inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
09/12/2015 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Juzgan al etarra que colocó el coche bomba que mató a un policía en la calle Ocaña
El fiscal pide 83 años de cárcel para Fermín Vila por delitos de asesinato terrorista, estragos y lesiones por el atentado cometido en 2001

La Audiencia Nacional juzga hoy al etarra Fermín Vila Michelena, detenido en junio de 2010 en Belfast (Irlanda del Norte), por colocar el coche-bomba que explotó en la calle Ocaña de Madrid, frente a una Delegación del Ministerio de Justicia, el 10 de julio de 2001. La deflagración ocasionó la muerte de un policía y heridas a otras 19 personas. El fiscal pide para él 83 años de cárcel por delitos de asesinato terrorista, estragos y lesiones. La Fiscalía pedirá a la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal que condene a Vila por un delito de asesinato del policía nacional Luis Ortiz de la Rosa, un delito de estragos terroristas, cuatro delitos de lesiones y 16 faltas por lesiones.

En su escrito de conclusiones, el Ministerio Público considera que Vila Michelena robó el 19 de marzo de 2001 un vehículo de marca Peugeot, que el 'Comando Madrid' utilizó en el atentado de la calle Ocaña. Por este mismo atentado ya han sido condenados Aitor García Aliaga, Ana Belén Egües Gurrutxaga y Gorka Palacios Alday. Según el fiscal, Vila Michelena robó el citado vehículo y obtuvo de Palacios todos los datos necesarios sobre el lugar elegido para colocar el coche-bomba. Ambos acordaron realizar el atentado el día 10 de julio de 2001 y preparan el artefacto en un piso de la calle Estudios de Madrid. En la fecha señalada aparcaron el vehículo frente al número 151 de la calle Ocaña. 

Dejaron el artefacto preparado para que estallara a las 20.30. A las 19.50 hicieron una llamada al 091 y dejaron el siguiente mensaje: “Escuche atentamente porque sólo lo voy a repetir una vez. Llamo en nombre de ETA para decirle que en la calle Ocaña, frente al Ministerio de Justicia, hay un artefacto explosivo. Avise a los vecinos”. Como consecuencia de este aviso, se activaron los mecanismos de seguridad del Estado y una dotación de la Policía acudió a verificar la información recibida por teléfono. En ese proceso el agente Luis Ortiz se acercó al vehículo, momento en que explotó, ocasionándole la muerte instantánea









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic