inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 23 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
18/01/2008 - Jorge Bustos Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Preocupante sucesión de episodios de delincuencia urbana

El nuevo año no ha empezado excesivamente tranquilo en Fuencarral-El Pardo. Sucesivos actos de delincuencia callejera han ensombrecido el final del 2007 y el principio de 2008 y preocupan a los vecinos y trabajadores de aquí, que piden más seguridad.

Asalto nazi a un centro cultural
El Centro Cultural Piluka del Barrio del Pilar sufrió en la madrugada del pasado 22 de diciembre un asalto protagonizado por una decena de pandilleros nazis que irrumpieron en el local con estacas y bengalas. Dos heridos leves, sillas y cirstales rotos y caos general fue el saldo del incidente. La Asociación de Vecinos La Flor, que realiza actividades en dicho centro, denunció el afán de “amedrentar” más que de causar destrozos de estos grupos radicales, cuyo relativo auge en los distritos periféricos resulta preocupante.

Atraco a un hotel de lujo
En la noche del pasado 2 de enero cuatro encapuchados provistos de mazas atracaron el hotel AC Monte Real, ubicado en el número 17 de la calle Arroyo Fresno. Cubiertos con pasamontañas negros, rompieron los cristales de la puerta de entrada, amenazaron al recepcionista y sustrajeron 6.000 euros de la caja fuerte, más otros 4.000 destinados a las propinas de los empleados. Luego se dieron a la fuga. La Brigada Provincial Judicial de Fuencarral-El Pardo investigó las cámaras de vigilancia pero los atracadores aún no han sido identificados.

Desmantelando Pitis
La contrapartida a estas acciones delictivas la ofrece la actuación que el Ayuntamiento, con ayuda de la Policía Municipal, ha llevado a cabo en el poblado chabolista de Pitis, donde a finales del pasado mes de diciembre llegaron una excavadora y una veintena de agentes para desmantelar las chabolas que aún quedan allí en pie. Los vecinos llevan mucho tiempo demandando el desmantelamiento de este foco de droga y delincuencia que surgió hace ya 15 años. El Gobierno municipal ha prometido acabar con todos los asentamientos de este tipo en la capital en el presente mandato. Los vecinos de Fuencarral agradecerán sin duda que esto se cumpla con Pitis, donde la droga sigue circulando.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic