inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 16 de enero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
17/06/2010 - Ngs/Ep Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Foto: Ep/ Policía Nacional
Atracaban bancos con pistolas eléctricas y maniatando empleados
Se cubrían con medias y pasamontañas

 

Agentes de Policía Nacional han detenido a nueve individuos, entre 18 y 42 años de edad, que se dedicaban a asaltar sucursales bancarias con los rostros cubiertos con medias y pasamontañas, intimidando a empleados y clientes con armas de fuego y pistolas eléctricas.

Según informó hoy la Jefatura Superior de Policía de Madrid, cinco de los sospechosos fueron arrestados cuando se disponían a cometer un nuevo robo en una entidad de la madrileña localidad de Leganés.

La investigación comenzó durante el mes de abril tras la comisión de un atraco en una sucursal bancaria del distrito de Ciudad Lineal. Varios individuos accedieron al interior de la entidad y, tras intimidar y maniatar con bridas a empleados y clientes, se hicieron con el botín abandonando el lugar. 

Las primeras pesquisas realizadas por los investigadores permitieron la identificación de uno de los responsables del asalto, concretamente de la persona que realizaba las funciones de dirección. Centrada la investigación sobre este individuo, los agentes establecieron un dispositivo alrededor de su domicilio que confirmó que esa vivienda estaba ocupada por otros presuntos autores de los hechos.

Recientemente, ante la existencia de indicios que hicieron pensar que se dirigían a cometer un nuevo atraco, los policías procedieron a la detención de cinco individuos. En el momento del arresto portaban guantes, medias, gorras, bridas de plástico, varias armas de fuego y  pistolas eléctricas. Posteriormente se realizaron cuatro detenciones más relacionadas con los hechos investigados.

Al cierre del banco
Los investigadores imputan a los detenidos la comisión de tres robos con violencia, todos ellos con el mismo 'modus operandi'. Minutos antes del cierre, accedían al interior de la sucursal con la colaboración de una mujer del grupo que entraba en primer lugar al local y se encargaba de facilitar el acceso al resto.

Una vez dentro, intimidaban y maniataban con bridas a empleados y clientes para conseguir las claves de apertura de los dispositivos de seguridad. Tras conseguir el botín, huían rápidamente. Los arrestados planificaban meticulosamente los robos realizando estudios previos de las sucursales y de los alrededores.

Cada miembro cumplía una función en las labores de control y preparación de las vías de entrada y salida, actuaciones en el interior durante los asaltos, transporte y ocultación de las armas, medios de huída e incluso en cuanto al reparto del botín. Muchos de los arrestados carecían de antecedentes policiales, lo que ha dificultado enormemente la investigación.

La operación ha sido desarrollada por agentes del Grupo XII de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.
 

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic