inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 17 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
01/07/2011 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El ahorro neto volverá a ser positivo en 2013. Y en 2012 se recuperará el equilibrio presupuestario en términos de contabilidad nacional.
En busca del equilibrio financiero
Los planes Económico-Financiero y de Saneamiento, aprobados hoy por el Pleno, permitirán a la capital reducir su deuda en 1.351 millones de euros.

Entre las primeras medidas aprobadas por el Pleno municipal, en su sesión ordinaria de hoy, se encuentran los dos planes del Gobierno de Ruiz-Gallardón para devolver el equilibrio financiero a las arcas municipales. Se trata de los planes Económico-Financiero y de Saneamiento, cuya aplicación conjunta optimizará los recursos municipales y permitirá al Ayuntamiento reducir su deuda en 1.351 millones de euros de aquí a 2015. En 2012 se recuperará, además, el equilibrio presupuestario en términos de contabilidad nacional. A partir de 2013 el ahorro neto volverá a ser positivo. Y el plazo de pago a los proveedores disminuirá hasta normalizarse por completo en 2015.  Sendas iniciativas recogen las medidas de contención del gasto y las previsiones de evolución de los ingresos que garantizan la sostenibilidad de la Hacienda Municipal en los próximos años.

Plan Económico Financiero
La actual crisis económica ha afectado al conjunto de administraciones ya que ha generado una importante caída de ingresos. El Ayuntamiento de la capital cerró el ejercicio anterior con un déficit de 754,38 millones de euros, un 0,6% del PIB de la ciudad, que se ajusta las previsiones estatales (déficit del 0,6% del PIB nacional). Pese a ello, ha sido necesario presentar un Plan Económico Financiero, ya que el importe supera el límite establecido por la Comisión Nacional de la Administración Local.

Aunque la Ley General de Estabilidad Presupuestaria posibilita que el reequilibrio presupuestario se logre en un máximo de tres años, en el caso del Ayuntamiento de Madrid este objetivo se alcanza en el ejercicio inmediatamente posterior a su aprobación, y por tanto el único en el que tendrá efectividad. No obstante, el Plan introduce la evolución prevista de los ingresos y gastos hasta el año 2015, con la finalidad de acreditar que la estabilidad que se alcanzará en 2012 se mantendrá posteriormente, como consecuencia del efecto de las medidas adoptadas desde mediados de 2010, y de las previstas en el presente Plan.

Desde que comenzó la crisis económica, la Ciudad de Madrid ha aplicado medidas de ahorro y contención del gasto que han afectado a todos los capítulos del Presupuesto, excepto al 9 por el incremento de las amortizaciones y de la consiguiente reducción del stock de deuda del Ayuntamiento.

El Gobierno municipal ha reducido progresivamente la plantilla en lo que a gastos de Personal se refiere: desde 2009 hasta 2011 se han amortizado 1.728 puestos, generándose un ahorro presupuestario de 135 millones de euros. En el capítulo 2 sobresale el ajuste en gastos de funcionamiento de la propia Administración, que arroja un ahorro acumulado de 75,3 millones de euros, así como la revisión de todos los contratos en vigor, que han visto menguado su importe en un 15% de media. Desde 2008 quedaron aplazadas todas aquellas inversiones que no fueran imprescindibles, lo que ha supuesto un descenso del 65% del capítulo 6, es decir, más de 523 millones de euros.

Igual que el resto de ayuntamientos, el de Madrid no ha visto mejorada su financiación en los últimos años (algo que sí ha sucedido con las comunidades autónomas), y ha tenido que enfrentarse a un progresivo deterioro de sus ingresos. Esto, pese a los esfuerzos de contención del gasto, ha dado un resultado negativo. 2011 también se cerrará con necesidad de financiación en términos de contabilidad nacional, aunque igual que en 2010 el resultado se mantendrá dentro de la senda de consolidación presupuestaria trazada por el Programa de Estabilidad estatal. En 2012, gracias a la entrada en vigor de la nueva ponencia de valores catastrales y a la aplicación de las medidas de ahorro, será posible alcanzar el equilibrio presupuestario con vocación de permanencia, en un escenario en el que la mayor parte de las administraciones autonómicas y la propia Administración General del Estado continuarán cerrando sus cuentas con déficit.

Plan de Saneamiento
Las restricciones en materia de endeudamiento a las que ha tenido que enfrentarse el Ayuntamiento han sido en buena parte la causa de que 2010 se cerrara con un remanente de tesorería negativo. El saneamiento de esta situación es el objetivo de este plan. La negativa estatal a financiar dicho déficit mediante endeudamiento se traduce, de forma casi automática, en un empeoramiento del remanente de tesorería.

Las comunidades autónomas -que han recibido una inyección financiera de más de 11.000 millones en cada uno de los ejercicios desde 2009- disfrutan de un régimen jurídico flexible que les permite equilibrar su déficit con endeudamiento. En su mayor parte, dicha deuda puede tomarse en el mismo ejercicio en el que se genera el déficit. Por el contrario, los ayuntamientos sólo dispusieron en 2009 de la posibilidad de financiar dicho déficit, en condiciones mucho más restrictivas que las comunidades, a través del Real Decreto-Ley 5/2009, al que se acogió el Ayuntamiento de Madrid, aprobando entonces el correspondiente Plan de Saneamiento, cuya aplicación estaba prevista hasta 2015.

Sin embargo, la denegación de la autorización para formalizar las correspondientes operaciones de refinanciación ha alterado los flujos de caja previstos, lo que ha impedido cumplir con las previsiones. Para adecuarlo a las circunstancias reales, el Gobierno municipal ha revisado el Plan de Saneamiento garantizando dos factores esenciales: la amortización de la operación de endeudamiento prevista y el saneamiento del remanente de tesorería. La Ley de Haciendas Locales prevé que el saneamiento del remanente de tesorería pueda realizarse formalizando una operación de endeudamiento por un importe equivalente al saldo negativo del remanente de Tesorería.

Para conciliar este Plan de Saneamiento con el Económico-Financiero, el Ayuntamiento ha optado por una progresiva amortización del saldo negativo del remanente de Tesorería en lugar de hacerlo en un solo ejercicio. De ese modo no se genera déficit ni se incrementa el stock de endeudamiento.

La fórmula propuesta es flexible y solvente: sin generar un impacto negativo en las finanzas municipales se garantiza el saneamiento del remanente de Tesorería en 2015 (último año de su aplicación) en el que, además, se amortizará por completo la operación extraordinaria de endeudamiento, en los términos previstos inicialmente en el Plan de saneamiento aprobado por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid el 21 de mayo de 2009. En 2012 el ahorro neto será negativo, pero el presente Plan garantiza que en 2013 volverá a ser positivo.

Resumen
La aplicación conjunta de ambos planes garantizará la solvencia de la Hacienda municipal:

  • En 2012 se recuperará el equilibrio presupuestario en términos de contabilidad nacional.
  • Como consecuencia del superávit presupuestario a partir de 2012, el saldo negativo del remanente de Tesorería disminuirá progresivamente hasta llegar a ser positivo en 2015.
  • Paralelamente disminuirá el plazo de pago a proveedores, llegando a normalizarse por completo en 2015.
  • Las únicas operaciones de endeudamiento que se formalizarán serán las de refinanciación de los vencimientos ordinarios del ejercicio, amortizándose por completo la operación extraordinaria de endeudamiento derivada del Real Decreto Ley 5/2009.
  • A lo largo de este periodo, el endeudamiento del Ayuntamiento de Madrid experimentará un reducción de 1.351 millones de euros. Eso supone que desde 2009 el stock de deuda se reducirá en 2.041 millones de euros, mientras que el del conjunto de España, de acuerdo con las previsiones del Plan estatal de Estabilidad y crecimiento, experimentará un incremento de 15,6  puntos porcentuales sobre el PIB (desde el 53,3% en 2009 hasta e 68,9% en 2014.
  • El ratio de endeudamiento volverá a situarse por debajo del límite del 110 por ciento. 
  • El ahorro neto será positivo en 2013.
 

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic