inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 21 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
14/05/2010 - Guillermo Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Los jugadores del Atlético de Madrid saludan a los aficionados desde lo alto del autobús. Fuente: Europa Press.
La Ciudad de Madrid fue rojiblanca por un día
Tras catorce años sin celebrar un título, la afición colchonera se echo a la calle para recibir a los héroes de Hamburgo

Hacía mucho tiempo que no se vivía un día como el de ayer y eso se notó. El rojo y el blanco inundaron ayer las calles de Madrid para escoltar a los jugadores del Atlético de Madrid en la celebración del primer título europeo en 48 años. La apoteosis tuvo lugar en torno a las 21:00 horas cuando el autobús con los jugadores desembarcó en Neptuno, pero el día dio para mucho más.

La primera parada de la expedición, tras salir del Vicente Calderón a las 17:00 horas, fue la iglesia de la Almudena. Los jugadores ofrecieron la copa a la Virgen de la Almudena, patrona de la capital. El momento emotivo llegó cuando el obispo auxiliar de Madrid, que reconoció que era "atlético desde pequeño porque un tal Revilla le contagió la afición", tuvo un recuerdo al fallecido Jesús Gil y Gil.

Tras la visita a la catedral, la expedición visitó la  el Ayuntamiento de Madrid, en Cibeles, y la Puerta del Sol. En las dos paradas los jugadores fueron aclamados por una gran cantidad de aficionados aunque eso no fue nada con el fin de fiesta que les esperaba.

A las 20:45 los jugadores llegaron al santuario de las celebraciones atléticas: la fuente de Neptuno. El capitán del Atlético de Madrid, Antonio López, fue el encargado de coronar y ataviar al dios con una bufanda rojiblanca tras la conquista del título de la UEFA Europa League, conseguido este miércoles ante el Fulham (2-1).

El lateral izquierdo colchonero ascendió por diferentes pasarelas hasta lo más alto de la tradicional fuente madrileña y colocó la bufanda con los colores atléticos al dios que tanto tiempo les llevaba esperando. Más de 14 años sin recibir visita es mucho tiempo y eso notó en las más de 40.000 gargantas de los aficionados que no pararon de acompañar a los jugadores en sus cánticos. Lo mejor es que esto puede ser sólo el principio, el próximo miércoles el Atlético podría firmar un doblete si logra vencer al Sevilla en la final de la Copa del Rey. Neptuno ya les espera.
 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic