inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 19 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
25/03/2009 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El nuevo túnel dará continuidad al ya existente en la Avenida de Portugal, en la imagen.
Un nuevo túnel bajo la A5 ‘salvará’ a los vecinos del Alto de Extremadura de los ruidos
Un túnel, de 2,6 km, un intercambiador en Aviación Española y un aparcamiento, son infraestructuras a realizar en la Operación Campamento.

Todo está preparado para que, en el próximo Pleno municipal del 31 de marzo se apruebe el Plan Parcial de la Operación Campamento, estancada durante 20 años. 

En este Plan destacan varias infraestructuras en materia de transporte que, una vez finalizadas, beneficiarán enormemente a los vecinos del distrito de Latina. 

De ellas, destaca la construcción de un túnel bajo la carretera de Extremadura que dará continuación al que ya existe en la Avenida de Portugal, y que conseguirá reducir los altos ruidos por los que los vecinos de la zona llevan años quejándose. 

Además del túnel, se construirá un intercambiador en la estación de metro de Aviación Española, al que está ligado un aparcamiento disuasorio para 2.000 vehículos, cuyo objetivo es que los conductores que tengan que ir a la ciudad en coche, lo puedan dejar en él y coger el metro o el autobús.

Estas medidas intentarán solucionar los problemas de movilidad del corredor de la A5, teniendo en cuenta, como ha explicado Pilar Martínez, delegada de Urbanismo del Ayunta-miento de Madrid, “las afecciones ambientales y la calidad de vida de los actuales y futuros vecinos de los distritos del suroeste”. 

Son estos vecinos los que llevan años viviendo en una pesadilla, quejándose del ruido que tienen que soportar diariamente en algunos tramos de la autovía, donde las viviendas están ubicadas junto a la carretera. 

Túnel de 2,6 kilómetros

El proyecto es la construcción de un túnel de 2,6 kilómetros que enlazará con el actual subterráneo de la Avenida de Portugal, y que irá desde el Alto de Extremadura hasta la carretera de Boadilla. 

Se trata de una reivindicación histórica, que se ha intentado solucionar con mejoras de asfalto e instalaciones de radares para reducir la velocidad de los vehículos que pasan por esos tramos. Ahora parece que la solución ha llegado pero “ hasta que no veamos el inicio de las obras no estaremos tranquilos”, explica Juan Díez, presidente de la AA.VV. Alto de Extremadura. 

Esta Asociación, junto con la de Batán, representan a las zonas más afectados por las obras, van a reunirse para conocer más a fondo el proyecto. “Si en las obras eliminan la salida de la Avenida de Portugal, estaremos de acuerdo. Queremos que se haga todo seguido, porque si no es así y la salida se mantiene, habrá un tramo en el que los vecinos del Alto de Extremadura seguirán sufriendo por los ruidos”. 

Estos proyectos forman parte de la Operación Campamento, por lo que hasta dentro de dos años mínimo, no se podrá ver ningún movimiento. La financiación de estas obras correrá a cargo de los 617 millones de euros procedentes de la carga urbanística incorporada al Plan Parcial, que sufragarán el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento al 50%.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic