inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 21 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
13/04/2012 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Madrid recuerda a Andrés Saborit
Andrés Saborit fue concejal en el Consistorio madrileño entre 1918 y 1931, año en el que salió al exilio. En 1977 volvió a España y vivió en Valencia hasta su muerte

Andrés Saborit fue concejal del Ayuntamiento de Madrid entre 1918 y 1923, y teniente de alcalde en 1931. Dejó escrito que la tarea de edil fue la que más le reconfortó en su trayectoria política. Esta es la razón por la que hoy, 80 años después, sean sus compañeros del Consistorio con su alcaldesa, Ana Botella, al frente, quienes le recuerden con la inauguración de un monolito en el Parque de la Cuña Verde y, además, dando su nombre a una avenida del distrito de Latina.

Saborit está reconocido como una figura clave en la política municipal madrileña en los primeros tiempos de la República. Hitos como la apertura de la Casa de Campo, la ampliación del Metro, la municipalización de servicios -bien directamente o a través de consorcios con empresas privadas- y la construcción de 200 escuelas infantiles pertenecen a la historia de Madrid y como consecuencia a la historia de todos los madrileños.

El recordado concejal fue también diputado en las Cortes de la Monarquía de Alfonso XIII, cronista del socialismo de la época y estrecho colaborador y biógrafo de Julián Besteiro. Se vio obligado a salir de España y vivió su exilio en la ciudad suiza de Ginebra. En 1977, restaurada la democracia en España volvió a su patria, residió en Valencia y en esta ciudad falleció. De Andrés Saborit puede decirse lo que afirmó Rafael Albertí de sí mismo: que se marchó de España con el puño cerrado y regresó con la mano abierta a la concordia entre los españoles.

Abdón Mateos, prologuista de algunos de sus libros y compañero de partido de Saborit, relata cómo al regresar del exilio los que le esperaban al pie de la escalerilla del avión le oyeron pronunciar con su voz debilitada por los años un ¡Viva España!. "Esta lección de admirable patriotismo -afirmó la alcaldesa- merece nuestro reconocimiento. Con este acto, rendimos homenaje a él y a todos los concejales, de uno y otro signo, que en aquellos tiempos difíciles sufrieron persecución, muerte o exilio a consecuencia de la guerra civil y antepusieron el interés de los madrileños por encima de los suyos".

Una ciudad mejor

Ana Botella recordó el espíritu de reconciliación y de unidad que en vida expresó el concejal Saborit, "la llamada a superar las dificultades debe resonar con fuerza renovada, por eso rendir homenaje a españoles como él que vivieron el desgarro de una guerra y sus consecuencias nos permite apelar a lo mejor de nosotros mismos para que logremos reconstruir juntos un futuro de prosperidad y bienestar para España".

"Andrés Saborit -concluyó- es parte de la historia de Madrid y merece ser recordado en especial por todos los que desde su cargo de concejales del Ayuntamiento de Madrid en diferentes épocas y circunstancias han contribuido a hacer de la capital una ciudad mejor".

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic