día 8 se paraban atónitos delante de ‘su’ iglesia de toda la vida. “Esta vez no se ha impedido que los técnicos realicen sus labores como en ocasiones pasadas. Han aceptado la sentencia con dolor y resignación”.

Por su parte el Arzobispado de Madrid sacó un comunicado el 4 de enero, sabiendo ya la resolución del Tribunal Supremo, en el que defienden varios puntos. El primero asegura que “el templo se edificó en su día con la preceptiva licencia municipal en terreno propiedad de la iglesia, cumpliendo la legislación vi-gente”. Además afirman que una sentencia contencioso-administrativa firme de 1989 “declaró que tal licencia era conforme al Derecho”. Además en una segunda sentencia del Tribunal Superior “se constató que la construcción del edificio colindante, muy al contrario de lo que ocurría en el Centro Parroquial, se había extralimitado sin guardar la distancia entre edificios”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic