inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 22 de febrero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
22/12/2011 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Acuerdo con sindicatos: se mantiene el empleo y las condiciones laborales vigentes
Representa una apuesta por el compromiso con el mantenimiento del empleo y las condiciones laborales vigentes, dedicando los esfuerzos y la senda de austeridad en la adecuación de los recursos a las necesidades reales

Ayuntamiento y las tres centrales sindicales mayoritarias -CC.OO, UGT y CSI-CSIF- en el Ayuntamiento de Madrid han suscrito esta tarde el acuerdo por el que se fijan las condiciones de trabajo comunes para el personal del Ayuntamiento y sus Organismos Autónomos durante los próximos cuatro años.  El texto representa para Juan Bravo, teniente de alcalde y delegado de Hacienda y Función Pública, "una apuesta por el compromiso con el mantenimiento del empleo y las condiciones laborales vigentes, dedicando los esfuerzos y la senda de austeridad a la adecuación de los recursos a las necesidades reales". A diferencia con el acuerdo anterior, vigente desde 2008 y que finaliza el próximo día 31, cuenta con el apoyo no sólo de UGT y CSI-CSIF , sino que también ha sido rubricado por CC.OO, lo que garantiza, en palabras de Bravo, "el diálogo, el consenso y la paz social".
 
La confección del nuevo texto ha estado condicionada por dos factores: por  un lado, la actual coyuntura económica que obliga a seguir la senda de la austeridad y la eficiencia, y, por otro, el compromiso con el desarrollo profesional de los empleados municipales, el empeño de acentuar el prestigio de pertenencia a la función pública municipal, y el permanente diálogo social con las organizaciones sindicales. Así mantiene las condiciones vigentes del anterior, incorpora la hoja de ruta a seguir en este próximo cuatrienio y reitera el compromiso de mantenimiento de empleo "siempre y cuando, en situaciones de máxima dificultad, la búsqueda de alternativas se alcancen a través de acuerdos con las organizaciones sindicales", puntualizó Bravo. El Acuerdo no compromete mayores gastos que los propios de la gestión.
 
 "Todas las partes firmantes -indicó el delegado- somos conscientes de que la firma representa un compromiso claro por la obtención de mayores cuotas de productividad en un clima de consenso y de un especial esfuerzo común por incrementar los niveles de eficacia y eficiencia en la actuación municipal".  Por eso, los objetivos para los próximos cuatro años han de centrarse no sólo en "ser extremadamente cuidadosos con la adecuada utilización del gasto, ajustando para ello las plantillas, cuyo crecimiento será mínimo y referido únicamente a servicios esenciales, sino, y fundamentalmente, en analizar funcionalmente el conjunto de nuestro empleo público para adaptar los recursos a los servicios que se prestan aprovechando el potencial del talento de la función pública de nuestra Administración  municipal".
 
Camino trazado
El acuerdo es un reflejo de la política que ha trazado en los últimos años el equipo de Gobierno. El capítulo I, gastos de personal, es uno de los más significativos del presupuesto municipal, por lo que el ajuste "ha sido y es obligado". De hecho, en el año 2008, el presupuesto consignado para el Capítulo I era de 1.438 millones de euros y para el año 2012 es de 1.339 millones.
 
Bravo recordó algunas de las medidas que, desde 2009, ha adoptado el Gobierno municipal en este ámbito. Entre ellas se encuentra la amortización de más de 1.851 puestos de trabajo y la limitación al mínimo de nombramientos de personal interino, pasando del 14% al 9% en el índice de interinidad. De hecho las Ofertas de Empleo Públicas han estado dirigidas únicamente a transformar mediante pruebas selectivas el empleo temporal (interinos) en empleo estable (funcionarios de carrera) y en cubrir vacantes exclusivamente en servicios esenciales. 
 
En esa línea también se ha adelantado el cierre de las oficinas municipales a las cinco de la tarde; modificado el sistema de gestión de la incapacidad laboral, incorporando a una Mutua para la gestión de las contingencias comunes, lo que ha supuesto un ahorro de más de ocho millones de euros desde enero del 2010, y se ha reducido en dos puntos el índice de absentismo, pasando del 6,36 de media en el tercer trimestre de 2009 a un 5,37 en el tercer trimestre de 2011, "tanto por la gestión y control en materia de jornada y horario como por la intervención en el seguimiento de las situaciones de baja por la Mutua".
 
También se han iniciado los análisis funcionales sobre colectivos horizontales para adecuar la plantilla a las necesidades reales de los servicios, marcando criterios tanto para la redistribución como para el mejor aprovechamiento del potencial del empleo público.
 
Todo ello con independencia de otras decisiones que han permitido redistribuir efectivos, como por ejemplo la supresión del uso de vehículos oficiales y, sin perjuicio de la aplicación por el Gobierno municipal de las decisiones de ajuste del déficit marcadas por el Estado, reduciendo el 5% de las retribuciones y, como consecuencia de ello, inaplicando los fondos de negociación previstos anteriormente (cerca de 200 millones acumulados).

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic