inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 22 de enero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
19/07/2012 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Aprobado el Preavance de la Revisión del Plan General de Ordenación Urbana
Es una herramienta de participación y transparencia que inaugura un modelo de construcción colectiva de ciudad, dentro del más completo proceso de participación abierto nunca en España para la elaboración de un Plan General

Un Plan del siglo XXI para una ciudad el siglo XXI. Con la aprobación por la Junta de Gobierno, celebrada esta mañana, del documento de Preavance de la Revisión del Plan General de Ordenación Urbana, la capital da un importante paso hacia lo que será la ciudad de las próximas décadas. El Preavance es un documento de 1.561 páginas con el que arranca formalmente el expediente de tramitación de la Revisión del vigente Plan General de 1997.

Su contenido es el resultado de los intensos trabajos de debate y análisis llevados a cabo en este último año, en las 23 reuniones mantenidas por las 8 Mesas de Trabajo constituidas para la revisión del Plan, y donde se encuentra representada toda la sociedad civil e institucional madrileña, incluidos los tres grupos municipales de la oposición.

Este Preavance es una potente herramienta de comunicación y transparencia, por cuanto favorecerá la participación desde el origen mismo del proceso de revisión del Plan. Para ello, a partir de este próximo sábado el documento íntegro quedará expuesto, para consulta ciudadana y de manera permanente, en la Web de la Revisión del Plan, hasta su sustitución por el documento de Avance, previsto para la primavera de 2013. Hasta entonces los ciudadanos estarán puntualmente informados y tendrán la posibilidad de presentar sus observaciones y propuestas antes de que los documentos y sus determinaciones adquieran mayores niveles de concreción.

El propio documento de Preavance es, en sí mismo, un ejemplo del compromiso del Ayuntamiento de Madrid por hacer de este proceso un modelo de construcción colectiva de ciudad, que se enmarca dentro del más completo proceso de participación abierto nunca en España para la elaboración o revisión de un Plan General. Y esto es así porque este documento no es una fase prevista ni exigida por la legislación, pues formal y legalmente la revisión de un Plan General comienza con el Avance. Pero el Ayuntamiento la ha incluido en el proceso de participación para generar, desde su inicio, todos los espacios de participación posibles.

Líneas maestras para el nuevo Plan General

La Revisión del Plan General propone superar el modelo planteado hace 15 años por el Plan vigente, ya superado por la realidad urbana actual y por una normativa posterior que lo ha dejado obsoleto y con muy poca capacidad para responder a las necesidades y demandas de la sociedad de hoy.

Las líneas maestras que se apuntan en este Preavance se sustentan en los dos grandes objetivos de partida: el primero, conseguir un Plan General más flexible, ágil y operativo, capaz de adaptarse a las nuevas demandas sociales y económicas. Un documento que, en lugar de desmotivar la iniciativa emprendedora, por su excesiva complejidad, favorezca la inversión y la actividad generadora de empleo.

El segundo objetivo es conseguir un Plan General sencillo y alejado de la excesiva pormenorización que plantean los más de 730 artículos del Plan vigente, porque la sencillez favorece la seguridad jurídica. La propuesta es un nuevo Plan que solamente regule los aspectos de carácter estructurante de la ordenación urbanística, dado que el resto de aspectos ya tienen su cobertura legal en la normativa sectorial o municipal aplicable.

Estructura del documento

El documento de Preavance está compuesto por cinco bloques: la Presentación, donde se explica el significado y los contenidos más relevantes, y las razones que justifican la necesidad de la revisión; la Información, que aglutina todos los trabajos de carácter analítico realizados, como por ejemplo el "Diagnóstico de Ciudad", que contiene los estudios realizados en torno a aspectos tales como: población, vivienda, movilidad, equipamientos, actividades económicas, medioambiente, espacio público, patrimonio, etc.; un tercer bloque denominado Proceso de Redacción y Participación, recoge el modelo de participación propuesto y los resultados de las primeras convocatorias de la Mesa Institucional y de las 7 Mesas Técnicas temáticas, y describe el proceso de tramitación administrativa del Plan, tal como está establecido en la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid.

El cuarto bloque inaugura el contenido propositivo del Preavance. Se denomina Propuestas Estratégicas de Ciudad y está organizado en torno a cuatro objetivos globales y estratégicos: el impulso a las actividades económicas, la sostenibilidad, la cohesión social y territorial, y la calidad de vida.

El último bloque, denominado Propuestas de Ordenación Urbanística, contiene el germen de lo que será el futuro Plan General. En él se explicitan las propuestas y los criterios con los que se está trabajando para establecer la estructura y los contenidos de la normativa urbanística, la ordenación de los distintos ámbitos de la ciudad y la protección del patrimonio.

Propuestas para la competitividad

Entre las muchas propuestas contenidas en un documento tan extenso, destacan, en lo relativo al objetivo de hacer de Madrid una ciudad de oportunidades, la introducción de una mayor flexibilidad en el régimen de implantación de usos en todo el territorio municipal, ya que uno de los problemas del planeamiento vigente ha sido la dificultad para acoger los cambios y la evolución de las actividades de la ciudad. En este mismo sentido, se integran en una sola categoría, denominada "Actividades Económicas", los usos terciarios e industriales, con el fin de flexibilizar su régimen de implantación. De esta forma, se podrá instalar una actividad comercial, un hotel o un edificio de oficinas en algunos ámbitos destinados al uso industrial, como forma de dinamizar la economía de la ciudad.

También se favorecerá la implantación de actividades vinculadas a la investigación, el conocimiento, las comunicaciones y la cultura, con el objetivo de impulsar la innovación y la renovación cultural como motor de la actividad económica. Por ejemplo, se favorece especialmente la mezcla de usos en los llamados "ejes de actividad" y en los espacios de "centralidad" de los distritos.

Propuestas para la sostenibilidad

En relación al objetivo de hacer de Madrid una ciudad más sostenible, el Preavance apuesta por la rehabilitación de la ciudad existente, por favorecer la mezcla de usos en los desarrollos urbanos, por introducir criterios de eficiencia energética en edificios, y por configurar un sistema de movilidad sostenible. A modo de ejemplo, esto se concreta en propuestas tales como la redacción de una nueva ordenanza de regeneración urbana, en sustitución de la regulación actual del Plan General de 1997, que amplía su ámbito de aplicación, actualmente restringido a polígonos residenciales de vivienda protegida, al conjunto de la ciudad, haciéndolo extensivo a barrios de usos mixtos y polígonos de actividad económica.

También se propone analizar la posibilidad de adaptar la ordenación de los suelos urbanizables del Plan General de 1997, conocidos como la "Estrategia del Sureste", que todavía no se han desarrollado, hacia un modelo de mejor comportamiento ambiental. Se considera necesario repensar y redefinir el futuro de estos suelos no desarrollados y reformular sus planteamientos en términos de equilibrio, sostenibilidad y eficiencia, bajo criterios de máxima garantía jurídica, de respeto a los derechos adquiridos y de concertación entre todas las partes concernidas. A este desafío convoca el Preavance, pues del consenso con los propietarios y promotores del suelo, y de la colaboración con las Juntas de Compensación, podrán alcanzarse propuestas de solución viables y sostenibles para estos ámbitos tan directamente afectados por la actual coyuntura de crisis.

Otra de las novedades desde el punto de vista ambiental, es la propuesta de creación de una "red de ejes o bulevares" que darían continuidad a los espacios verdes de la ciudad, cumpliendo la función de estructura urbana y de sistema de paseos con gran calidad paisajística, con una movilidad equilibrada, priorizando al peatón y al transporte público, y con un papel de carácter vertebrador entre el centro y la periferia de la ciudad.

Propuestas para la cohesión social

Para conseguir el objetivo de promover una ciudad más cohesionada social y territorialmente el Preavance propone, por ejemplo, la potenciación de "áreas de centralidad" en la periferia. Esta propuesta incide en el objetivo de potenciar la cohesión social en la medida que la creación de un espacio de referencia de centralidad refuerza el tejido social, dado que favorece las relaciones sociales y el sentido de pertenencia. Esto se concreta a través de la mezcla de usos y la concentración de actividad económica y dotaciones en espacios con buena accesibilidad de transporte público y peatonal en los diferentes distritos de la ciudad. Significa, en resumen, crear "centros de barrio" para equilibrar la relación centro-periferia y mejorar, de esta manera, la movilidad y la vertebración territorial.

También se plantea la posibilidad de integrar en una misma parcela varios equipamientos diferentes, con el fin de racionalizar el uso del suelo y favorecer la integración social y la identidad. Además, en el Preavance también se identifican determinados ámbitos en los que se plantea la posibilidad de revisar sus condiciones urbanísticas, ya sea para articular y unir partes segregadas, para completar vacíos urbanos o para generar polos de centralidad. Un ejemplo es la plataforma de contenedores de Abroñigal, que por su posición estratégica junto a la estación de Atocha, a la M-30 y a los nuevos desarrollos de Méndez Álvaro, podría convertirse en un área de oportunidad para actividades económicas avanzadas al sur de la ciudad, previo consenso con el Ministerio de Fomento (ADIF).

Propuestas para una mejor calidad de vida

Mejorar la calidad de vida pasa por conseguir un equilibrio entre competitividad y sostenibilidad. En este sentido, el Preavance apuesta por una ciudad para habitar y para vivir, de oportunidades para todos en el uso de la ciudad, y pensada y diseñada para sus principales usuarios: las personas. Para ello, propone establecer una Guía con recomendaciones y criterios, a integrar en los instrumentos de planeamiento y en los proyectos de urbanización, orientados a promover una ciudad más amable, más humana, más accesible y sin barreras.

En esta estrategia de propiciar mayores niveles de calidad de vida, el documento propone también poner en valor y adecuar a las necesidades contemporáneas el patrimonio edificado de la ciudad como factor de identidad, de memoria histórica y de atractivo turístico. Para alcanzar este objetivo, propone simplificar y clarificar, tanto el régimen de obras como el régimen de implantación de usos en los edificios catalogados. Con el acento en la restauración y en la rehabilitación, se clarificarán y se harán explícitos los valores a proteger en cada edificio, de tal manera que quien se enfrente a la intervención en el patrimonio protegido pueda conocer previamente las obras permitidas, las prohibidas y las compatibles, propiciando además soluciones técnicas accesibles que no desalienten la restauración por su elevado coste y, por lo tanto, favorezcan la conservación sostenible del patrimonio edificatorio.

Sistema de Evaluación Permanente

Otra de las importantes novedades a destacar del futuro Plan es que, por primera vez, se prevé en el planeamiento urbanístico de Madrid, la incorporación de un Sistema de Evaluación Permanente del Plan, de modo que, tras una evaluación anual del mismo, se pueda corregir, adaptar y reorientar, una vez confirmada su falta de operatividad.

Este "Sistema de Evaluación Permanente" completa esa idea general de flexibilidad que informa la filosofía del nuevo Plan, pues permitirá reaccionar, con reflejos y con rapidez, ante las disfunciones que en su desarrollo puedan surgir como consecuencia de la coyuntura de cada momento.

Una ciudad urbanísticamente SMART

El acuerdo aprobado hoy ha sido suscrito, por primera vez, mediante firma electrónica. Un avance tecnológico cargado de simbolismo pues el futuro Plan General se gestionará sobre un "Sistema de Información Geográfica" y se tramitará como "Expediente Electrónico", lo que permitirá mayor transparencia en la gestión del Plan y facilitar información en tiempo real a los interesados sobre el estado de sus expedientes, o almacenar y centralizar informáticamente, en un único sistema operativo, cuanta documentación o información esté asociada a cualquier expediente de Plan.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic