inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 23 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
20/10/2008 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Las chabolas son cada vez más numerosas en un solar cerca de la calle Llano Castellano.
Las chabolas son cada vez más numerosas en un solar cerca de la calle Llano Castellano.
Vecinos preocupados por la aparición de nuevos asentamientos de chabolas
En el Cerro de Las Liebres, zona que fue desalojada hace cinco años, están volviendo a aparecer chabolas. Actualmente hay alrededor de 8 familias, que podrían venir de otro asentamiento desmantelado el pasado julio, el de Sotillo de Valdelatas.

Uno de los problemas que más preocupa a los vecinos del distrito es la proliferación de asentamientos rumanos que se están produciendo desde verano. Algunos incluso en zonas que ya se habían desalojado, como el Cerro de Las Liebres. 

Ya en junio, EL DISTRITO publicaba que cerca de la calle Llano Castellano, se había instalado un grupo de chabolas, aprovechando el descampado sin vallar que hay en la zona. 

Ahora, el número de chabolas instaladas en este terreno ha crecido considerablemente, hasta llegar a una treintena. “Están muy deperdigados, han ido llegando como un goteo a lo largo de todo el verano”, ha explicado una de las vecinas de Begoña afectada. 

Los vecinos de esta zona ya no pueden más, han decidido unirse y tienen en proyecto crear una asociación para conseguir alguna mejora, así como para unir más voces y ser así escuchados en futuras protestas. Según cuenta a EL DISTRITO esta vecina, “los rumanos hacen vida en el parque situado junto al metro de Begoña. Lo ensucian, además de que están continuamente alterando el orden público con peleas entre ellos”. Los vecinos piden que se desaloje y se valle ese terreno para evitar que vuelvan a entrar.

Asentamiento de Las Liebres

Otro de los focos en los que las chabolas están creciendo es en el Cerro de Las Liebres, en la carretera de Fuencarral a Alcobendas. A pesar de que hace cinco años fue desmantelado, alrededor de ocho familias viven de nuevo en esta zona. Algunas de ellas podrían proceder del asentamiento de Sotillo de Valdelatas, un solar situado en las inmediaciones del barrio de Las Tablas del que se desalojó a 30 familias el pasado julio, tras la acción legal del propietario del solar contra los rumanos que lo habitaban. 

Los vecinos están preocupados por este fenómeno, que parece ser que no tiene fin. La concejal, Elena González Moñux comentó en el pasado Pleno que, “debido a las grandes dimensiones del distrito, es difícil controlar la aparición de estos asentamientos, pero desde aquí estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano”. Al menos, la presencia policial ha aumentado en estas zonas, para evitar mayores problemas con los vecinos.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic