inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 24 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/03/2017 - Aarón Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Carmona: "Nunca entraré en el Gobierno con el apoyo del PP"
El exportavoz del PSOE en Madrid hace de altavoz de Díaz tras la candidatura de ésta a la Secretaría General del grupo.

Pregunta: El pasado domingo 26 de marzo, la presidenta de la Junta de Andulacía, Susana Díaz, hizo oficial su candidatura a la Secretaría General del PSOE. Y lo hizo con el apoyo de los que se podrían considerar como los 'pesos pesados' de la formación. Usted, como defensor de la figura de Díaz, estuvo presente en el acto ¿Qué sensaciones recibió de la ya candidata y del resto de asistentes?

Respuesta: Pude observar al partido de siempre: Mi partido, que es del secretario general Felipe González, del secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, y del secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, además de los 9.000 militantes. Hacia muchos años que no veía a tanto militantes y afiliados de base juntos. Se nos desbordó un poco el entusiasmo. Sin embargo, lo más importante fue que Susana Díaz esbozó un proyecto nacional, que ya iba siendo hora. Esbozó un proyecto de país, pero el que creo que es mi proyecto de país. Lo plasmó desde el punto territorial, económico y social.

Pregunta: En comparación con los otros dos candidatos ¿Por qué cree que Susana Díaz es la opción que mejor representa a los socialistas?

Respuesta: Una de las cosas que ha pedido Susana es que “basta ya de insultos”. Ha recibido ofensas durante los últimos meses. Espero que todos los que estuvimos allí, los otros candidatos y el resto de militantes no ofendan a nadie. Hay que decir que Susana Díaz es la candidata de la integración de los socialistas. Ha tendido y tiende la mano a todo el mundo, incluso a los candidatos transversales.

Ya lo demostró con el el PSOE de Andulacía en el tránsito de Chaves a Griñán. Discutimos entre nosotros; vino susana y unificó y tendió la mano. Ahora están todos alrededor de Susana en el PSOE andaluz. Es la candidata de los militantes. Juntar a tantos militantes en un acto sin campaña electoral es muy difícil. Aunque ella es dirigente del PSOE, ella es de base, empezó de militante. Susana encarna la izquierda de mi partido, del país y la socialdemocracia.

Saltó a la arena del terreno social, de políticas económicas innovadoras, unidad territorial, de igualdad de derechos. Habló de partido, de decir lo mismo en Alcalá de Guadaira que en Manresa en cuanto a unidad nacional, de proyecto socialdemocrata e integración de los socialistas para un fin, gobernar este país y que salga adelante.

Pregunta: En el caso de que la actual presidenta de la Junta de Andalucía alcanzase la Secretaría General ¿Qué consecuencias tendría para el PSOE en la región y en la capital?

Respuesta: Nosotros necesitamos en Madrid y en la Comunidad recuperar el proyecto socialista. Nos hemos quedado desdibujados, y somos responsables todos. No hay presencia de los socialistas suficiente en la región ni en el Ayuntamiento de la capital a pesar del enorme esfuerzo de los concejales. Debemos hacer un plan para que todo el mundo nos entienda y recuperar el pulso, en consonancia con la dirección federal.

Si dicha dirección es con Susana, tendrá sus ojos puestos en Madrid y en las grandes capitales, donde los socialistas hemos perdido muchos votos. En Madrid, a pesar del mal resultado, fue el mejor de las capitales, por ello el anterior secretario general -Pedro Sánchez- me felicitó. Obtuvimos un 9% de votos en Barcelona, un 11% en Bilbao, un 12% en Valencia y en Madrid un 15%. Los resulatdos no son buenos y debemos tomar las riendas. Tenemos los ojos puestos, la mirada y los faros largos al Gobierno de la nación y donde tengamos que tener presencia.

Pregunta: ¿Qué cambio cree que se haría en las directrices del PSOE autonómico si Susana Díaz alcanzase el cargo de secretaria general?

Respuesta: Nosotros tendremos un Congreso. Hay muchas personas que me piden presentarme a secretario general, pero no tengo en mi cabeza planes individuales, sino colectivos. Hay que elaborar un diagnóstico del PSOE de la capital y la Comunidad, un pronóstico sincero de que no tenemos posiciones políticas, de que no tenemos respuesta a los grandes retos de la región y Madrid, a pesar del esfuerzo de diputados y concejales. A partir de ahí: elaborar un proyecto político en la ciudades y capitales; que atañe a los ciudadanos y crear así los mimbres para crear grandes texto con un secretario general que los sepa transmitir.

Somos de proyectos colectivos, aunque sé que hay muchos que ambicionan ser secretario general, mi ambición es ganar Madrid.

Pregunta: El nombramiento de Susana Díaz, previsiblemente, vendría acompañado de cambios en el Ejecutivo nacional y autonómico del partido. En esta situación, si le ofreciesen ser alcalde de la capital ¿Cómo respondería?

Yo soy partidario de mantener las cosas como están. Hay que darle la oportunidad a Manuela Carmena de seguir intentando hacerlo bien, aunque es verdad que no se están haciendo bien las cosas: Madrid sigue igual de sucio, los atascos son graves, no se hace nada contra la polución... La Cultura, que son nuestros pozos de petroleo, no se está levantado.

Yo discutí con Pedro Sánchez del asunto. Nosotros nos hemos quedado como medio embarazados: ni entramos en el Gobierno ni hacemos una oposición contundente. Estamos en una situación comprometida, pero eso va a cambiar. Eso sí, si me preguntan si entraría en el Gobierno con el apoyo del PP, diré que nunca. No somos partidarios de que yo sea alcalde con los votos del PP.

Igualmente, en cuanto a lo de ser candidato para la Alcaldía: para ser regidor me lo tendría que proponer el partido y los votantes. Yo estaré donde me diga el partido. El partido me dijo que encabezara la lista, con el mejor resultado de las grandes capitales. El secretario general -Pedro Sánchez- me dijo que me fuera al banquillo, esgrimiendo mi amistad con Susana. Yo estoy en el banquillo y si la próxima secretaria general, y así confío que sea, decida que yo sea defensa izquierdo, lateral derecho o delantero centro estaré donde me diga la entrenadora.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic