inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 24 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
22/06/2012 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Ver además...
El Ayuntamiento de Madrid planea no recoger la basura a diario para "ahorrar en servicios"
Jaime Lissavetzky: “Esta es una venta de patrimonio desordenada y a destiempo”
Aguirre ve "sensata" la reducción de la recogida de basura
Lissavetzky contra la reducción de la recogida de la basura
Los domingos y festivos no se podrá tirar la basura en Madrid
David Ortega:"Madrid da un paso atrás de 17 años en el servicio de recogida de basuras"
Baja la tasa de basuras
Ana Botella presenta el nuevo contrato integral, que unifica la recogida de los residuos sólidos urbanos. Entrará en vigor el 1 de enero de 2013.

El Gobierno de la Ciudad de Madrid, que preside la alcaldesa Ana Botella, va a integrar en un único contrato los servicios de Residuos Sólidos Urbanos. Una nueva manera de gestionar la prestación de un servicio eficiente y de calidad, que supondrá la rebaja de la tasa de basuras para los ciudadanos. “No todo va a ser pedir sacrificios a los madrileños”, ha declarado hoy Ana Botella al detallar cómo el Ayuntamiento va a optimizar mediante un contrato integral la recogida de los residuos en la capital. La gestión del mismo se realizará a través de indicadores de calidad, vinculando el pago a la obtención de resultados.

La alcaldesa ha explicado –en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno– que el Área de Medio Ambiente trabaja en la redacción de los pliegos técnicos y administrativos de ese contrato “mixto”, que entrará en vigor el 1 de enero de 2013. Los servicios que van a quedar integrados en un solo documento son los siguientes: 

  • El servicio de recogida y transporte de residuos urbanos en la zona periférica. Este contrato finaliza el 31 de diciembre de 2012.
  • Los servicios de instalación, distribución y mantenimiento de contenedores de todo Madrid (los dos contratos vigentes finalizan el 31 de diciembre de 2012).
  • Los servicios de instalación, mantenimiento y conservación de contenedores para la recogida selectiva de papel-cartón, vidrio y envases de todo Madrid (contrato que finaliza el 31 de enero de 2013). La gestión del servicio de recogida mediante puntos limpios fijos y móviles de todo Madrid (los 12 puntos limpios fijos terminan el 31 de diciembre de 2012 y los 4 restantes, el 15 de agosto de 2013. El de puntos limpios móviles concluye el 25 de agosto de 2014.
  • Y el sistema de recogida neumática de la Colonia de San Francisco Javier (Puente de Vallecas). Es una nueva prestación que entrará en vigor cuando comience a funcionar.

Seis contratos con prestaciones directamente relacionadas entre sí, que quedarán unificados en uno. La Ley de Contratos Públicos –ha pormenorizado Botella– permite fusionar prestaciones de distintos contratos en uno mixto cuando, además de vinculadas, mantengan relaciones de complementariedad, como es este caso.

Novedades del contrato integral

Ana Botella ha enumerado los elementos principales del nuevo contrato, que varían respecto a las condiciones actuales en las que se presta el servicio de recogida: 

  • Recogida de los residuos de la llamada “fracción resto” (la basura de casa) de lunes a sábados, excepto festivos.
  • Incorporación de nuevas tecnologías en la recogida de residuos como la recogida de carga lateral.
  • Optimización de los medios materiales, consistente en la implantación cada vez mayor de la caja única frente a doble caja.
  • Promoción de la utilización de sistemas inteligentes por parte de los licitadores con el fin de optimizar el servicio (por ejemplo, la incorporación de sensores en los contenedores para conocer en tiempo real su llenado, frecuencias de uso para optimizar las rutas de recogida…)
  • Inclusión del servicio de recogida neumática en la Colonia San Francisco Javier (Puente de Vallecas), así como su conservación.

Recogida en la zona central

El Ayuntamiento prevé que este contrato integral entre en vigor el 1 de enero de 2012. Pero, matizó la alcaldesa, no incorporará el actual de recogida y transporte de residuos sólidos urbanos de la zona central, ya que no finaliza su ejecución hasta noviembre de 2015.

No obstante, para evitar diferencias sustanciales en la prestación del servicio de recogida entre la zona periférica y la zona central, el Gobierno municipal modificará el contrato para que, a partir del 1 de enero de 2013 y hasta su finalización en 2015, haya prestaciones homogéneas a las del contrato integral. En concreto, la recogida de residuos de la basura de casa de lunes a sábados, excepto festivos.

Contenedor amarillo de envases

La recogida del contenedor amarillo de envases se realizará además tres veces por semana en toda la ciudad (ahora se recoge todos los días en el caso de los cubos domiciliarios y 3 días en los contenedores en la vía pública) y comenzará a aplicarse en el último trimestre de este año 2012, con el objetivo de minorar los gastos corrientes de explotación del presente ejercicio. Para ello se modificará tanto el contrato actual de la zona central como el actual de la zona periférica. Esta frecuencia de recogida se mantendrá en el contrato integral que entrará en vigor el 1 de enero de 2013.

Ahorro para los ciudadanos

A “efectos prácticos”, en palabras de la alcaldesa, el nuevo modelo de contratación integral implica que el precio de licitación del mismo reduzca su precio en torno al 8 por ciento. “Es, incluso, muy probable que el ahorro final sea mayor, alrededor del 15%, como consecuencia de la libre concurrencia y las ofertas económicas que hagan las empresas licitadoras”. El ahorro estimado para 2013, como consecuencia de la modificación del contrato de recogida de la zona central será del 4,8%, aproximadamente.

Y el ahorro global estimado es de unos 9 millones de euros, que podría ser mayor en función de la oferta adjudicataria. Ana Botella ha sido tajante: “para que no quede ninguna duda, éste no es un ahorro que se vaya a quedar el Ayuntamiento, sino que repercutirá en los ciudadanos porque supondrá la rebaja de la tasa de basuras”. Una disminución que el delegado de Medio Ambiente, Antonio de Guindos, ha cifrado, inicialmente, en torno al 5-6%, que se sumaría a la bajada del 9% de este mismo impuesto en 2010.

Gestión con indicadores de calidad

La gestión de este contrato se realizará a través de indicadores de calidad –describió Botella– vinculando el pago a la obtención de resultados, y no a la cantidad de medios puestos a disposición del Ayuntamiento. Algo que ya se aplica en el caso de la recogida de residuos, ya que el pago al concesionario es en función del coste de la tonelada recogida. Pero en el resto de prestaciones integradas en el nuevo contrato (contenedores, puntos limpios) esta forma de gestión sí es una novedad.

El incumplimiento de esta forma de gestión implicará, no sólo la posterior penalización, sino también deducciones directas en los pagos a percibir por el contratista. De esta manera, el prestador del servicio dispondrá de libertad de organización (obviamente, con los límites que se impongan en el contrato), lo que a su vez le permitirá optimizar recursos. “Y el Ayuntamiento se asegura un proceso de mejora continua que redundará en una mayor satisfacción del ciudadano”, aseveró la alcaldesa.

Garantías de un servicio de calidad

El Gobierno municipal tiene como objetivo principal en el actual mandato la optimización del modelo de prestación de servicios urbanos en Madrid, desde el punto de vista económico, funcional y operativo. “Vamos a mantener en todo momento un equilibrio entre la ineludible reducción del gasto público y la garantía de la adecuada prestación de los servicios”, confirmó Ana Botella. La alcaldesa ha subrayado que los servicios municipales “tienen un coste que se corresponde a su calidad. Una calidad que, a pesar de los ajustes, es una de las más altas de España y de Europa”.

La definición de un nuevo modelo de prestación de servicios pasa por la integración de servicios dentro de un mismo contrato y el uso de indicadores de calidad, como una forma de control y seguimiento de los trabajos, vinculando el pago a la obtención de resultados y a la incorporación de innovaciones tecnológicas en la prestación de servicios. Así es como ha enfocado el nuevo contrato integral de recogida de basuras.

Los objetivos de esta política del equipo de Gobierno de Ana Botella son cuatro: asegurar la calidad en los servicios al ciudadano; mayor eficiencia en la contratación y en el control de los servicios; ahorros por sinergias y economías de escala en la prestación de servicios, y racionalización y reducción del gasto.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic