inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 20 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
31/10/2011 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Ana G. D’Atri: “Solicitar un rodaje en Madrid es un thriller psicológico o una comedia de enredo”
El gobierno municipal ha decidido poner cada vez más difíciles los trámites para la solicitud de autorizaciones

Solicitar un permiso de rodaje en Madrid podría asemejarse al guión de un thriller psicológico o, si los técnicos de la productora se lo toman con sentido del humor, al de una comedia de enredo. De mucho enredo. La concejala del grupo municipal socialista Ana García D’Atri ha denunciado hoy que la compleja y desfasada burocracia del Ayuntamiento de Madrid en la tramitación de este tipo de permisos ha contribuido a la reducción del número de rodajes en capital, que ha descendido un 55% en tres años.

Según los datos de D’Atri, portavoz del PSOE en el Área de Cultura, en 2008 se autorizaron 10.218 permisos,  un año después fueron 6.806; en 2010, se registraron un total de 6.620 y en el año en curso se han permitido 5.620 rodajes hasta la fecha.

Las cifras vienen acompañadas de las quejas de las productoras cinematográficas que planean rodar secuencias de una película o de una serie. D’Atri expone los motivos: “Este gobierno municipal de Madrid ha decidido poner cada vez más difíciles los trámites precisos para la solicitud de autorizaciones”.

Como detalla la concejala, el periplo que se debe realizar para lograr la autorización no sólo requiere de paciencia y tiempo, sino que además “se está quedando tan desfasado y antiguo que exige la entrega en mano de la documentación que en otras partes se hace por vía electrónica”.
“Una vez obtenido el permiso, algo que se comunica por fax, se exige volver a la oficina a recoger el impreso sin que sirva la comunicación por correo electrónico. Y como se ha desplazado del centro la ventanilla, cuando antes estaba cerca de la sede de las productoras, la pérdida de tiempo en el trámite es evidente”, amplia la concejala del PSOE.

Los problemas para las productoras no terminan aquí: también precisan de permisos de estacionamiento en los puntos de rodaje y el Ayuntamiento limita esta autorización a un máximo de dos días. “Esta circunstancia demuestra la ignorancia de la Concejalía de las Artes. En una localización pueden llegar a rodarse varias secuencias, lo que requiere más de dos días en la mayor parte de los casos”, apunta D’Atri.

Esta restricción contrasta con el nivel de información a los ciudadanos. La edil socialista relata que, durante la grabación de series, la policía no tiene por qué ocuparse de informar de que el paso está interrumpido por un rodaje y en alguna ocasión se ha generado  una confusión entre los vecinos al tomar por real la acción simulada de una secuencia. “Pasado el susto la situación resulta cómica, pero no es plato de buen gusto creerse en medio de un tiroteo”.

Para D’Atri, el resultado de esta anquilosada burocracia es evidente: “A pesar de que la mayor parte de las productoras tienen base en Madrid, la capital está perdiendo rodajes en la capital en beneficio de otras ciudades españolas y europeas por las dificultades de su tramitación. Y los que se quedan se ven abocados a agudizar el ingenio y aumentar considerablemente los esfuerzos para sacar adelante el proyecto”.
Porque hay más obstáculos: otro de los inconvenientes con los que chocan las productoras es el hecho de que el permiso sólo se pueda pedir para una localización. “¿Tanto trabajo sería permitir que se solicitaran tres o cinco localizaciones por orden de preferencia para limitar la burocracia y facilitar el trabajo al mundo del cine?”, se pregunta la concejala del PSOE.

Mayor flexibilidad
“Dado que la industria audiovisual es generadora de empleo y el pasaporte de nuestra imagen en el mundo, el grupo socialista propone que se utilice la firma electrónica como medio de concesión de las autorizaciones, que la ventanilla esté en el centro de la ciudad y con un horario más amplio, que la policía sea la encargada informar y regular el uso racional del espacio y que en los impresos de solicitud se amplíen las opciones de localizaciones”, apunta D’Atri, que añade que también sería “muy conveniente” tener en especial consideración las películas que tengan como personaje protagonista  la ciudad de Madrid.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic