inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 19 de enero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
23/09/2009 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El acceso a la zona de juegos infantiles es ahora imposible debido a las vallas que lo rodean.
El acceso a la zona de juegos infantiles es ahora imposible debido a las vallas que lo rodean.
Juegos infantiles sin poder usarse por estar ‘encerrados’ en una propiedad privada
El área infantil fue instalado por el Ayuntamiento de Madrid en una zona privada, que ahora ha sido vallada por los vecinos para evitar los ‘botellones’.

Los niños que viven en los alrededores de la calle Illescas se han quedado sin la zona infantil en la que jugaban a diario. Al menos, hasta que llegue una solución, que la Junta ha prometido que será lo antes posible. 

La zona infantil protagonista fue instalada por el Ayuntamiento de Madrid hace años entre los números 189 y 191 de la calle Illescas, en el barrio de Aluche, en una zona interbloques, propiedad privada. El problema surgió cuando los vecinos comenzaron a quejarse porque dicha zona se convirtió en el punto de encuentro para jóvenes que practicaban allí el ‘botellón’, por lo que se producían muchos ruidos y malos olores. 

Tras muchas quejas, los residentes se cansaron de esperar una solución por parte del Ayuntamiento, y decidieron actuar. 

La solución fue la de vallar el terreno que es propiedad privada, dejando estos juegos infantiles dentro de la valla. 

“Imaginamos que la Junta Municipal otorgaría la licencia de vallado sin darse cuenta de que con ello se dejaban inutilizados sus propios juegos infantiles”, denuncia la A.V. Aluche. 

Este asunto ha sido llevado por IU al pasado Pleno del distrito, donde, según Antonio Tapia, portavoz de este partido en el distrito, “la Junta se comprometió a arreglar la situación lo antes posible, sacando los columpios de ese terreno y trasladándolos a otro lugar”. 

Quejas de los vecinos de la zona

Los vecinos de los alrededores de la zona no entienden cómo se ha podido llegar a esta situación, “han tenido que gastarse su dinero en esta nueva valla, y el resultado es que los niños que usaban estos juegos ya no pueden hacerlo a pesar de tratarse de instalaciones pagadas con el dinero de todos los madrileños”, afirman desde la A.V.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic