inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 21 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
23/03/2009 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Dos de los locales que han sufrido robos recientemente, en la Avenida Monasterio de El Escorial .
Los vecinos de Montecarmelo se quejan de la falta de seguridad
Farmacias, supermercados, casas, aparcamientos, etc., son los afectados por los frecuentes robos que se están produciendo en el barrio de Montecarmelo. Los vecinos se quejan de la poca presencia policial, lo que hace que la zona se convierta en un “blanco fácil” para los ladrones.

“Es un barrio muy tranquilo, a veces creo que demasiado, y eso quizá es aprovechado por los ladrones”. Esta es la idea de una vecina de Montecarmelo, al preguntarle por el aumento de robos que se está sufriendo en el barrio. 

De un tiempo a esta parte, la seguridad se ha convertido en uno de los temas que más preocupan a los vecinos de este nuevo barrio; por eso, el presidente de la Asociación de Vecinos de Montecarmelo, junto con la de Las Tablas, ha pedido una reunión con la Delegación de Gobierno y la Jefatura Superior de Policía. “El problema es que hay muy pocos agentes para la gran superficie que tienen que cubrir”, explica Alberto Navazo, presidente de la AA.VV. Montecarmelo. “Tenemos el distrito más grande de España además, ahora con estos nuevos barrios, la población ha crecido mucho, razones por las que necesitamos un aumento en la plantilla de policías”. 

Tanto desde la Asociación, como algunos de los vecinos preguntados, entienden que la policía no es la culpable. “Los policías hacen lo que pueden teniendo en cuenta la plantilla que tienen, que es mínima”. 

“Juegan con el tiempo”, explica la farmacéutica de uno de los locales atracados recientemente. “Saben que la policía tarda al menos 15 minutos en llegar aquí, y en romper un cristal tardan segundos. Y porque en ese momento pase un coche patrulla no tienen por qué preocuparse, porque pasan poquísimos”. 

Esta misma farmacia ha sido atracada dos veces en los 4 meses que lleva abierta; en una de las ocasiones, tras robar en ella, los delincuentes entraron en otros dos locales. A pesar de los avisos de los vecinos, los ladrones “camparon a sus anchas”. Las farmacias son uno de los sectores más afectados por los robos. “Cada semana roban una”. Por otro lado, dos de los supermercados de la zona también han sido atracados, uno de ellos a punta de pistola,  a las 7 de la tarde.

Los domicilios no se han salvado de estos robos, incluso con los dueños en su interior. Al igual que los aparcamientos: motos y coches han desaparecido de sus plazas. 

Desde la Junta del Distrito, se explica que esta no es su competencia, ya que la Policía depende directamente del Ministerio del Interior. Mientras las comunidades de vecinos amplían la seguridad con videovigilancia, esperan que pronto puedan vivir más tranquilos.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic