inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 22 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
19/02/2008 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Calle Javier del Quinto en su esquina con Valdespina.
Continúa la polémica sobre la apertura al tráfico de la calle Javier del Quinto
Los vecinos de la Mancomunidad Guadalupe se oponen a la idea, frente a la iniciativa socialista seguidos por numerosos vecinos más.

El paso de los años no ha conseguido llevar a un acuerdo que satisfaga a todos aquellos involucrados en la posible apertura al tráfico de la calle Javier del Quinto. Un asunto rodeado de polémica, en el que diferentes intereses, necesidades y opiniones se enfrentan mientras todo parece seguir igual que siempre.

Un lugar solicitado
La comisaría de Policía, el centro de servicios sociales, el Centro de Día Concepción Arenal y la nueva unidad integral de Policía Municipal son los equipamientos que se encuentran en la calle Javier del Quinto, vía que a día de hoy está prácticamente cerrada al tráfico. Desde hace ya unos años los vehículos que entran a Javier del Quinto, desde la Plaza Sandro Pertini, ya pueden llegar hasta la carretera de Canillas girando por la calle Valdespina. Se trata de una pequeña vía de comunicación que la Junta de distrito abría y asfaltaba hace varios años, con el fin de atravesar Javier del Quinto sin que esta estuviera totalmente abierta al tráfico. A pesar de que esta decisión se perfilaba como una solución intermedia para que la polémica calle ni quedara abierta al tráfico totalmente, ni quedara aislada, todavía hoy muchos vecinos continúan mostrando su descontento. Problemas de aparcamiento por ser una calle muy estrecha, un giro complicado para los conductores, y hasta la sensación de desprotección y peligro  para los niños de la zona al cruzar a las pistas de tenis. Estos eran algunos de los miedos que los vecinos de la zona manifestaron cuando tuvo lugar el asfaltado de la calle Valdespina. Otros, sin embargo, siempre mostraron su satisfacción por hacer de Javier del Quinto una calle más transitable y mejor comunicada. Además han pasado los años y continúan luchando, apoyados por el Grupo Municipal Socialista, por la apertura de la calle entre su intersección con la Glorieta de Escribá de Balaguer, calle de Arequipa y la Glorieta de Sandro Pertini. 

Una clara oposición
Por otro lado, los 4.000 vecinos residentes en las 1.032 viviendas, que componen la Mancomunidad de Propietarios C.R. Guadalupe, han mostrado desde siempre una firme oposición a la apertura al tráfico de la calle Javier del Quinto.  

Y es que esta calle cuenta con una parte privada  que se inicia en la Glorieta de Escrivá de Balaguer. Este tramo pertenece a los vecinos de la mancomunidad, ya que desde hace 25 años cada uno de ellos paga el correspondiente Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), para contar con sus accesos a las viviendas, aparcamientos, zonas verdes, etc.

Además, consideran que los equipamientos que hay en Javier del Quinto se encuentran bien comunicados y con unos accesos adecuados para los vehículos. 

Pese a todo, lo cierto es que el contencioso existente entre el Ayunta-miento de la ciudad y el complejo residencial Guadalupe continúa sin solventarse, generando problemas entre y para los vecinos.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic