inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 12 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
05/08/2016 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   6 votos
Los legionarios piden al Ayuntamiento que no le retire la calle al general Millán Astray
Recuerdan que el general no tuvo ningún mando en la Guerra Civil, destacan su "valor" y su formación intelectual y afirman que el incidente con Unamuno ha sido "mitificado"

Según elmundo.es,el 21 de julio, el Comisionado de la Memoria Histórica, una entidad dirigida por Francisca Sauquillo que revisa los vestigios de la Guerra Civil y la dictadura, entregó al Consistorio su propuesta para modificar 27 calles en aplicación a la Ley de la Memoria Histórica de 2007. Entre los cambios de los nombres estaba la calle del General Millán Astray, que el Comisionado propuso llamar Avenida de la Inteligencia. El Comisionado argumentó el cambio recordando que «¡Viva la muerte! ¡Muera la inteligencia!» fueron los gritos con los que Millán Astray interrumpió en 1936 el discurso de Miguel de Unamuno en la Universidad de Salamanca. El rector Unamuno le respondió con un «¡Viva la inteligencia».

Una permuta que ha generado gran desazón en la Legión, ya que el incidente con Unamuno «está sobredimensionado», en palabras de Guillermo Rocaford, secretario de la Hermandad, y uno de los representantes que se reunió con Sauquillo por espacio de 45 minutos, en un ambiente de «máxima cordialidad».

En ese encuentro, los ex legionarios explicaron a Sauquillo que el famoso incidente entre Unamuno y Astray «ha sido mitificiado», y no se produjo entre ambos sino entre el filósofo «y uno de sus catedráticos, Francisco Granados». Según el escrito registrado en su petición en el Consistorio, fue Millán Astray quien, «ante la actitud de algunos extremistas, protegió» a Unamuno.

Más allá del incidente, la Hermandad de la Legión considera que el general «no tuvo ningún mando durante la Guerra Civil» y tampoco «recibió ninguna ventaja del régimen del 18 de julio». «No participó en la conspiración y cuando comenzó la Guerra se encontraba en Argentina. Tardó un tiempo en regresar a España», señala la Hermandad, que subraya que, tras la Guerra Civil, no fue promocionado como sí ocurrió con otros militares. En ese sentido, Rocaford recuerda que la labor más «controvertida», la «apologética del bando nacional», no se debe juzgar «por frases puntuales sacadas de contexto» al igual que no se puede juzgar a Pablo Iglesias, líder de Podemos, cuando llamó al público en un acto a irse «de cacería a Segovia a aplicar la justicia proletaria que es lo que se merecen unos cuantos». 

Los legionarios recuerdan que el general «fue un insigne soldado» que hizo siempre «alarde de valor y que sufrió crueles mutilaciones» y fue una persona que «nunca descuidó su formación intelectual». Recuerdan que era miembro del Ateneo y que fue encargado de fundar Radio Nacional de España «con evidente gran éxito». Por todo ello, piden al Comisionado que reconsidere una nueva denominación para la calle: José Millán Astray, Fundador de La Legión. Si no son escuchados, concluyen, se manifestarán frente al Consistorio.

«Estamos muy preocupados. Para nosotros general Millán Astray es un referente y cambiar el nombre de su calle por la de la Inteligencia es un desatino». En defensa de su fundador, representantes de la Legión Española, más concretamente de la Hermandad de antiguos caballeros legionarios, que representa a más de 100.000 legionarios, familiares y simpatizantes, desfiló el martes por los pasillos del Ayuntamiento de Madrid para pedir a Manuela Carmena que reconsidere su decisión de retirarle una calle a Millán Astray.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic