inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 25 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
09/07/2009 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Las obras del centro de rehabilitación de drogodependientes comenzaron en junio, en una parcela situada a pocos metros de las casas.
El centro de rehabilitación ocupará un suelo de 7.500 m2.
Rechazan la ubicación de un centro de drogodependientes en Las Tablas
“No tenemos nada en contra del centro, pero sí de su ubicación, ya que se encuentra a pocos metros de las viviendas y próximo al Colegio Calvo Sotelo”, explica Lorenzo Álvarez, de la A.V. de Las Tablas.

“No es que estemos en contra de la instalación del centro, sino que no entendemos el por qué se ha elegido esta parcela tan cercana a las viviendas”. Esto es lo que opinan los vecinos del barrio de Las Tablas, que creen que no han sido escuchados después de que, a pesar de las quejas, hayan comenzado las obras del centro de rehabilitación de drogodependientes de la ONG Fundación Padre Garralda, en una parcela ubicada en la calle Puerto de Somport, a muy pocos metros de los edificios de viviendas y próximo también al Colegio Calvo Sotelo. 

Creen que la ubicación del centro no es la adecuada, “y más teniendo en el barrio otras parcelas libres, que no están tan próximas a las viviendas, como es la zona del Cuartel de Artillería, frente a Tele 5. No decimos que se lo lleven a otro barrio, simplemente que no lo construyan donde lo están haciendo, frente a las casas”, explica Lorenzo Álvarez, presidente de la Asociación de Vecinos de Las Tablas. 

Desde julio de 2007, los vecinos conocen la cesión por parte del Ayuntamiento de tres parcelas en las que van a construir tres equipamientos sociales. Uno de ellos es el centro de tratamiento integral para la rehabilitación de drogodependientes que ha desatado las quejas por la ubicación elegida. 

Desde el momento en que se conoció el proyecto, comenzaron las movilizaciones y quejas al Ayuntamiento para que antes de construir este tipo de equipamientos, se cubrieran las necesidades básicas del barrio. Según la Asociación de Vecinos, incluso en los acuerdos firmados en las mesas de negociación de octubre de 2008, se pidió que este centro no se construyera cerca de las viviendas, y que se tuvieran en cuenta las parcelas de los cuarteles. 

“El Ayuntamiento hace lo que le da la gana, han hecho caso omiso a nuestras peticiones”, se queja Lorenzo. “Pilar Martínez, concejal de Urbanismo, dice que las parcelas de los cuarteles no están urbanizadas, pero nosotros nos preguntamos ¿cómo no están urbanizadas esas parcelas, si son zonas para dotaciones públicas? ¿qué es lo que se pretende construir en esas zonas?”. 

Las obras están en marcha

A pesar de las quejas, las obras comenzaron en junio. El suelo donde se está levantando el centro -de 7.500 m2- está cedido por el Ayuntamiento de Madrid; además, la ONG Fundación Padre Garralda- Horizontes Abiertos, ha firmado un convenio con Obra Social Caja Madrid, por lo que ésta va a destinar 2,65 millones de euros.

Se trata de un centro pionero en Europa, de tratamiento integral para la deshabituación de drogodependencias, que además de ayudar a luchar contra las adicciones, velará por la normalización plena de estos enfermos mediante su inserción social. El centro albergará un total de 80 plazas, y tendrá también espacios destinados al ocio, como pistas deportivas, huertas o jardines. 

Lorenzo explica que cada vez son más los vecinos de la zona que se quejan de la situación, e incluso alguno ya le ha comentado que está pensando en abandonar el barrio. “Esta decisión del Ayuntamiento también afecta a nuestro futuro, si en un momento dado decidimos vender el piso. La situación del centro, tan próxima a las viviendas, crea una sensación de inseguridad, por lo que vamos a tener que bajar los precios para poder venderlos”. 

Los vecinos sienten que no han sido escuchados, “la decisión la ha tomado Pilar Martínez, una señora que no ha venido nunca a Las Tablas, por lo que no puede saber a qué distancia se encuentran las viviendas”.   

En un comunicado de prensa, la Asociación manifiesta su “NO rotundo a los centros de acogida de toxicómanos frente a nuestras viviendas, por nuestra seguridad y la de nuestras familias”.  Han decidido luchar, “las obras han comenzado ahora, en verano, para evitar la movilización vecinal, pero en septiembre volveremos con fuerza”, dice Lorenzo. Y es que tras el verano, tienen previsto concentrarse frente a la parcela, “queremos que se paralice el proyecto, que se sienten con nosotros y nos escuchen”.
 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic