inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 21 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
19/05/2009 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Las vías de tren y de la M-30 producen ruidos muy molestos para los vecinos del barrio de Begoña.
Las vías de tren y de la M-30 producen ruidos muy molestos para los vecinos del barrio de Begoña.
La propuesta para instalar paneles antirruido en la calle Antonio Múgica “se queda corta”
Para la A.V. de Begoña, la propuesta debería incluir también a la zona de la calle San Modesto, en la que los ruidos provocados por la M-30 son “más constantes y molestos”. Además, defienden que tendrían que acondicionar el vallado y los taludes de la zona.

Son muchas las zonas de Madrid en las que los vecinos conviven con unos niveles de ruido más altos de los permitidos. El tren, los coches, etc.; son muchas las fuentes de ese ruido, y la lucha contra esta contaminación acústica es constante entre los afectados. 

Una de estas zonas se encuentra en el barrio de Begoña donde, por un lado, se encuentra el paso de la M-30; y por otro, el paso de las vías del tren. Las calles afectadas son San Modesto, que se encuentra paralela a la M-30, y la de Ángel Múgica, junto a las vías de tren. 

Tras una propuesta del PP en el pleno del distrito del mes de mayo, en la que pedía la instalación de unas pantallas antirruido en la zona próxima a la calle Ángel Múgica, la presidenta de la A.V. del Barrio de Begoña, Mª Ángeles Sánchez, ha comentado que no le parece “correcto que se haya decidido llevar esta propuesta sin tener en cuenta a los vecinos, que se supone que somos los primeros afectados”. 

Sánchez ha criticado que se utilice este problema “como un instrumento de sus guerras internas. Este no es el mayor problema de ruidos del barrio, tenemos más ruido en la calle San Modesto provocados por la M-30; y de eso no han dicho nada; ¿por qué no piden también unos paneles al Ayuntamiento para la zona de la M-30?”, sigue narrando la presidenta.
Desde la Asociación se ha explicado que mientras que el ruido producido por las vías del tren es esporádico, el de la M-30 “es constante, se produce a todas horas, por lo que es más molesto para los vecinos”. 

“La propuesta se queda corta”

Mª Ángeles cree que la propuesta es adecuada, pero “se queda corta”. Se refiere a que, además de la colocación de los paneles antirruido, se podía haber incluido que se hiciera un acondicionamiento del vallado y de los taludes que “no se encuentran en buen estado”. 

Otro de los asuntos, que no terminan de entender desde la Asociación, es el momento en el que se ha pedido esta mejora. Las obras de la Operación Chamartín comenzarán en 2012; obras tras las que, si se cumple lo prometido, esas vías quedarán soterradas, por lo que los paneles serán inútiles.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic