inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 24 de enero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
18/09/2009 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Un cuerpo de 300 funcionarios se encarga de inspeccionar los cubos de basura.
Montecarmelo sufre las primeras sanciones por no reciclar bien la basura
Es una norma incluida en la polémica Ordenanza de Limpieza y Gestión de Residuos, que ya ha tenido numerosas críticas por parte de los vecinos.

La actuación de los 300 funcionarios que forman el nuevo cuerpo de agentes de residuos han dado sus resultados. Ellos son los encargados de inspeccionar los cerca de 300.000 cubos de basura ubicados en Madrid, y levantar acta cuando hayan comprobado que la separación de residuos no se ha realizado de la forma correcta. 

Las primeras sanciones por no reciclar la basura -norma que pertenece a la nueva Ordenanza de Limpieza y Gestión de Residuos- han llegado, y han sido tres comunidades de Montecarmelo las ‘agraciadas’. 

Tras las inspecciones realizadas en miles de comunidades de vecinos, el primer paso al encontrarse algún caso de mal reciclaje no es la multa, sino la información. El portero o responsable de la comunidad recibe una hoja informativa en la que se explica la forma adecuada de reciclar. 

A los 15 días o un mes, esos técnicos volverán a dicha comunidad para comprobar que han modificado su conducta. En el caso de que se siga reciclando de forma incorrecta,  se levantará acta y se mandará la denuncia a la Dirección General de Calidad y Control Ambiental para que se inicie el expediente sancionador. 

Las infracciones, consideradas como leves, pueden llegar a los 750 euros, a pagar por la comunidad. 

Críticas y dudas vecinales

El Ayuntamiento afirma que la prioridad de esta medida es la información, para que Madrid aprenda a reciclar correctamente. Pero muchos de los  vecinos creen que esta medida tiene un simple afán recaudatorio. Alberto Navazo, de la A.V. Montecarmelo, no entiende que “nos obliguen a reciclar la basura, lo cual significa un menor coste de tratamiento, y además nos pongan un impuesto adicional que ya estaba contemplado en el IBI. Por unas razones o por otras, al final siempre pagamos los mismos”. 

Otras de las cuestiones que se plantean los vecinos es la posibilidad de que se manipulen los cubos de basura. “¿Cómo se puede garantizar que ha sido un vecino de mi comunidad el que ha tirado mal la basura, y no una tercera persona de otro bloque?”, se pregunta un vecino. 

Muchas dudas vecinales, ante una polémica ordenanza que dará mucho que hablar.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic