inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 20 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
20/01/2015 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Botella otorga a Guatemala la capitalidad Iberoamericana de la Cultura 2015
La alcaldesa ha defendido la cultura como fortalecedora de los principios y valores, así como el compromiso "firme e irrenunciable" de la UCCI con la libertad de expresión y de creación

La ciudad de Guatemala “capitaliza” la cultura este año. Durante 2015 mostrará su riqueza, el trabajo desarrollado en la recuperación de su patrimonio histórico-cultural y los espacios públicos, así como el esfuerzo de las escuelas municipales de arte y el programa Cultura en tu barrio. La capital guatemalteca ha recibido hoy el diploma que la acredita como Capital Iberoamericana de la Cultura de manos de la alcaldesa de Madrid y copresidenta de la UCCI, Ana Botella. Una distinción que reconoce “el interés y el esfuerzo de los gobiernos locales por fomentar la cultura y el conocimiento en el ámbito de la comunidad iberoamericana”.

La Ciudad de Guatemala presentó su candidatura en 2011 y un año después la concesión del galardón fue ratificada por la Asamblea Plenaria de alcaldes de la UCCI. A lo largo de 2015, explicó Ana Botella, Guatemala “será escenario de eventos culturales, de carácter nacional e internacional, que reflejarán los valores de libertad, respeto, convivencia y solidaridad que todos compartimos”.
 
Con esta capitalidad cultural ­­–constató la regidora–, “la comunidad iberoamericana podrá conocer más de cerca la profunda transformación que ha experimentado la ciudad de Guatemala en los últimos años. Sus autoridades municipales han involucrado a la sociedad civil, a las organizaciones ciudadanas y a las instituciones públicas y privadas en la modificación del paisaje urbano”. De esta forma, ha añadido, contribuyen a “reforzar el sentido de pertenencia y la valoración de lo público, así como el interés de sus habitantes y visitantes por participar en la dinámica de esta ciudad como espacio de creatividad, desarrollo y convivencia”.
 
Este año se conmemoran también los 240 años del traslado de la capital de Guatemala al Valle de la Ermita, donde actualmente está ubicada y, por tanto, de su fundación, “por lo que el diploma contribuirá a darle a esta efeméride la importancia que se merece”.
 
Madrid, Guatemala y los ‘Huéspedes del presente’
 
Ana Botella detalló que Madrid se suma a esta “fiesta de la cultura en español” con el proyecto de fotografía latinoamericana contemporánea ‘Huéspedes del Presente’, actualmente expuesta en CentroCentro, que es hoy la tercera institución cultural más visitada de la capital de España, detrás del Museo del Prado y el Museo Nacional Reina Sofía.
 
El propósito de la iniciativa es –en palabras de la regidora– dar proyección a la obra de una veintena de creadores formados en escuelas iberoamericanas de fotografía artística de reciente creación, como La Fototeca (de Ciudad de Guatemala), Gimnasio de Arte (México); Madalena Workshops (Brasil) y Escuela Arcos (Chile).
 
La muestra forma parte del programa Guatephoto 2015 y llegará al Centro Cultural de España en La Antigua el próximo mes de septiembre.
 
El acto de entrega del diploma ha tenido lugar en el Teatro Nacional de Guatemala, dedicado al escritor y Nobel de Literatura, Miguel Ángel Asturias. El edificio es obra del arquitecto Efraín Recinos. El Teatro Nacional, azul y blanco como la bandera del país, “sorprende por su arquitectura innovadora y monumental”, que recuerda los símbolos y las esencias culturales e históricas de este país de volcanes y montañas y de la cultura maya, añadió Ana Botella.
 
La UCCI y su compromiso con la cultura
 
La alcaldesa expuso el papel de la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas, una organización Internacional, de carácter municipal, que agrupa a las ciudades capitales iberoamericanas y a otros grandes municipios de nuestro espacio geográfico-cultural, América Latina y el Caribe y la Península Ibérica, hasta un total de 30 metrópolis.
 
Su fundación data de 1982 por iniciativa de los regidores iberoamericanos para formalizar el intercambio de experiencias y de vivencias comunes. “Si entonces había razones para esta organización”, aseguró Botella, “actualmente se han multiplicado”, ya que hoy tienen mucha más importancia que entonces. De hecho, al siglo XXI se le denomina “el siglo de las ciudades”, al concentrarse aquí más de la mitad de la población. “Y es a las grandes urbes a las que se exige soluciones locales para problemas globales”, anotó.
 
En estos más de 32 años de existencia, la UCCI se ha mantenido fiel a los principios que la inspiraron: fomentar los vínculos, relaciones e intercambios entre las ciudades capitales iberoamericanas; impulsar su desarrollo armónico y equilibrado, y procurar la solidaridad y cooperación entre las mismas. “Y siempre sin olvidar su vocación de integración y el fortalecimiento democrático de los gobiernos locales en Iberoamérica”.
 
La UCCI realiza encuentros, jornadas y seminarios, además de participar activamente en reuniones y foros nacionales e internacionales, bajo un denominador común: la defensa y promoción del municipalismo iberoamericano y de la cultura.
 
De los 16 comités que conforman la UCCI, el de Cultura es el más activo y es el que propone la designación de capitalidad cultural. Para Ana Botella, “la cultura en español, compartida por más de 500 millones de personas que hablan nuestro idioma, es también un atractivo extraordinario para otros muchos cientos de millones de personas pertenecientes a otras culturas y otras comunidades lingüísticas. Es, por tanto, un legado de civilización, pero a la vez un activo económico clave para nuestras naciones”.
 
Ese acervo que comparte la UCCI, el de la cultura en español, “es un tesoro secular en permanente renovación. Nos evoca con fuerza nuestro pasado común, pero sobre todo nos habla de un futuro esperanzador”. Para la regidora, “en la cultura está cifrada la pasión por la libertad, el respeto al diferente, el entendimiento entre los seres humanos más allá de cualquier origen y condición. A través de la cultura se fortalecen los principios y valores en los que creemos. Por eso, nuestro compromiso con la cultura, con la libertad de expresión y de creación, debe ser firme e irrenunciable. Porque sin el poder de la cultura seríamos más débiles ante los enemigos de la libertad”.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic