inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 24 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
27/03/2017 - Aarón Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Aguirre propone bonificar al 95% las plusvalías en herencias
La portavoz popular exige a Carmena rebajar el tipo impositivo actual del 29% al 24% para todos los supuestos.

La portavoz municipal del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha anunciado la presentación de una iniciativa que llevará al Pleno del Ayuntamiento para que una persona (cónyuge, descendiente o ascendiente) que herede una vivienda o un local con actividad económica no tenga que pagar un “impuesto confiscatorio, injusto y un atraco a los madrileños” al Ayuntamiento como ocurre en la actualidad.

 

La dirigente popular quiere trasladar al Ayuntamiento el modelo tributario de baja fiscalidad que aprobó como presidenta de la Comunidad de Madrid y que tan buenos resultados económicos ha dado en los últimos años a la Hacienda autonómica. De hecho, con la bonificación del 99% del Impuesto de Sucesiones, que Aguirre impulsó en 2005, la Comunidad de Madrid llegó a recaudar más dinero que antes de la reforma, cuando los herederos tenían que tributar por los bienes que recibían del familiar fallecido y que, en muchos casos, suponía pagar al fisco más que lo que recibían.

 

 

Que Carmena haga lo mismo

 

Ahora Aguirre, que propone rebajar el tipo impositivo del 29% actual al 24%, quiere que el Ayuntamiento de Carmena haga lo mismo, de tal manera que los familiares que hereden la vivienda habitual del fallecido o un local afectado por una actividad económica vean bonificada en un 95% las plusvalías que tienen que abonar al Consistorio. La portavoz popular se compromete a suprimirlo cuando su partido vuelva a gobernar el Ayuntamiento de Madrid tras las elecciones de 2019.

 

En la propuesta que se remitirá al Pleno se especifica, además, que en caso de una minoración del valor de las transmisiones la bonificación será total, es decir, del 100%. Y es más, el PP propone que el contribuyente pueda liquidar él mismo su plusvalía para poder demostrar que no ha existido ganancia o que ésta ha sido menor.

 

En este sentido, el PP esgrime que en menos de un mes (desde el 20 de febrero hasta el 15 de marzo), y con datos de la propia Agencia Tributaria del Ayuntamiento, se han producido “236 solicitudes de devolución de ingresos indebidos alegando únicamente que no existe incremento de valor, que afectan a 660 autoliquidaciones”.

 

 

Ejemplo: de pagar 26.100 euros a sólo 1.305 euros

 

Un ejemplo visualiza perfectamente la reforma que propone Aguirre: una persona que herede una vivienda adquirida en 1997, con un valor catastral de 150.000 euros que se hubiese revalorizado un 3% anual tiene que pagar ahora al Ayuntamiento 26.100 euros. Con la reforma que plantea Aguirre, abonaría sólo el 5%; es decir, 1.305 euros. Este familiar, por tanto, se ahorraría ni más ni menos que 24.795 euros.

 

Esta iniciativa de Aguirre se suma a la media docena que ha presentado el Grupo Municipal Popular a lo largo de esta legislatura y que tienen que ver con reducciones o bonificaciones en el Impuesto de Bienes Inmuebles, en el de Construcciones, Instalaciones y Obras y el Impuesto a los Vehículos de Tracción Mecánica, o la supresión de la Tasa de Residuos y la del Uso de Cajeros automáticos en la vía pública.

 

 

Sentencia del TC

 

La propuesta del Grupo Municipal del PP se enmarca, en primer lugar, en el contexto de una sentencia del Tribunal Constitucional del 17 de febrero de 2017 que declara parcialmente inconstitucionales y nulos los preceptos  relativos a la Ley de Haciendas Locales referentes a la Plusvalías. La sentencia, que está precedida de una amplia jurisprudencia y posicionamiento doctrinales, considera que va contra el principio de capacidad económica tributar por este impuesto cuando la venta del inmueble se ha realizado con pérdidas.

 

Y en segundo lugar, la iniciativa recoge el clamor de los ciudadanos y asociaciones en defensa de sus derechos “en el sentido de remodelar una impuesto obsoleto, de carácter confiscatorio y que desconoce los principios de equidad, justicia y capacidad económica”.

 

El Grupo Municipal de Esperanza Aguirre señala que actualmente se está produciendo “discordancia entre la realidad económica y la legislación fiscal en toda España”. “El cálculo del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU)—añade—se realiza de forma automática mediante un método que si bien tiene como principal ventaja la simplificación y comodidad en su gestión para los Ayuntamientos, no contempla el incremento real obtenido por el vendedor, y por tanto es un impuesto en el que siempre se paga aunque sean incrementos de valores teóricos”.

 

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic