inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 14 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
21/04/2010 - Ngs Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Foto Europa Press
Cae una banda que cobraba a prostitutas y proxenetas por "ejercer"
Los 13 detenidos exigían a proxenetas 100 euros semanales como "tasa" por cada prostituta

La Policía Nacional ha desarticulado una red que cobraba a prostitutas y proxenetas por "ejercer" en el polígono industrial Marconi de Madrid. En total, hay 13 detenidos, acusados de delitos de delitos relativos a la prostitución, asociación ilícita y corrupción de menores, pues dos de las mujeres eran menores de edad.

Formaban una red que controlaba a prostitutas mediante amenazas, coacciones e incluso agresiones físicas. También exigían a otros proxenetas el pago de 100 euros semanales por mujer para poder ocupar un lugar en las calles del polígono industrial Marconi de Madrid.

Tras las primeras pesquisas, los investigadores comprobaron que este mismo grupo había estado dedicado con anterioridad a idénticas actividades delictivas relacionadas con la prostitución. Su anterior "base de operaciones" era la Casa de Campo de Madrid, y la actual se encontraba en las calles del polígono industrial Marconi. La principal actividad de la organización consistía en recaudar dinero de mujeres que ejercieran la prostitución callejera y de otros proxenetas.

Para ello empleaban el uso de amenazas, coacciones e incluso agresiones físicas a quienes quisieran actuar "por libre" en la prostitución callejera en Madrid. Entre estas mujeres explotadas sexualmente se encontraban menores de edad y personas pertenecientes a las familias de sus propios explotadores.

Los investigadores conocieron que el grupo estaba perfectamente estructurado y tenía un único líder, D.I.H., el "Señor del Polígono". Era esta persona quien encomendaba a los integrantes de la organización las distintas funciones necesarias para la ilícita obtención de altas cantidades de dinero en efectivo.

Así, estos cometidos consistían en transportar en vehículos particulares a las 78 mujeres que explotaban sexualmente desde sus domicilios hasta el polígono industrial, controlar su actividad una vez allí y recaudar a otros proxenetas la "tasa" de 100 euros semanales por cada prostituta. Era el propio D.I.H. quien recogía personalmente la cantidad total los fines de semana y registraba lo recaudado en su libreta de bolsillo.

Los agentes efectuaron diversas vigilancias y seguimientos que permitieron identificar tanto a los distintos miembros de la organización, como los vehículos que utilizaban y los domicilios en los que residían, que solían cambiar periódicamente cada uno o dos meses con el fin de dificultar su localización. 

La investigación culminó con el registro de dos domicilios de Madrid, la detención de los 13 integrantes de la organización, incluido su máximo líder, y la liberación de dos ciudadanas rumanas menores de edad que fueron derivadas a los servicios sociales. En la operación han sido arrestados el máximo responsable, los encargados directos de vigilar a las víctimas y los cobradores.

La operación ha sido desarrollada por agentes de la UCRIF Central de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y de la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación de Madrid.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic